Info

Qué horror: Cristina empieza a despedirse en el Congreso.

Soy un tipo de suerte: viví de cerca la preparación del gran discurso que dará mañana la señora en el Congreso . Obviamente va a improvisar, pero pidió que le acercáramos datos, cifras, ideas.

Pidió incluso que algunos de esos datos fueran ciertos.

Ella agarrará esa masa informe y le pondrá música y color. Como es su último mensaje ante la Asamblea Legislativa, quiere que sea histórico. Y lo será. Habrá anuncios, definiciones, sorpresas, y perlitas.

Hemos insertado unas 70 interrupciones por aplausos. Está previsto que se elogie 110 veces, que hable de Néstor , que se enoje, que se ría, que se eleve a si misma a los mas altos altares y condene al fuego eterno a los destituyentes, es decir a todos los que no le hacen caso y son malos.

No está previsto que haga un minuto de silencio por Nisman . No es por Nisman. Es que ella odia el silencio.

Aquí va lo esencial del discurso, que refleja bien, pienso, el momento que está viviendo.



Señor presidente de la Asamblea, señores diputados y senadores del Frente para la Victoria obvio, señores del Poder Ejecutivo, señores del Partido Judicial, argentinos y argentinas [gritos, ovación desde los]. Hoy he venido a despedirme [gritos, llantos, lágrimas]. Pero todavía no se hagan los rulos: vengo a despedirme del Congreso [suspiros, plano toma a Diana conti secándose lágrimas].



Si hay un ámbito democrático es éste. Yo, que fui elegida con el 54%, mando un proyecto a las 10 de la mañana, y allá por las 12 de la noche ya es ley. Una ley que expresa la voluntad popular. "Al pueblo lo que es del pueblo", dijo Platón. O Néstor. O Piero.O ...no se bien quien pero no importa


Hoy estamos de fiesta. El país avanza, crece, se consolida. ¡Es un momento único! Le ha tocado a esta Presidenta, a esta arquitecta egipcia, a esta abogada exitosa, comandar una verdadera transformación. Empezamos con dos pesos y hoy somos ricos. Estoy hablando del país. El otro día lo pude comprobar en Berazategui, que es el conurbano profundo, un lugar en el que no se podía vivir. Y ahora, lo vi desde el helicóptero, se ha llenado de villas. ¡Ahora sí se puede vivir ahí!

Hagamos un repaso de nuestra realidad económica. La palabra que mejor define esta época es estabilidad.

Se acordarán de la inflación, que andaba a los saltos. Ahora se ha estabilizado en 30%

Antes nos autoabastecíamos de petróleo, y ahora estabilizamos las compras de petróleo en el exterior.

Antes derrochábamos energía eléctrica y ahora, con los cortes, conseguimos estabilizar el consumo.

Antes estábamos en default, ahora también. Eso es estabilidad.

Antes la pobreza crecía y crecía. Ahora desde hace tiempo no informamos sobre los índices de pobreza, para estabilizar el ánimo de los argentinos.

¡Antes había un Indec, que era un foco desestabilizador!


Gritos y papelitos tirados desde todos lados.


Repasemos la educación. Cuando llegamos al poder no había paritarias docentes. Un horror.

Ahora hay. Tampoco hay clases, pero hay paritarias.

Repasemos la seguridad. ¿Escucharon el chiste? "La Argentina es un país seguro. Seguro que te roban." Eso es parte del boom del consumo. ¡Antes los ladrones entraban en las casas y no encontraban nada y se iban, por eso no había robos! Además, los robos son una redistribución de la riqueza por otros medios. Es una fórmula que ha funcionado en todo el mundo.


Hablemos de narcotráfico. El Papa dijo que hay riesgo de mexicanización. Pobrecito, se equivoca, pero es lógico: hace mucho que está fuera del país.

Hablemos de las Fuerzas Armadas.

Antes eran golpistas. Ahora pobres pibes les están robando misiles, pistolas y balas. Es que no les dije que era el plan Fierros para Todos.

Hablemos de lucha contra la corrupción.

Parece obvio, pero para que haya lucha tiene que haber corrupción. Yo me he puesto al frente. De la lucha. Mi hijo Máximo también. Tiene en la mira a ese juez Bonadio, que va a tener que explicar muy bien de dónde saca la plata para comprar tanta garrapiñada cuando va al cine.


Lo dije el otro día: ha surgido un nuevo partido, el Partido Judicial. El PJ. Un partido cruzado por la corrupción, obsesionado por el poder, antidemocrático, gente mala, mala. ¡Pero el Frente para la Victoria es más fuerte que el PJ y lo hará retroceder! Lo volverá un movimiento insignificante, reducido a su mínima expresión.

¿Ellos tienen jueces y fiscales? Nosotros tenemos a Gils Carbó, Rafecas, Casanello, Oyarbide...
¿Ellos tienen la UIA, AEA, la Sociedad Rural? Nosotros, a Cristóbal, Lázaro y Sucesión Néstor Kirchner.
¿Ellos juntaron 400.000 tipos en la marcha? Nosotros, 40000 bondis con 10 tipos cada uno.

¿Ellos protestan callados? Yo protesto por cadena nacional y me escuchan todos o no ven tele.


Aprovecho para desearle suerte a Aníbal como jefe de Gabinete. Y valoro el sacrificio de Capitanich, que llegó como candidato a presidente y se va como candidato a intendente. Tres meses más y lo veíamos peleando un cargo de delegado barrial.

No quiero terminar sin referirme al caso Nisman. Primero, vayan mis más sentidas condolencias. A la fiscal Fein. Su investigación ha muerto. Ella fue muy sincera: no tiene la más mínima idea de qué pasó con el fiscal. Mis condolencias también a este Congreso, porque el acuerdo con Irán que le hice ratificar pasó a mejor vida.

Y le agradezco infinitamente a Rafecas. No le habíamos pedido tanto.


Señoras y señores, éste es mi último discurso a la Asamblea. Una suerte de legado.

El balance es muy positivo. Fuimos por todo, y nos llevamos de todo.

Fuimos por todo, y en estos meses que quedan, atájense: iremos por todos los que no están con nosotros.

Fuimos por todo. Volveremos por todo.

No nos iremos del todo. Muchas gracias.