Check the new version here

Popular channels

Que venga el Principito.

Nota; K rentados no leer, no comentar serán borrados.

Quédense todos tranquilos”, había dicho en junio el ministro Kicillof.

El, que convence a la Presidente de tantas cosas, esta vez no pudo. “Perdónenme si estoy nerviosa. Siempre me ven con más aplomo, pero estoy nerviosa con la enorme injusticia que estamos viviendo”, dijo Cristina la noche del martes, en la cadena 21 del año. Y efectivamente se la veía nerviosa.


Razones no le faltan. En guerra contra la Justicia de Estados Unidos, decidió mandar al Congreso una ley para que los bonistas de los canjes cobren en Buenos Aires y hay tantas dudas de que ellos acepten como riesgos de que éste sea para Cristina otro paso en falso.

Quien sigue empeñado en vender tranquilidad es Kicillof y con metáforas climáticas.

Dijo: la deuda externa “era una bola de nieve y ahora se convirtió en una bolita”. O sea, en algo insignificante. Si es así ¿por qué provoca tanto ruido en la economía y en la política?

Kicillof tampoco logra calmarse él mismo. Con lo que dice no suele tener problemas, es lo que hace lo que lo mete en líos. Pero ayer debía hablar como un ministro y habló como un barrabrava.

Le faltaron argumentos, le sobró prepotencia: “ Con tal de desacreditarnos, los buitres van a decir que somos negros. Lo digo cariñosamente ”. Se entiende que el cariño era para los negros y no para los buitres.

“ En el 7% que no entró al canje había buitres, parásitos y bacterias” . Los buitres son sólo el 1% de ese 7%. Pero Kicillof los metió a todos en la misma bolsa.

" Los lobbystas de los fondos buitre vinieron y se tuvieron que tomar el buque. ¿Qué vienen a hacer esos mercenarios acá?

”. En la ley, el Gobierno los invita a que vengan y entren a un nuevo canje. Dejarán de ser buitres, parásitos y bacterias.

“ Seguro que van a tratar de acelerar los pagos de la deuda. Los estamos esperando”.

De tanto malvinizar el default, le salió una frase a lo Galtieri. En realidad, los buitres ya aceleraron el cobro de la deuda. Los que ahora pueden acelerarlo son los bonistas que entraron a los canjes.

También entre tanta malvinización y retórica vacía, un grupito de activistas agredió al ex ministro Cavallo en la Universidad Católica al grito de Patria o Buitres. Patria es el kirchnerismo y Buitre cualquiera que lo critique (ver pág.10).

Pura lógica kirchnerista: justifica los escraches a otros y sigue pasándole la factura a los malditos 90. Como si no llevaran más de una década en el Gobierno, no hubieran estado en el menemismo ni tuvieran ninguna responsabilidad por el desbarajuste económico.

La derrota con los buitres es enteramente de la cosecha kirchnerista, pero con la bandera nacionalista el Gobierno busca envolver a la oposición. Es pedirle demasiado aunque por ahí lo consigue con alguno. El problema es que el default es una mochila pesada pero no es la única que Cristina carga.
0
0
0
0No comments yet