Info

¿Que es el AR-SAT?



Se puso en órbita el 16 de octubre y promete proveer de servicios de Internet, telefonía celular y televisión digital.



¿Qué es AR-SAT?


AR-SAT (Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima) es una empresa estatal argentina que tiene los derechos para operar una parte de la posición orbital de 72 y 81 grados longitud oeste. Fue creada por iniciativa del expresidente Néstor Kirchner en 2006, para mantener las posiciones orbitales que la Unión Internacional de Telecomunicaciones le había concedido al país (si no se explotaban, se perderían esos derechos estrategicos). La empresa tiene una base de operaciones en la localidad bonaerense de Benavídez y depende del Ministerio de Planificación Federal.

¿Qué es un satélite geoestacionario?


Los satélites geosíncronos o geoestacionarios se ubican en la latitud del Ecuador, a una distancia de aproximadamente 35.786 kilómetros del nivel del mar. Tienen una órbita circular y se mueven de Oeste a Este a la misma velocidad que la rotación de la tierra. Por eso, vistos desde nuestro planeta, los satélites no se mueven. Eso permite que sirvan como "puente" para las telecomunicaciones.

¿Qué es el ARSAT-1?


ARSAT-1 es un satélite de comunicaciones geostacionario. Fue fabricado en San Carlos de Bariloche por las empresas estatales INVAP y ARSAT. Tiene una potencia de 3.400 watts y opera en la longitud 71,8º Oeste. Utiliza la banda Ku, uno de los rangos de frecuencias utilizados en las comunicaciones satelitales, que va de los 12 a los 18 GHz. El satélite tiene un área de cobertura sobre Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. Pesa cerca de tres toneladas y su cuerpo principal es una caja de 2 metros de ancho por 1,80 de alto por 3,95 de largo. Con sus paneles solares extendidos alcanza una envergadura de 16,42 metros. Costó unos 1.120 millones de pesos, más otros 867 millones invertidos en ingeniería de desarrollo, estaciones terrenas, software, seguros y la puesta en órbita.

¿Para qué sirve?


Como dijimos, el ARSAT-1 es un satélite de telecomunicaciones: promete servir para transmitir telefonía celular, televisión digital, internet y datos. Se apunta a cubrir zonas remotas a donde no llega el cableado. "Arsat-1 está equipado con una antena para Televisión Digital Terrestre, Internet y telefonía sobre IP, y en la misma órbita estacionaria tenemos un satélite alquilado del que irán migrando clientes" hacia la facilidad nacional, informó el presidente de Arsat, Matías Bianchi. El servicio permitiría mayor oferta de contenidos de Televisión Digital Abierta (TDA) y reducir costos para las empresas que proveen servicios.

¿Es el primer satélite? ¿Es "argentino"?


Estos dos puntos se discutieron mucho en las redes sociales. Arsat-1 no es el primer satélite argentino: En 1990 se lanzó el Lusat 1, creado por un grupo de radioaficionados; desde entonces se lanzaron una decena de dispositivos argentinos al espacio, mayormente experimentales o con fines educativos, como el Pehuensat-1. Arsat-1 es el primer satélite geoestacionario de comunicaciones, diseñado, ensamblado y testeado íntegramente en el país. Y ese es el segundo punto: 400 especialistas trabajaron en el desarrollo del satélite y la mayoría de las partes fueron fabricadas en el país. Sin embargo, la propulsión proviene de Alemania y la carga útil del satélite fue importada de Francia, de la compañía Thales Alenia Space (TAS). Pero ningún satélite se fabrica con el 100% de las partes del mismo país; descartado eso, si se considera el desarrollo y el diseño, Arsat-1 es argentino.
¿Cómo fue el lanzamiento?

un video de como fue el lanzamiento :


A las 19 del 16 de octubre de 2014, despegó el cohete Ariane 5 desde la base de Kourou, en Guayana Francesa. Tras media hora de vuelo, fue maniobrado hasta su órbita definitiva de 71,8º oeste por los técnicos de la base terrena de Arsat en Benavídez.

¿Cuándo entra en funcionamiento?


l ARSAT-1 comenzará a prestar el servicio de telecomunicaciones para el que fue diseñado para finales de diciembre o los primeros días de enero de 2015. Después de constatar que el satélite responde a las órdenes, que las piezas y componentes están en perfecto estado, comenzará la tarea de elevarlo al lugar definitivo. "Este tiempo de pruebas, demandará un mes o mes y medio", precisó el presidente de ARSAT, Matías Bianchi, al diario El Día.