Check the new version here

Popular channels

Que pasa si tiras aluminio fundido a un Hormiguero

David Gatlin crea esculturas cuyas verdaderas diseñadoras son las hormigas rojas





Eso se preguntó David Gatlin hace unos años. Siempre ha estado interesado por la ciencia y la naturaleza, y la zona donde vive está plagada de colonias de hormigas rojas, por lo que pronto comenzó a preguntarse cómo serían por dentro. Antes de desvelar más, descubramos el resultado paso por paso, como lo hizo él:



«Inicialmente no pensé que fuera posible moldear las colonias de hormigas rojas, ya que los túneles son pequeños y parecen frágiles», recuerda. «No pensé que un hormiguero fuera a resistir yeso y otros materiales». Gatlin había trabajado antes con plomo fundido, pero no quiso utilizarlo en el suelo debido a su toxicidad. «El aluminio me pareció una buena elección, y es lo que usa la gente que hace moldes en su casa porque es más fácil de fundir que otros metales».
Decidido el material, se puso manos a la obra. La primera vez que lo probó, se sorprendió por la cantidad de alumnio que entraba en el agujero, por lo mucho que las hormigas habían profundizado bajo la superficie. Cuando hizo el segundo molde, la porción de suelo parecía tan diferente en estructura y forma que le animó a «probar algunos más».
Si tuviera que elegir una de las esculturas, se quedaría con la número diez, esta que parece arrancada de un arrecife de coral:
 


O con la número 72, que recuerda a un árbol de Navidad:
 


«Son las dos mayores que he hecho, y son un buen ejemplo de la diferencia de estructura y forma que he mencionado. La número 10 es redonda y consiste principalmente en túneles, sin grandes cámaras; y la 72 es más alargada y tiene muchas cámaras».
Gatlin puntualiza que no fue el primero al que se le ocurrió la idea: «Los científicos lo han hecho para sus investigaciones, siendo el Dr. Walter Tschinkel el más conocido. También encontré algunos amateurs online, y seguro que hay más». Por supuesto, unos moldes le salen más brillantes que otros o con una estructura más completa. Cada vez que empieza a limpiar la tierra que los cubre, el resultado es una auténtica sorpresa para él.
Ha tratado de estimar con antelación cómo le quedarían, pero no lo ha conseguido. «Un montículo grande definitivamente significa una colonia grande, pero a veces montículos más pequeños pueden tener colonias subterráneas sorprendentemente grandes».

Si no supiera lo que son, la gente probablemente pensaría que es algún tipo de arte moderno, solo formas al azar

Las diferencias se deben, según él, a muchos factores. «Por ejemplo, el tipo de suelo limita lo cerca que pueden estar los túneles y cámaras sin colapsar. Las hormigas usan las estructuras de túneles para mantener la colonia fresca, así que estas serán diferentes dependiendo de la época del año o de la sombra. La cantidad de larvas y las necesidades de almacenamiento de comida también causarán efecto en la distribución». También ha intentado trabajar con colonias de otras especies, pero estas eran menos complejas que las de hormigas rojas.

Por si algún lector se preocupa por las implicaciones de esta práctica para el entorno natural, conviene decir que este tipo de hormigas, de las cuales puede haber, según un estudio del autor, hasta una colonia por cada cien metros cuadrados, provocan problemas medioambientales, por lo que a menudo son exterminadas mediante otros métodos. «Creo que casi todos los comentarios negativos que recibo son de gente que no vive cerca de colonias de hormigas ni tiene que luchar contra las plagas. No he tenido ninguna objeción localmente, donde la gente entiende el problema».




Fin del post




0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New