Check the new version here

Popular channels

Por qué el legado de 'Almost Famous' nunca va a desaparecer?







De todos los años en la historia, ¿cuáles fueron los mejores para haber estado en una banda? Los 70, sin lugar a dudas. No viajaban en avión y no había tanto dinero como en los 80 y en los 90, pero sí había mucho alcohol, tetas enormes y naturales y muchas fiestas llenas de comida y vicios que todavía no se sabía lo terribles que son.



La película Almost Famous sucede en 1973, cuando Bowie usaba brillantina, Led Zeppelin era la banda más grande del mundo y Cameron Crowe —director y guionista de la película— tenía 15 años y llamaba a las oficinas de Rolling Stone para hacerse pasar por un adulto y obtener su primer trabajo. La película está basada en las experiencias de Crowe en la industria de la música mientras era un dulce adolescente, sentado junto a Bebe Buell, modelo, cantante y novia de superestrellas como Elvis Costello, Mick Jagger, Iggy Pop, Todd Rundgren y Steven Tyler. Sin ella no existiría Liv Tyler, o ESE video de Aerosmith, así que debemos agradecer esa coincidencia. También que haya existido para que Crowe basara el personaje de Penny Lane —interpretado a la perfección por Kate Hudson— en ella.

Sea como sea, la versión de 1973 que vemos en la película es mucho más ligera que la que conocemos en principio a través de reportes y leyendas, aunque tal vez sea porque en la película la vemos a través de los ojos de un niño santo y virginal. Por ejemplo, la única vez que se consumen drogas duras es en una fiesta suburbana, mientras el guitarrista de la banda ficticia que Crowe persigue durante el film se siente angustiado y confundido y trae este par de shorts:



Aquí no hay pescados crudos y orgías (esperamos que sepas de lo qué estamos hablando). Pero si quieres ver algo grotesco, habría que ver Gimme Shelter, Sid and Nancy o alguna de estas películas fuertes y serias de la época, llenas de sangre, mocos e incorrección política. En cambio en Almost Famous vemos una versión completamente dulce —la de un niño que se enamora dos veces, primero de la música, después de una chica— y que no logra su sueño de conseguir una portada en la Rolling Stone porque la banda que persigue no es lo suficientemente grande.

Sin embargo, la película no es sobre la música. Al menos, no es sólo sobre eso. Lo que la hace grandísima también es su increíble atención al color: los colores brillantes pero apagados, los zapatos de plataforma, la gamuza y el cabello largo y natural.

Y ya que los 70 están de regreso, o al menos no se han ido del espacio ornamental de la moda en los festivales, ¿por qué no recorremos los momentos más icónicos de la moda en Almost Famous? En verdad nos lo van agradecer.



PENNY LANE





Penny Lane no es ninguna groupie. Ella ayuda a la banda, es una mujer joven que actúa, más bien, como una musa. Su misión es vivir, caminar y respirar esa inspiración. Penny invita a William —el personaje basado en Crowe— a su mundo, dándole un consejo nada más: "Dile a las chicas que nunca se lo tomen en serio. Que nunca se lo tomen en serio. Si nunca se lo toman en serio, nunca van a salir lastimadas y si nunca salen lastimadas, siempre se van a divertir. Así nunca se van a sentir solas. Y si se sienten solas, pueden ir a la tienda de discos y visitar a sus amigos". Lamentablemente es difícil seguir nuestros propios consejos.

El estilo de Penny es relajado y "boho" (bohemio-chic, por si no están enterados), convirtiéndola en esa mujer a la que todas las chicas de Coachella quieren imitar. Free People ha hecho una compañía de ropa basados por completo en ella. Hasta en sus botas. Usa encaje abajo de sus pesados abrigos de piel, mucha mezclilla y su cabello siempre está suelto y libre. También tiene una fijación importante por los lentes de sol durante la noche.



Como siempre está de gira, usa una caja en vez de maleta para guardar sus pertenencias esenciales. En los 70 se usaba mucho esto y fue una moda que duró hasta los 80. Sería increíble que siguiera.



¿Ven? Shorts de mezclilla.



Y este numerito, que es precioso, usando una bonita camiseta de granjera, una rosa en la mano, completamente descalza. Todos nos enamoramos de ella.



Es un caos, pero es un caos muy frágil, el tipo de mujer que, cuando se entera de que su amor la vendió por 50 dólares y una caja de cerveza, se limpia las lágrimas y pregunta: "¿Qué tipo de cerveza?"







O sea, sí. Hace que la banda llegue tarde a todos lados, llora, toma alcohol como degenerada, tiene que ir a la sala de emergencias por sus irresponsabilidades y no sabe qué hacer con su vida, pero, ¿a quién le importa? Miren lo bien que se ve, lo maravillosa, dulce y encantadora.

Botas y vestido.





Lo mejor de Penny es lo bien que hace ver a todos los que están alrededor suyo. Ella cuida a William. Le da lentes muy grandes y consejos sobre cómo llevarse con las bandas más grandes del planeta. Mientras mea y usa ese sombrero.



Ah, y es la que empieza a cantar "Tiny Dancer" cuando todo mundo está realmente encabronado con todo el mundo.



Te amo, Penny.




RUSSELL HAMMOND AND JEFF BEBE

Iba a escribir de estos dos por separado, pero ¿quién los puede separar? Logran ser el dúo musical perfecto: son Lennon y McCartney, Plant y Page, Jagger y Richards. Bebe, como todo cantante principal, es escandaloso, carismático y le urge, bueno, le fascina ser el centro de atención. Está eternamente celoso del hecho de que nunca va a ser misterioso ni interesante, y tampoco talentoso quizá, como Russell Hammond. A Bebe le importan las cosas demasiado y se enfurece cuando las cosas no salen bien o cuando la gente piensa que es más tonto que el guitarrista principal de Stillwater.

Pero el peor de los defectos de Bebe es su fascinación con hablar de sí mismo y su status como estrella de rock: "El estilo de vida del rock and roll es una forma de pensar. Y no es sobre el dinero y la popularidad, aunque algo de dinero sería buenísimo. Hay una voz que dice: 'Aquí estoy y que se jodan todos los que no me entienden'. Una de esas personas va a salvar al mundo y eso significa que el rock puede salvar al mundo. Todos nosotros, juntos. Las chicas son fantásticas. Pero lo que más importa es ese momento. Ese momento en el que la gente entiende tu música". Una equivocación de novato, Jeff, porque todo mundo sabe que el integrante favorito es el que no habla, en este caso Hammond.

O sea, Bebe trae una camiseta con su propia cara impresa en ella.



Mientras tanto, Hammond trae una chamarra increíble de seda.

Es una estrella reclusiva. También quiere ser aceptado, pero bajo sus propios términos, que básicamente es ser reconocido como un músico genuino y de calidad. Confía en muy pocas personas y casi no habla con nadie. Es guapo y callado, pero cuando habla deja ver su gran inteligencia. Siempre te hace sentir bien, muy bien. No todo es perfecto, también es un poco arrogante, un poco idiota. Carajo, él es el que vende a Penny Lane. Y eso que está casado.

La música de Stillwater es esa clásica de palomazos en los 70, llenas de solos de guitarra y letras repletas de referencias a la espiritualidad y animales grandes. Vocales nasales, sudor, luces calientes desde el escenario. Usan camisetas de sus influencias y amigos —como Lynyrd Skynyrd o Yes— y grandes pantalones de mezclilla. No es ropa para el frío ni para el calor.



¿Y a quién le importa que traigas un cinturón de ese tamaño si está lleno de estoperoles?







Ah, y las camisas. Los hombres usan camisan maravillosas. Llenas de colores, orlanes, dobleces y patrones.







Miren, la prueba feaciente de que Russell y Penny iban a terminar juntos.



Prince, ¿estás ahí?







POLEXIA APHRODISIA, SAPPHIRE Y ESTRELLA STARR

No creo que esos hayan sido sus nombres reales. Estas tres muchachas son otras "ayudantes" de bandas, "mujeres independientes" por sí mismas. Estrella puede leer auras, Polexia puede ayudar con cualquier complicación romántica y Sapphire, en cambio, puede correr en contra de una pared de ladrillos y es la del mejor estilo. Son las que desvirgan a William, también un robo del que él estuvo bastante contento. Eso sucede en una escena bastante bonita, en donde sus pantalones salen volando en cámara lenta mientras suena una guitarra acústica.





Pero hay que hablar de la ropa de Sapphire. Era todo crotchet, lencería, pieles de colores, plumas y sombreros vaqueros. Era como la Keith Richards de las "ayudantes".







Polexia y Estrella son más del estilo de Penny Lane. Son como las Daisy Lowe y Florence Welch de su época. ¿Ven? La influencia de los 70 nunca se ha ido.







Les gustaban los kimonos, los vestiditos y todo lo que pudieran usar en el exterior.



Algunas de las mujeres que acompañaron a estos grupos inspiraron muchas, muchas canciones. Buell, dicen, inspiró "Armed Forces" de Elvis Costello y Chester French escribió una canción sobre ella. Después de ver esta película muchísimas veces no puedo más que pensar que "Feel Flows" de los Beach Boys es sobre ellas.




WILLIAM MILLER

William nunca va a ser un ícono de la moda. Aunque tal vez inventó el normcore, entonces seguro estamos mal. Su vida es normal. Es un periodista. No trata de impresionar a nadie. Y es por esa humildad que ha logrado impresionar y enternecer a todos. Además, el hecho de que use ropa tan simple subraya que lo que importa de William es su cerebro y su corazón, no su exterior.

PORQUE LA BELLEZA INTERIOR EXISTE.

Además, usa la ropa más cómoda de toda la película.

En Almost Famous, además, salen todos estos actores que ahora son superestrellas de la televisión:

ZOOEY DESCHANEL





RAINN WILSON



JIMMY FALLON



ERIC STONESTREET






"Tomamos todo tipo de pastillas que nos dieron muchas emociones, pero la emoción que nunca conocimos fue la que te da cuando ves tu foto en la portada de la Rolling Stone".








0No comments yet