Check the new version here

Popular channels

Post en regla ideologicamente eliminado.El plan Bomba.

Un moderador K atento y madrugador ha eliminado un post que cumplía con todas y cada una de las reglas del sitio porque su contenido era de Clarín y revelaba un plan maestro para desestabilizar la economía.

Lo estoy publicandode nuevo. Cuando sepa quien lo eliminó publicaré su nombre, su Nick, los títulos de sus post y sus antecedentes para que todos conozcan a algunos de los que manejan este sitio - no todos son iguales - que defiende lo indefendible y cuenta con ideólogos K como asesores, a menos que él sea uno de ellos. Censurar es escupirte para arriba. Y guardar rencor es un veneno que vos moderador tomás, creyendo que le hacés mal al otro. Pensalo...si te da...

Borren,borren, lo seguré publicando mil veces si es necesario.[
/size]



No voy a censurar comentrios pero tengan en cuenta los comentaristas que escribir desde la oscuridad del anonimato en medios públicos es de por si una actitud miserable. Esos comentarios muestran el pensamiento real despojado de la máscara de quien los escribe. Solamente lo hacen personas oscuras que necesitan ocultar su identidad cobardemente para descalificar, blasfemar, insultar o mancillar el honor de otras personas, grupos o hasta naciones. La enorme mayoría son escritos con una triste y patética sorna o con la pretendida ironía del mediocre que desde su bajeza moral deja fluir lo más bajo de su ser o simplemente libera lo más soez de su personalidad. Soy Dorban Gorgovich y el que quiera conocerme, para conversar o pegarme solo tiene que decir cuando y donde y cuando llegue nos vemos.

El plan “bomba” de Kicillof: el que gane tendrá que hacerse cargo

Panorama empresarial

La Presidenta le ordenó a su ministro de Economía no atender los desfasajes macroeconómicos y transferir los severos problemas del área al próximo presidente.





La Casa Rosada tiene una decisión política tomada: transferir el ajuste que origina su pésima política económica al próximo presidente.

Axel Kicillof tiene la instrucción de Cristina de evitar desbordes hasta fin de año y obligar a pagar los costos de los desequilibrios a Daniel Scioli, Sergio Massa o Mauricio Macri. Así, la Presidenta intenta guardar como capital político el relato económico, a pesar de fue la autora de los serios problemas que tiene la actualidad productiva.

La estrategia de Cristina se evaluó en el último encuentro de la Unión Industrial. En la UIA sostienen que la Presidenta pretende mantener el relato y usarlo después para hostigar al futuro presidente.

Héctor Mendez escuchó la historia y al final lo dijo directo : “Tuvimos con Alfonsín el Plan Primavera y ahora con Cristina tenemos el Plan Bomba”.

Ocurrió el martes en un intimó encuentro de caciques fabriles. La definición del titular de la Unión Industrial fue después de que varios empresarios denunciarán la inacción de Axel Kicillof frente a la profundización de los problemas económicos. Méndez agregó: “Esto tiene intencionalidad política. Quieren dejarle una bomba de tiempo para que le explote al próximo Presidente.”

La conversación fue en la más absoluta intimidad. Pero la cuestión se trató porque existe información secreta de que ahora la Presidenta avaló la idea de Carlos Zannini y que instrumenta Axel Kicillof: profundizar hasta fin del mandato de Cristina los desequilibrios actuales de la economía.

El “plan bomba” — así lo llamaron- del ministro consiste en lo siguiente: no resolver conflictos económicos, acumular tensiones y dejar que los problemas le estallen al Presidente que gane las elecciones en octubre. La estrategia surgió como fruto de la incapacidad de Kicillof para resolver los problemas. Pero Clarín confirmó que ahora forma parte de una decisión política bendecida por Cristina. Ignacio De Mendiguren afirmó: “Quieren meter todo debajo de la alfombra.”

El plan tiene una clara intencionalidad política: obligar al próximo presidente a realizar un desgastante ajuste económico apenas asuma su mandato. Una estrategia similar a la que utilizó Carlos Menem en la década del ’90.

Entre los hombres de negocios que participaron del encuentro reservado donde se opinó de esa manera estaban Méndez, De Mendiguren, Adrián Kauffman, Luis Betnaza, Cristiano Rattazzi, Miguel Acevedo y Luis Sáenz Peña. Para ellos, el “plan bomba” consiste en no hacer nada y que avancen los desequilibrios macroeconómicos.

Los candidatos conocen la estrategia de la Cristina. Pero mantienen un sugestivo silencio.

Los gobernadores ya están pagando el costo político: todas las economías regionales están con serios problemas.

Esa evaluación también la tiene Jaime Campos, de la Asociación Empresaria, y es compartida por figuras como Adelmo Gabbi, Jorge Brito y Carlos de la Vega.

Para los hombres de negocios la “bomba de tiempo” que arma el Gobierno incluye diez decisiones concretas y dirigidas desde la Casa Rosada:

— Profundizar el atraso del tipo de cambio y así obligar a que el futuro gobierno haga una devaluación. El atraso ya acumula un 30%. Se estima en Adeba que un dólar comercial unificado de equilibrio se ubicaría en unos $ 11 y por eso existe una perdida fuerte en la competitividad de la economía argentina.

— La devaluación en Brasil agudizó los inconvenientes cambiarios que Kicillof no quiere corregir.

— Dejar la menor cantidad de reservas en el Banco Central, para impedir salir del cepo y obligar al próximo gobierno a endeudar al Estado.

— No tocar las tarifas, para obligar a un retoque, con la nueva administración.

— No combatir la inflación y solo mitigarla a través del estancamiento económico.

— Acentuar la desaceleración económica por efecto del retraso cambiario.

— La recesión y la inflación provocarán otra licuación de salarios.

— No frenar los reclamos salariales. Daniel Funes de Rioja contó en la UIA que Zannini quiere evitar poner topes a los pedidos de los sindicatos para alentar un fin de fiesta populista. Funes dijo: “Paritarias altas y dólar planchado afectan la competitividad de las empresas. ”

- Sostener el déficit fiscal elevado en cinco puntos del PBI y seguir acumulando una deuda interna en pesos que le será difícil abonar al BCRA.

— Trasferir la resolución del conflicto de los fondos buitres y obligar al futuro gobierno a pagar un costo político para resolver el fallo de Thomas Griesa. El Gobierno manejó con mucha impericia, desde el 2010, el conflicto externo. Y el año pasado decidió no resolverlo y utilizarlo políticamente. Por este desmanejo, la Argentina complicó su situación y el fallo de ayer del Juez Griesa dificulta una futura solución. La Casa Rosada también se verá afectada: la decisión adoptada en Manhattan frena la posibilidad de colocar deuda, incluso pagando tasas caras como soñaba Kicillof. Para el ministro será otro fracaso. El nuevo fallo de Griesa desalienta al JP Morgan y al Deutsche Bank a coordinar una nueva colocación de deuda. El ministro contaba con ambos bancos internacionales para obtener 2000 millones de dólares y mantener sin sobresaltos la economía hasta que se active el “plan bomba”.

Cristina utilizará la dura medida de Griesa para volver embestir contra EE. UU. y los bancos, haciendo campaña doméstica. Por eso ayer Kicillof volvió a evaluar una medida extrema: amenazar al Citibank con revocar su licencia para operar en Argentina si cumple la sentencia de Griesa y no abona el vencimiento de los bonos.
0
0
0
1
0No comments yet