Check the new version here

Popular channels

Por qué crecemos más lentamente que otras especies?




Por qué crecemos más lentamente que otras especies?







Algo que intrigó a la ciencia durante muchos años fue el hecho de que, si bien los seres humanos compartimos el 98 por ciento del genoma con los chimpancés, a éstos últimos les lleva la mitad de tiempo atravesar la infancia y la adolescencia, hecho que se repite al comparar nuestro crecimiento con el de los gibones y macacos.

Recientemente, un estudio publicado en PNAS y realizado por un equipo de antropólogos de la Universidad Northwestern, pudo dar con la evidencia necesaria para explicar por qué crecemos más lentamente que otras especies.

La mira siempre estuvo puesta en nuestro cerebro. Sucede que los científicos abocados a su estudio esgrimieron hace tiempo la hipótesis de su condición de ‘órgano hambriento de energía’, capaz incluso de quitarle la glucosa disponible al resto del cuerpo. Y esto fue precisamente lo que pudieron demostrar los expertos de Northwestern.

Para determinar la cantidad de glucosa que el cerebro consume desde el nacimiento hasta la edad adulta, los investigadores utilizaron información recaudada previamente en varios trabajos. El primero de ellos, fechado en 1987, midió la tendencia en la absorción cerebral de glucosa entre la infancia y los 30 años en 36 personas, mediante estudios por PET (tomografía por emisión de positrones de cerebro). Estos datos fueron luego combinados por los obtenidos a partir de MRI (resonancias magnéticas) hechas a 400 individuos de entre 4,5 años y la adultez, con las que se registró las diferencias en sus volúmenes cerebrales. Finalmente, se emplearon comparaciones hechas en 1978 entre los pesos corporales de más de mil personas a lo largo de su desarrollo.

De esta manera se corroboró lo que se creía: el crecimiento del cuerpo disminuye drásticamente su velocidad cuando el cerebro necesita consumir una mayor cantidad de glucosa, situación que encuentra su pico alrededor de los cuatro o cinco años. Dicho período de la niñez coincide con aquél en el que se aprende una enorme cantidad de cosas y, por lo tanto, el cerebro aumenta su consumo, representando más del 40 por ciento del gasto total de energía del organismo.

Christopher Kuzawa -autor principal del trabajo-, explicó que este proceso de consumo por parte del cerebro podría ayudar a explicar por qué es tan difícil adivinar la edad de un niño pequeño en función de su tamaño, no así si se atiende a indicadores tales como el habla y la conducta.

¿Habías pensado alguna vez en el tiempo que les lleva a los niños crecer y sus razones? ¿Qué te parece esta respuesta?


0
0
0
0
0No comments yet