Info

Polémica en Estados Unidos por el traje que usó Obama






El presidente de EE.UU., Barack Obama, se presentó ante la prensa el jueves pasado tras sus vacaciones para hablar de temas tan serios como la amenaza yihadista y la crisis en Ucrania, pero la elección de su traje, un inusual modelo color beige, eclipsó su intervención.
El "tan suit" (traje color beige) de Obama acaparó la atención en un día en el que los protagonistas eran Irak, Siria, Ucrania y la inmigración.
En 2012, el mandatario había expresado en una entrevista a la revista Vanity Fair: "Me verán sólo con trajes grises y azules". "Intento reducir al mínimo las decisiones.




No quiero tomar decisiones sobre lo que tengo que comer o cómo tengo que vestir. Porque tengo otras muchas decisiones que tomar", argumentó entonces.
Sin embargo, en su primera rueda de prensa en la Casa Blanca tras unas cuestionadas vacaciones en donde se lo crítico por sus jornadas de golf en medio de una crisis internacional, Obama rompió su código de vestimenta y, en general, el que se espera de un político en Washington: traje oscuro, camisa blanca y corbata azul o roja.
Las redes sociales estallaron con comentarios en relación a la nueva vestimenta del mandatario y quedó en evidencia la importancia que se le da a su atuendo.
Hasta periodistas de los diarios más prestigiosos del país comentaron algo al respecto en cuanto lo vieron colocarse en el atril. "Obama promete derrotar a quien sea que le ha hecho ponerse ese traje", escribió en Twitter Josh Barro, corresponsal político del New York Times.
Su colega Wesley Lowery, conocido periodista político del Washington Post, no se quedó atrás y escribió en la misma red social: "¿Quién le dio a Obama ese traje viejo de ir a la iglesia sacado del armario de mi padre?".