Canales populares

Qué debes hacer para sobrevivir a una multitud en pánico?

Según las estadísticas, cada año, decenas de personas fallecen a causa de un suceso ocurrido a raíz de una estampida de una gran multitud, y cientos de tantas otras resultan gravemente heridas. En condiciones extremas, es casi imposible tomar el control de una situación así. Sin embargo, podemos controlar nuestras acciones y, después de haber demostrado nuestra capacidad de autocontrol, salir de esa situación que pone en peligro nuestra vida.

1. Explora el espacio

En términos de seguridad en lugares públicos, un plan de evacuación debe verse de manera destacada. Cuando visitas lugares con mucha gente, primero debes verificar dónde están las salidas de emergencia. Examina bien el espacio, recuerda dónde se encuentran las salidas en caso de incendios y presta atención a otras alternativas para una posible evacuación, por ejemplo, las ventanas.

2. Encuentra un lugar elevado

Cuando la muchedumbre de una sala entra en pánico, la multitud se aglutina en una sola dirección y, durante la evacuación podrían derribarte. En esta situación, una caída puede convertirse en algo desastroso. Las leyendas que circulan sobre el poder letal de una multitud que te pasa por encima, no son ciencia ficción. Si ves que la gente empieza a precipitarse hacia adelante, tratando de abandonar un lugar, trata de subir a un enclave elevado.

Es muy importante no dejarse caer, por lo que debes encontrar ese sitio que pueda convertirse en una especie de isla salvadora: la barra del bar o muebles altos son idóneos en estos trágicos sucesos. Si estás en la calle, un árbol puede convertirse en tu mejor refugio.

3. Dobla los brazos

Cuando una multitud entra en pánico, puede comenzar un aglutinamiento tan grande que literalmente no habrá espacio para respirar. Y entre tantas personas tratando desesperadamente de abandonar el lugar, puedes sufrir muchas lesiones. Por eso, necesitas “crear” un pequeño espacio para protegerte alrededor del perímetro. Dobla los brazos por los codos, formando una zona de seguridad, a la que las personas de la multitud no puedan penetrar.

Lo más probable es que tengas que empujar y alejar a la gente, pero es importante entenderlo en ese momento: esto tienes que hacerlo sí o sí por tu propia seguridad.

4. Evita las puertas estrechas y los pasillos

Puertas, esquinas, grietas y pasillos estrechos son los lugares más peligrosos si una masa de gente entra en estado de shock y pánico. Contra una corriente descontrolada de multitudes, estos lugares son mortalmente peligrosos. Trata de evitar caer en este tipo de ubicaciones porque la probabilidad de ser aplastado es muy elevada. Si quedas bloqueado en una esquina o en una puerta, es poco probable que haya una persona en medio del pánico que pueda ayudarte.

5. Busca una salida que no sea obvia

Si estás al aire libre, en caso de pánico, busca salidas que no sean tan evidentes. Puede ser una valla, un palé, o bien árboles. Normalmente, solo un pequeño número de personas elige estos enclaves. Si estás en una zona interior, trata de encontrar una ventana que te sirva como salida de evacuación. En caso de que esta esté cerrada, no temas romperla, actúa con valentía. Tu vida depende de que lo hagas.

6. No pares

Si no puedes encontrar un refugio o subir a un lugar elevado, no te detengas donde estés, sigue moviéndote. Resistir a la multitud y moverse contra el flujo te resultará casi imposible, consumirá tu energía justo en ese momento en que debes mantenerte firme y en pie. Elige una dirección directa o diagonal y síguela sin mirar atrás. Busca cualquier fórmula que te ayude a salir de la masa de gente y poder mantenerte en pie.

Es importante recordar que, incluso en una situación extrema, uno no debe perder su lado más humano. Intenta por todos los medios no derribar a nadie, permite pasar a las mujeres y niños y ayuda en la medida de lo posible a quien lo necesita. Esa persona podrías ser tú.

+5
5
0
5Comentarios