Check the new version here

Popular channels

¿Por qué vende el sensacionalismo?



¿Por qué vende

el sensacionalismo?



The Sun, diario sensacionalista inglés.

Mientras le echas un ojo al periódico o a tu revista favorita, haces zaping o repasas los blogs de tu feed .. ¿por qué unas historias nos atraen y otras no? ¿Por qué el informativo abre con la noticia de una joven que se perdió en los Picos de Europa mientras que otras cosas que verdaderamente podrían causar un impacto en nuestra vida diaria son simplemente obviadas?

Tendemos a pensar que lo que elegimos para leer o para ver, es producto de un proceso consciente de toma de decisiones, Pero un blogger del Washinton Post, Shankar Vedantam, escribió hace un tiempo acerca de una posible razón biológica producto de la evolución, que explica nuestra hambre de “historias sensacionales”.

Vedantam se basó en un estudio psicológico del año 2003 que analizaba las noticias de portada de varios periódicos comprendidos entre el siglo XVIII y el año 2001. El estudio descubrió que a pesar del lapso de tiempo transcurrido, las historias relacionadas con muertos, heridos, robos y asesinatos, dominaban los titulares de las portadas.

El autor del estudio, Hank Davis, propuso la siguiente explicación para nuestra atracción por las historias “sensacionales”:

“Desde un punto de vista evolutivo, el impacto emocional de esta clase de historias tiene sentido. Nuestros ancestros probablemente habrían visto incrementar sus probabilidades reproductivas obteniendo ciertas clases de información sobre el mundo que les rodeaba. Por ello, las historias sobre ataques de animales, parásitos mortíferos, y fuentes de agua contaminada siguen siendo temas de interés, incluso millones de años después, y a pesar de que la probabilidad de que algo así suceda en un país industrializado a día de hoy sea prácticamente nula”.

Pero existen límites en cuanto al nivel de “impacto emocional” que una audiencia puede soportar. Un estudio holandés publicado en la revista Communication Research puso a varios voluntarios a ver noticias sensacionales aparecidas en TV y descubrió que solo parecían disfrutar con aquellas que no sobrepasaban cierto límite emocional. En otras palabras, el estudio sugería que el grado de aceptación de las noticias descendía cuando poseían una carga emocional demasiado alta.

El reto para cualquier periodista que intente conseguir que una historia de el campanazo es encontrar el punto dulce, uno que despierte las emociones de la gente pero no hasta el punto de abrumar a la audiencia de forma que no deseen seguir leyendo o visualizando.





Se agradecen comentarios y aportes, compartan...
0No comments yet