Popular channels

¿Por qué es bueno denunciar?

Siempre que la gente me pide asesoramiento sobre casos de malos tratos o actos de crueldad hacia los animales, doy la misma respuesta, y es precisamente que deben ser denunciados ante la autoridad competente.



Muchas veces, ante mi respuesta, la gente me dice que prefiere no hacer la denuncia, porque por diversos motivos tiene miedo, ya sea porque el maltratador es vecino, porque teme por su familia, por sus mascotas, etc. O directamente, le piden a otra persona que denuncie en su lugar, decisión muy equivocada y hace que las denuncias no prosperen.

La única forma de intervenir legalmente es haciendo la denuncia, no hay otra manera de hacer valer la Ley 14.346. Esta ley no se hace cumplir enviando cientos de mails informando sobre el maltrato, o haciendo escarches, o llamando por teléfono al maltratador para insultarlo. Todas estas actitudes equivocadas, hacen, o que el animal, en caso de ser el maltratador su propietario, desaparezca, o bien, que el maltratador cambie de modus operandi o lo haga en otra zona, o de manera más escondida. Si se decide a llamarlo para insultarlo o amenazarlo, no solo le abren la puerta al maltratador para que cambie su número telefónico, sino para que él mismo termine siendo víctima y haga la denuncia por amenazas.



Volviendo al ejemplo anterior, y que da origen a este artículo, existen casos, no muy aislados, en los cuales se hace público que en determinado barrio o localidad, una persona está matando a los animales del barrio con un arma de fuego, y dejando mal heridos a otros. Mientras circulan los mails haciendo llegar la información, en la que todos además dan sus opiniones bien intencionadas pero muchas veces equivocadas, nadie hace la denuncia y más animales siguen muriendo.

Pero por que me refiero a este ejemplo en particular? Porque además de tratarse de una infracción al art. 3 inc. 7 de la Ley 14.346, se está cometiendo otro delito, siendo este último particularmente grave y de competencia federal, y es el abuso de armas de fuego.

La Ley 20.429, Ley Nacional de Armas y Explosivos, sancionada el 05/07/1973, en su artículo 1 establece “Art.1 La adquisición, uso, tenencia, portación, transmisión por cualquier título, transporte, introducción al país e importación de armas de fuego y de lanzamiento a mano o por cualquier clase de dispositivo, agresivos químicos de toda naturaleza y demás materiales que se clasifiquen como arma de guerra, pólvoras, explosivos y afines, y armas, municiones y demás materiales clasificados de uso civil, quedan sujetos en todo el territorio de la Nación a las prescripciones de la presente ley, sin más excepciones que las determinadas en el artículo 2º.”
Por su parte, la Ley 25.886, sancionada el 14 de abril de 2004, en su artículo 1 inc. 2 establece “La simple tenencia de armas de fuego de uso civil, sin la debida autorización legal, será reprimida con prisión de 6 (SEIS) meses a 2 (DOS) años y multa de MIL PESOS ($ 1.000.-) a DIEZ MIL PESOS ($ 10.000.-). Si las armas fueren de guerra, la pena será de DOS (2) a SEIS (6) años de prisión. La portación de armas de fuego de uso civil, sin la debida autorización legal, será reprimida con prisión de UN (1) año a CUATRO (4) años. Si las armas fueren de guerra, la pena será de TRES (3) años y SEIS (6) meses a OCHO (8) años y SEIS (6) meses de reclusión o prisión.”


Por esto, y para terminar, quisiera dejar claro que el miedo nunca conduce a nada, sino a la impunidad, y que todo maltrato animal debe ser denunciado como corresponde. Toda persona que tiene conocimiento de malos tratos o actos de crueldad hacia un animal debe animarse a denunciar, es la única forma de hacer que la justicia tome conciencia que los animales también están amparados por una ley que es tan importante y válida como cualquier ley complementaria del Código Penal Argentino.


0
0
0
0No comments yet