Check the new version here

Popular channels

Por qué el tránsito nos pone violentos?

Cada vez son más frecuentes los episodios de agresión como consecuencia de un incidente vial. La falta de educación y las deficiencias en el transporte y en la red vial son las causas, aseguran los expertos del volante.

Estrés. Peatones, pasajeros y conductores suelen descargar el estrés que portan ante el mínimo conflicto. Todos coinciden en que se trata de un problema estructural

Martes 17 de marzo. Un automovilista golpea a un chofer de colectivo y se da a la fuga. El hecho se desencadenó luego de que el transportista pasara por un charco y salpicara al vehículo particular. Tras una persecución, el automovilista se sube al colectivo y golpea al chofer en la cara.

Las calles están alteradas. Cualquier chispazo puede terminar en una agresión. Cada vez es más común retratar hechos de violencia sucedidos por inconvenientes en el transporte o el tránsito. ¿Por qué conducir o ser pasajero de colectivo nos pone tan violentos?

La coincidencia es unánime. Hay razones estructurales: una mala infraestructura vial, un exceso de vehículos en las calles y deficiencias en el sistema de transporte público. Una causa cultural: los argentinos no somos tolerantes ni educados. Y razones personales: la gente se sube a los autos cargada de problemas personales.

Lunes 16 de marzo. Tras haber cometido una infracción, una mujer ataca a patadas a una inspectora de tránsito que le estaba labrando un acta. La presunta infractora se bajó del auto para pegarle trompadas y patadas a la empleada municipal.

Vivir en una jungla vial
Un conductor puede llegar a correr a más de 100 kilómetros por hora. Eso ya genera tensión y una sensación de aumento de capacidad y destreza. A ello hay que sumarle valores culturales o sociales típicos de la película Rápido y furioso , en donde se conjugan pseudodestreza conductiva y la sensación de peligro y adrenalina.

Muchos conductores se vuelven más violentos por estos motivos personales pero también impera la idea de que vivimos en una jungla vial que se materializa en frases como “acá paso yo y el otro que se joda”; “ese va a aprender a no meterse conmigo”; “si me toca el auto, lo mato” y otra suerte de improperios que no hacen más que alimentar el clima de tensión social que se registra en las calles.

El conducir irresponsablemente vuelve violentas a las personas. Sean estas respetuosas de las normas o no. Pero, ¿a qué se debe esto? La respuesta es sencilla: hay una crisis de valores.

Actualmente, la sociedad entiende al proceso de obtener una licencia de conducir como un trámite burocrático, algo que fue inventado por los políticos para complicarles la vida a los conductores. Ese pensamiento es una irresponsabilidad ciudadana.



Y unos videitos de otros lados pero la imprudencia es la misma



link: https://www.youtube.com/watch?v=y24aJIG8Giw





link: https://www.youtube.com/watch?v=R5w3Bw4EZto&index=390&list=WL




link: https://www.youtube.com/watch?v=ZBQhW2OjKwk&list=WL&index=163http://www.diaadia.com.ar/policiales/villa-nueva-un-conductor-en-estado-de-coma-tras-ser-agredido-por-otro
0
0
0
0No comments yet