Check the new version here

Popular channels

¿Qué le pasa a Messi?

Sufre por los traspiés del Barcelona y por una ciudad donde no la pasa bien. El fisioterapeuta de la Selección lo asiste física y anímicamente
.




Las voces de alarma estallaron en España cuando el canal La Sexta dijo que Lionel Messi había mandado a llamar a Marcelo D'Andrea, el fisioterapeuta de la Selección, quien vive en la casa del goleador desde hace dos semanas. Se añadió morbo cuando el presentador de la noticia dijo a cámara que Leo tiene miedo de lesionarse. No es tan así, pero es más o menos así.Dady, como es conocido (por su parecido con Brieva) D'Andrea, efectivamente está en Barcelona desde hace 15 días atendiendo a Messi. Desde la AFA dijeron que no fue enviado por el cuerpo médico de la Selección y que viajó a pedido de Leo. No es la primera vez que sucede. Dady es el hombre de confianza del 10. Es tan firme la relación que cuando Maradona tomó la conducción de la Selección quiso cambiar a todo el staff médico, incluido Dady, quien permaneció en su puesto por pedido de Messi. Ahí se afianzó la amistad. Desde entonces, inseparables y más que un trabajo de fisioterapia, D'Andrea está haciendo de sostén anímico del capitán de la Selección.

Messi está solo. En un Barcelona que se derrumba y en una Selección que da los primeros pasos con Martino tras el sinsabor del Mundial. Hay quien dice que todavía no olvida aquella jugada de la final cuando su disparo se fue cerca del palo izquierdo de Neuer. Y que tampoco olvida la gambeta frustrada a Courtois, ante Bélgica en cuartos. Y que son ciertos los temores de una lesión como aquella de abril de 2013 en París que marcó todo lo que vino después. Mascherano es hoy el auténtico líder del vestuario del Barça. Y apoyo incondicional de Leo. Pero el equipo no funciona y el 10 siente que todos los ojos van hacia él cuando él, precisamente, no tiene un rendimiento desastroso. Los cambios tácticos de Luis Enrique lo alejaron del área y los cortocircuitos en la zona de creación, con Busquets bajo, Xavi sin ser titular, Iniesta lesionado y los cambios constantes del entrenador, lo dejan expuesto. Y solo.

¿Seguirá Messi en el Barcelona? Es la pregunta del millón. Depende de cómo evolucione el equipo, de cómo se resuelva la interna política del club y, sobre todo, su situación con Hacienda por el caso de evasión de impuestos. Ya pagó una fortuna pero aún debe volver a declarar y la exposición pública por este caso no es un beneficio.

Esta solo y espera. Espera que todo se encauce. ¿Es posible? Difícil pronóstico a la distancia pero el crecimiento irrefrenable del Real Madrid y de Cristiano Ronaldo, firme candidato a llevarse otra vez el Balón de Oro, tampoco ayudan a que Leo recupere terreno.

¿Cómo puede ser que Messi, que hizo goles de todas las maneras posibles no pueda hacer uno, solo uno, para igualar el récord de Zarra? Llegó a los 250 ante el Málaga y no pudo meter el doblete que lo llevaba a la cifra mágica, quedó seco en el Bernabeu e increíblemente en el Nou Camp, ante el Celta. En ese partido el Barça creó 19 situaciones y remató 14 veces al arco. Messi hizo 6 de esos disparos.

No está solo en la Selección pero sólo él deberá respuestas sobre su relación con Tevez cuando se reencuentren la semana próxima para los amistosos con Croacia y Portugal. Nunca se sabrá la verdad fielmente de por qué Carlitos estuvo marginado en la gestión Sabella pero quedó instalado que, como mínimo, Leo no ayudó a que Tevez estuviera en el grupo. Acaso es el precio a pagar por su liderazgo.

Son tiempos de aguas agitadas y Messi está sólo en medio del mar. No tiene más remedio que remar. y llegar a alguna orilla.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New