About Taringa!

Popular channels

¿Que pasa en medio oriente?

Tal ves a los eruditos de T! le parezca estupido este post pero no todos lo sabemos todo..

para los que no lo saben todo y quieran aclarar sus mentes sobre este lio... lean esto que este señor creo lo explica muy bien.


¿QUÉ PASA EN MEDIO ORIENTE?

Por Juan Miguel Zunzunegui



Llevamos ya varios días escuchando sobre la terrible guerra en el Oriente Medio; ataques entre Israel y Hezballáh; refugiados, muertos y heridos, misiles, destrucción y masacre. Es triste que eso ya no sea una noticia espectacular de este lado del mundo; lamentablemente estamos acostumbrados a recibir información sobre este tipo de acontecimientos en ese lado del planeta.



Pero más lamentable es que normalmente poco o nada sabemos sobre los orígenes y las causas de las constantes guerras en Medio Oriente; sólo sabemos que judíos y árabes tienen un eterno conflicto. Espero en pocas líneas poder exponer un esquema de la situación.



¿Qué es el Oriente Medio?

Le llamamos así a la zona más cercana de Asia; básicamente está formado por Egipto, Irak, Península Arábiga, Siria, Jordania, Líbano…, y la zona más conflictiva de todas que diplomáticamente llamaré Israel-Palestina.



Es una zona que tradicionalmente, desde el siglo VI d.C, es habitada mayoritariamente por raza árabe y predomina una cultura islámica. Hay sin embargo poca población cristiana y judía.



Durante siglos el Medio Oriente fue parte de grandes imperios: fue parte del Imperio Romano, luego del Imperio Bizantino, y desde 1453 hasta 1918 del Imperio Turco Otomano; bajo el dominio de éste último, judíos, cristianos y musulmanes vivían en perfecta armonía bajo el dominio del Islam.



Orígenes de los conflictos




Hasta el siglo XIX la zona de Medio Oriente pertenecía al Imperio Turco y no había más problemas que los normales en cualquier imperio; pero también desde el siglo XIX se descubrió el petróleo y el hecho de que el territorio árabe era rico en este recurso. Desde entonces, Inglaterra comenzó a entrometerse en ese territorio y a tomar control de gran parte de él.



También en el siglo XIX surgió un movimiento nacionalista judío conocido como Sionismo, que pretendía fundar un estado hebreo para protegerse de las constantes persecuciones de las que eran víctimas los judíos en Europa.



En la Primera Guerra Mundial, el Imperio Turco fue uno de los grandes enemigos de Inglaterra, y además los británicos deseaban conservar los intereses petroleros que ya habían desarrollado en la zona. Para poder ganar la guerra, la corona británica pidió apoyo a árabes y judíos: a los primeros les pidió ayuda militar contra los turcos y a los segundos apoyo económico para financiar la guerra.



El problema fue que ambos les prometió lo mismo a cambio: el territorio palestino para establecer un Estado; lo peor fue que, además de esa doble promesa, también llegó a un acuerdo secreto con Francia por medio del cual se repartían entre ellos dos el territorio de Medio Oriente. Ahí tienen el gran honor inglés.



Claro que al terminar la guerra tanto judíos como árabes quisieron su parte y ninguno recibió nada. En las siguientes décadas Inglaterra fue dando la independencia a varios países árabes pero conservó Palestina, donde la migración ilegal de judíos era cada vez mayor y solapada por la autoridad inglesa.



El punto cúspide vino cuando el ministro del exterior británico, Lord Arthur Balfour, escribió una carta a un banquero judío, Mr. Rotschild, miembro importante del movimiento sionista, garantizándole que el gobierno británico vería con buenos ojos el establecimiento de un Estado Judío en Palestina.



¿Cuál es el problema de establecer un Estado judío en Palestina? Pues que Palestina ya estaba habitada…, y ¿saben por quién? pues por palestinos; un millón de palestinos que a nadie importaron en este mundo. Personalmente estoy convencido del derecho de los judíos a establecer un Estado propio, pero considero terrible que este derecho se gane privando exactamente de lo mismo a otros.



La creación de Israel




Tras la Segunda Guerra Mundial la causa sionista retomó fuerza debido al holocausto. La muerte de seis millones de judíos en manos de los nazis convenció a la recién creada ONU de la importancia de garantizar seguridad a los judíos a través de su propio país. Bien hecho; pero para solucionar el problema judío se estableció el problema palestino.



Antes de mayo de 1948, cuando se creo el Estado, la ONU estableció una división de Palestina: parte para el Estado de Israel y parte para un futuro Estado Palestino. El problema es que los árabes se vieron intransigentes y pidieron todo o nada, y que los judíos, para 1949 ya habían conquistado varios territorios palestinos. La ONU no hizo nada más que emitir una de esas famosas declaraciones y resoluciones que nunca han servido para nada y que el Estado de Israel es experto en ignorar.



Las guerras árabe israelíes.



Israel nació en guerra, declarada por sus vecinos árabes, que tenían la idea de destruir el nuevo país el mismo día de su nacimiento. Esa Primera Guerra (1948 – 1949) la ganó Israel.



En 1956 se da la Segunda Guerra o Guerra del SINAB, cuando Egipto nacionaliza el Canal de Suez y además impide la salida de barcos israelíes al Océano Índico. En esta conflagración los judíos, aliados de Francia e Inglaterra, derrotaron a Egipto.



En 1967 se da la Tercera Guerra o Guerra de los Seis Días, en la que en seis días el ejército de Israel destruyó a sus enemigos conjuntos: Egipto, Siria y Jordania. Cabe señalar que en esta guerra Israel extendió sus dominios a zonas egipcias y sirias y tomó para sí todos los territorios que según la ONU eran palestinos; desde entonces los conserva y no tiene planes de devolverlos.



En 1971, Egipto trata de tomar por sorpresa a Israel en la festividad del Yom Kipur para recuperar los territorios perdidos. Esta Cuarta Guerra o Guerra del Yom Kipur también la ganó Israel.



Líbano



En 1982 comienzan los conflictos fuertes con Líbano; en este país se refugiaba la OLP (organización para la liberación de Palestina), e Israel, con el pretexto de la guerra preventiva y para evitar ataques de palestinos, declaró la guerra a Líbano y ocupó el sur de su territorio.



Parea obtener la paz y la salida de tropas israelíes de Líbano, el gobierno se comprometió a sacar a la OLP. Líbano cumplió, pero Israel tardó 17 años (hasta el 2000) en retirarse.



En este contexto de ocupación nace Hezballáh, o Partido de Dios, que surgió con la consigna de sacar a los judíos de Líbano. Sabedores de que esto era imposible en una confrontación directa, hicieron guerra de guerrillas.



Cuando Israel desocupa Líbano en 2000, esto debió significar el desarme de Hezballáh, pero esto no ocurrió. Al contrario, endurecieron su postura anti occidental y anti judía; en pocas palabras, declararon que no cederán hasta que dejé de existir Israel, lo cual evidentemente no sucederá y no es una postura que permita la negociación.



Hoy día la guerra de Israel no es directamente con Líbano sino con Hezballáh, que ya es además un partido político de Líbano con representación parlamentaria pero que conserva un brazo armado. Es complicado: el gobierno libanés no ataca a Israel directamente, sin embargo el ataque viene desde suelo libanés, porque desde ahí opera Hezballáh.



Es decir, Israel tiene razón al defenderse de un ataque armado proveniente de un grupo que no declaró ninguna guerra y comenzó un conflicto; pero también es cierto que el ejército judío ataca indiscriminadamente a todo el país y que en sus operaciones mueres civiles: mujeres y niños que nada tienen que ver con Hezballáh; están regresando a Líbano a la edad de piedra y eso es lo que la ONU o quien sea, debería detener.



Para ampliar información de esto y más, está el curso HISTORIA MUNDIAL CONTEMPORÁNEA en el Instituto Helénico, a partir de agosto.

---------------------------------------------------------------

0No comments yet