Canales populares

Por qué Chile no puede vanagloriarse de su ejército.




Hola a todos, considerando la gran cantidad de chilenos que creen falsamente que el desempeño de su ejército fue de los mejores de la América española, vengo a traerles cuatro consideraciones que demuestran lo contrario. Comenzando por la lucha independentista del cono sur.


Primera consideración:


Durante los años 1806 y 1810 sucedieron grandes hechos para el virreinato del rio de la plata, así también como para la Capitanía general de Chile y el Virreinato del Alto Perú.
Las incursiones de tropas inglesas así como la invasión de Napoleón a España, tuvieron gran repercusión en los hechos que acontecerían en Buenos Aires.

Dos años más tarde de que se formara la primera junta patria en el cabildo de la ciudad de Buenos Aires, llegaba un respetadísimo personaje de la historia latinoamericana, su nombre era José de San Martín. San Martín era un argentino nacido en la localidad de Yapeyú, Corrientes en 1778 quién desde muy temprana edad viajo hacia la península y se enlistó allí en el ejército español.




Su llegada al estuario de la plata, propició la liberación de gran parte de América del Sur, evento que es poco conocido para nuestros vecinos trasandinos. Al llegar a Buenos Aires, San Martin fue ascendido a general y se encargó de formar un regimiento que serviría como brazo armado de la revolución. Este regimiento era el de Granaderos a Caballo.
Nuevos aires soplaban para las colonias españolas en América.




Así es como San Martin organizó a su ejército libertador en el Plumerillo con motivo de garantizar la independencia de Chile y Perú, y así consolidar definitivamente la de la Nación Argentina. Una vez cruzado los andes y librándose las batallas de Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú, la independencia Chilena se convirtió en realidad.




Los chilenos decidieron nombrar a un argentino como director supremo de su república, pero éste lo rechazo. Más tarde San Martín se dirigiría hacía el norte con el fin de independizar a nuestros hermanos peruanos, cosa que finalmente lograría sin luchar demasiado.






Segunda consideración:




Durante las guerras de la independencia argentina, la primera junta de gobierno se vio obligada a luchar en varios frentes. Ellos eran los del Paraguay, la Banda Oriental y el Alto Perú.


El ejército Argentino perdió en el frente del Paraguay y en el Alto Perú, pero esto no fue de gran acontecimiento ya que más tarde en el Paraguay se formaría una junta de gobierno que cortaría relaciones con España. Mientras que en el Alto Perú, la exitosa campaña de San Martín y Güemes, permitieron que la corona se rindiera a la idea de preservar sus colonias en América.




El ángulo de la Banda Oriental fue el frente más apremiante ya que José Artigas logró sitiar por varias semanas la ciudad de Montevideo, foco importante realista, y garantizar seguridad al gobierno de Buenos Aires.






Tercera consideración:


Dentro de las tantas batallas del ejército argentino, tuvo lugar una muy importante, la guerra ante el imperio del Brasil. Cabe destacar que las Provincias Unidas del Sur no tenían soldados tan altamente entrenados como los brasileños, muchos de los cuales, eran profesionales. Aún así supimos frenar el avance portugués y consolidar la frontera.




Cuarta consideración:

Durante la guerra del pacifico, conflicto bélico que tuvo como beligerantes a Chile y Perú, Chile anexó gran parte del territorio Peruano. Acá hacemos un punto- porque siempre veo a chilenos burlarse de Malvinas-. Lo cierto es que lo que Chile anexionó con esa guerra no se compara en lo más mínimo con la porción territorial continental que Argentina supo conquistar. Chile más tarde se rendiría a la idea de anexar a la Patagonia oriental, y acató los límites territoriales de la forma más sumisa posible. Por eso, tengan en cuenta chilenos, que nosotros solo perdimos territorio no continental. Mientras ustedes no tuvieron los cojones para hacerle frente a la argentina y acataron cuanto más pudieron.




Por esto y mucho más, es que sentí necesario destacar que Chile, militarmente, nunca podría compararse con Argentina. Chile no pude independizarse sola, sino con la ayuda de un militar argentino; San Martín. Y cuando este rechazó el puesto que los chilenos habían decidido otorgarle, simplemente optaron por poner en ese lugar como descarte a Bernardo O'Higgins. Por ende, es preciso señalar que el prócer de la independencia de Chile, Bernardo O'Higgins, es simplemente un prócer por descarte. Uno de los tantos fructuosos deseos de Chile por querer lograr una identidad cultura, de la cual carece.

Muchos destacan el hecho de que el ejército chileno nunca haya sido vencido, pero lo cierto es que un ejército que no mide su fuerza ante un oponente más bravo, es muy probable que nunca pierda una batalla.

Cabe destacar la gran actuación del ejército chileno en la guerra del pacífico, pero cuando nos ponemos a pensar que el ejército peruano de la época estaba muy por debajo del profesionalismo del chileno, esto deja mucho que desear.
En cambio el ejército argentino si tiene de qué vanagloriarse. Nació con la patria en Mayo de 1810, es su lema. Y así es, pero cabe destacar que un precario modelo de este, supo repeler las invasiones inglesas en los años 1806/7 así como garantizar la independencia de gran parte del cono sur.

En sus años posteriores, fue capaz de repeler así mismo el avanza portugués en Argentina y de liberar a la Banda Oriental del dominio Brasileño. Fue capaz de conquistar toda la Patagonia oriental, sin disparar un tiro en contra de algún país vecino, ya que el país vecino entendió muy bien quienes eran los superiores aquí.

0
0
0
0No hay comentarios