Canales populares

Polémica por Barbie de la Difunta Correa

Esto generó malestar en la comunidad sanjuanina y desde la Fundación Vallecito, administrador del paraje de la figura mítica preparan una demanda







La intervención artística de los rosarinos Pool Paolini y Marianela Perelli sobre una Barbie para convertirla en la Difunta Correa generó malestar en la comunidad sanjuanina y desde la Fundación Vallecito, administrador del paraje de la figura mítica preparan una demanda.

"Estamos instrumentando el tema legal para mandar una carta documento intimandolo que no se haga más esa muñeca. La demanda será por daños y perjuicios. La Difunta Correa está patentada inclusive por el gobierno de la provincia', explicó Daniel Rojas, interventor de la Fundación Vallecito, en declaraciones Radio La Voz.

Rojas aclaró que no le interesa la parte económica, ni el pago de los derechos. "No voy a permitir que lo paguen porque no me interesa. Entendemos que ha sido tomado como ofensivo", expresó el interventor.

Previo a los dichos de Rojas, Marianela Perelli se refirió a la repercusión que adquirió su obra. "Nosotros ni nos imaginamos que podía pasar algo así. Sí que podía llamar la atención pero nunca que podía pasar algo así. Mucho menos nos imaginamos que podía estar patentada una figura como la Difunta Correa. Nos llamó la atención muchísimo. Lo único que pensamos es que por ahí Matel se enojaba, que es una marca internacional. Nos ha pasado de tenerle miedo a gente más grande pero nunca pensamos esto", sentenció Perelli a Diario La Provincial.
Más figuras

Junto a Paolini se realizaron otras intervenciones a la muñeca reconocida mundialmente y también representa a otras figuras relacionadas con la fe como la Virgen de Luján, la Virgen de Itatí, María Magdalena, la Virgen de la Aparecida y la Virgen del Lourdes mientras que Ken toma el papel de San Jorge y de Buda, entre otras.

"A mí me gusta mucho la Barbie y se me ocurrió que entre todas las muñecas que se han hecho, fue de todo pero menos santa. Entonces se me ocurrió un juego irónico con su imagen pero no más. Si vez obras anteriores son terribles al lado de esto", explicó Perelli.
"Privatizar la fe"

"Creo que lo que molestó fue que se pensó que se estaba haciendo en cantidad para vender pero no es así. Me pareció vergonzoso que esté patentada una figura religiosa porque es privatizar la fe", confesó la artista y subrayó que "es tan frío y calculador que me parece triste, terrible".

"Es una locura pero el arte tiene esas cosas y los que no son entendidos, son más cerrados, te pueden llegar a decir algo así como lo que pasó en San Juan", finalizó la artista. Las imágenes religiosas fueron reunidas para una muestra que el 11 de octubre llegaría a Buenos Aires.

0
0
0
0No hay comentarios