About Taringa!

Popular channels

Quien es Clotilde Acosta? (Nacha Guevara)

¿Alguien conoce a Clotilde Acosta? Carlos Marcelo Shäferstein
Informe Especial para “La Historia Paralela”

Si cualquiera de los lectores aspira a acceder a un cargo más o menos respetable en una empresa privada, debe confeccionar, al menos un abstract de su Currículum Vitae, y someterse, desde luego, a exhaustivos controles psico-técnicos. Pero, ¿alguien sabe a quién o a quienes están tratando de meter por la fuerza en el Congreso? ¿Se tiene en cuenta su capacidad legislativa o su grado de paranoia? Estudiemos una muestra de laboratorio para tratar de entender cuál es el mecanismo de las candidaturas testimoniales.

“Evita” trabajar con Nacha Guevara; dice una de las reglas máximas del teatro argentino. La trayectoria y el talento de la actriz y cantante son directamente proporcionales a su cuota de malicia, dicen quienes han trabajado con ella a lo largo de su extensa carrera, tanto en teatro como en televisión, por reiteradas discusiones y desplantes de la diva en escena, y constante maltrato.

Tiene infinidad de denuncias radicadas por sus sucesivos “colaboradores” en la Asociación Argentina de Actores, puesto que, como buena comunista, tiene una atracción irrefrenable por el dinero y no le gusta compartirlo, aunque se lo deba a otros.

La fama de “malvada” de Nacha conoce precedentes por doquier. Miles de anécdotas, la mayor parte actuales, le atribuyen una personalidad psicopática. En el viejo y emblemático “Di Tella” ocurrió el hecho que enemistó para siempre a Nacha Guevara y los enormes Les Luthiers. Aparentemente, se dice, el grupo de humoristas hacía sus shows en primera tanda y Nacha venía después, a medianoche. Eran tantos los bises que el público les pedía que la función de Guevara se atrasaba eternamente y ella enfurecía tanto que un día se cansó, rompió una botella y con la parte filosa del vidrio en el cuello de uno de los integrantes de Les Luthiers amenazó con lo peor si no terminaban a tiempo. Obviamente quedaron peleados hasta el día de hoy.

Mitos, leyendas, el teatro los ha tenido y siempre los tendrá. El problema con la querida Nacha (gigante en escena, fabulosa actriz que es lo importante), es que sigue sumando jugosas anécdotas para quienes las escuchan pero temerosas y horrendas para quienes padecen su especial temperamento. La violencia es odio y la demencia de Nacha Guevara tiene su explicación en aquella rebeldía juvenil que extraña, a pesar de haber transcurrido 50 años de su vida tratando de madurar. Ahora intentará canalizarla a través del poder, aquella secreta ambición que era su «asignatura pendiente».

El hecho es que, con esos antecedentes, se explica a la perfección la candidatura de la anciana militante a diputada montonera. Fuente: http://www.minutouno.com/1/hoy/article/88830-& Sábado 30 de Agosto de 2008.

“Estoy totalmente satisfecha con mi vida, no tengo frustraciones, tengo sueños como cualquiera, el día de hoy si me tuviera que ir hoy de este planeta me iría satisfecha. Veo a la política como un lugar interesante para abrir un nuevo camino, no es desde las frustraciones, desde lo que no me salió, desde lo que no hice bien, sino es desde un lugar de plenitud”. http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-124052-2009-04-28.html

Estos últimos días Cristina Kirchner la recibió junto a Daniel Scioli en Casa Rosada, según refieren los periódicos. "Queremos que seas como sos" -le manifestaron al unísono a «Guevara» durante el encuentro que compartieron con la presidenta- según señaló una fuente del gobierno bonaerense. http://www.ambito.com/noticia.asp?id=457408


Clotilde Acosta (69 años) adoptó su nombre artístico por Nacha Guevara por admiración al Ché. El 3 de octubre ya será septuagenaria.

Sus años transgresores

En los años sesenta, el Instituto Di Tella reinaba sobre las artes de la vanguardia. Clotilde Acosta inició su carrera con el director Roberto Villanueva con una ilusión que era casi una demanda: «Quiero cantar», le dijo. Y así se lanzó a la fama, adoptando un nombre artístico con reminiscencias revolucionarias, homenajeando a su adalid, con el cual se identificaba. A los 28 años, después de una carrera errática como actriz en teatro independiente y en pequeñas intervenciones cinematográficas, presentó en el teatro Payró un show experimental y transgresor, titulado Nacha de noche junto a su concubino Alberto Favero. Con El ejército de la nueva canción, Las damas de beneficencia, Un buen par de patadas y El tiempo no tiene nada que ver será la iracunda enarbolada de la canción de protesta argentina e integrará el grupo que cimenta las bases del espectáculo y arte argentino de los próximos treinta años (Oscar Aráiz, Norman Briski, León Ferrari, Antonio Gasalla, Edda Díaz, Edgardo Giménez, Julio Le Parc, Les Luthiers, Marta Minujín, Horacio Molina, Marikena Monti, Tato Pavlovsky, Carlos Perciavalle, Enrique Pinti, Eduardo Bergara Leumann, Clorindo Testa, Josefina Robirosa, Renata y Jorge Schussheim, etc). En 1970, el gobierno de Onganía clausuró el Instituto Di Tella y Nacha pasa al underground del café-concert, canta en la mítica La botica del ángel de Eduardo Bergara Leumann (donde imitaba y parodiaba a Libertad Lamarque y otras cantantes) y en El Gallo Cojo de Lino Patalano.
Personaje polémico en programas de opinión en televisión y figura de culto prosigue con una serie de recitales de mayor envergadura vocal y compromiso ideológico con canciones sobre poemas de Pabllo Neruda y Juan Gytisolo y de la fructífera colaboración con el escritor uruguayo Mario Benedetti musicalizados por Alberto Favero, en el álbum Canciones para mis hijos y un aguerrido espectáculo en el teatro IFT de la Federación Juvenil Comunista, con el nombre de Este año fue el que fue sobre textos propios y de Tom Lehrer, Juca Chávez, Nicolás Guillén y otros intelectuales proscriptos en los países vecinos, satirizando sin piedad sobre el acontecer nacional y mundial.
Finalmente, en 1975, junto a otros veintiséis artistas, fue amenazada de muerte por la organización Triple A. Abandonó el país con Favero y sus tres hijos, Ariel, Gastón y Juan Pablo (de Anteo del Mastro, Norman Briski y Favero respectivamente) instalándose primero en Perú, de donde fue expulsada, y luego en México.
En 1976 regresó a Argentina para realizar una versión aumentada y modernizada de Las mil y una Nachas en el flamante complejo teatral Estrellas. Más, ávida de fama y caché, recorrió el continente iberoamericano con Nacha de noche y participó en recitales con los ídolos de la trova cubana, Pablo Milanés y Silvio Rodríguez, en el Teatro Hubert Le Blanc, en La Habana (Cuba) permaneciendo en aquel admirado país nueve meses consecutivos. En 2001, presentó en el Teatro Calderón, de Madrid su ópera prima, autobiográfica, denominada «60 años no es nada».
Pero recordemos aquellas primeras canciones que la llevaron a la popularidad y la permanente rebeldía que le inculcó a la generación que poco tiempo después tomaría las armas contra su propio país:
Los boludos (¿no sería una composición premonitoria dedicada a quienes vayan a votarla?)
Nacha Guevara (Año 1966) http://vagalume.uol.com.ar/nacha-guevara/los-boludos.html


Conviene recordar que “Nacha Guerava” no se privó tampoco de un pasado revolucionario y aventurero. Junto a quien fuera uno de sus tantos maridos, en este caso Norman Briski, formó parte activa en la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) en el año 1974. Esta Organización terrorista estaba auspiciada, coordinada y amparada por los servicios de inteligencia cubanos (DGI) y aglutinaba a los más importantes grupos terroristas en América Latina.

Nacha tuvo tres maridos, y un hijo de cada uno de ellos. El primero fue el fotógrafo y periodista Anteo del Mastro, padre de Ariel (47); el segundo marido, Norman Briski, padre de Gastón (43), y el tercero fue Favero, relación que se perpetuó en Juan Pablo (38).

Aquella JCR —donde militó activamente Clotilde Acosta (a) “Nacha”— estaba plenamente integrada al MLN, Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros) de Uruguay, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) de Argentina.

Así, esta canalla que entonces adhería al ERP, festejó y vitoreó los asaltos a los Cuarteles militares, los secuestros y asesinatos de intelectuales católicos, como Jordán Bruno Genta o Carlos Sacheri, o uniformados como el asesinato del Teniente Coronel Argentino del Valle Larrabure, o de los Coronel Carpani Costa, Ibarzábal y tantos otros, secuestrados o masacrados por los terroristas.

También conformaban la Junta Coordinadora Revolucionaria, que se gestó desde 1968 con intelectuales y folcloristas como Horacio Guaraní, Jorge Cafrune o Mercedes Sosa, así como también los actores Luis Brandoni, Eduardo “Tato” Pavlovsky y Héctor Alterio, entre muchos otros. Por aquel entonces, Nacha se destacaba por sus recitales en “La Fusa”, un café bar de Punta del Este, que frecuentaban Jorge Schussheim, Carlos Perciavalle, y Susana Rinaldi. Pero después de 1983, intentando su inserción comprometida, estos roedores de la izquierda intelectual confluyeron en la Junta Coordinadora del Radicalismo.

En efecto, bajo el ala de Raúl Alfonsín (a quien los viejos de la UCR, como Ricardo Balbín despreciaban), se asentó esta mutación virósica que experimentó nuestro país bajo el liderazgo de su ministro del Interior, Enrique Nosiglia un amigo de Gorriarán Merlo, e inspirador de las “Brigadas del Café” que entrenaron en Cuba, y combatieron como “voluntarios” en Nicaragua en defensa de la revolución sandinista; …pero fueron derrotados por el Ejército Argentino y las Fuerzas de Seguridad cuando nuevamente evolucionaron, esta vez con la denominación de “Movimiento Todos por la Patria” (MTP), que terminó en el inexplicable y sangriento asalto del cuartel del Regimiento de Infantería 3 “General Belgrano”, el 23 de enero de 1989. (Datos extraídos del libro de Darío Gallo y Gonzalo Álvarez Guerrero: “El Coti”. Editorial Sudamericana).

Pero, como toda zoonosis, la Junta Coordinadora es un tóxico social que todavía no se diluyó. Se desenvuelve activamente bajo la protección del régimen actual, con la denominación de Coordinadora Multisectorial de los Trabajadores de la Cultura. Si tiene alguna duda, visite sus páginas http://lucharte.com.ar/ y http://www.cta.org.ar/NewsPub/Archives/4/week13.shtml, donde obran variadas apariciones de “Nacha” en diversas diligencias extracurriculares.

El 1º de mayo de 2004, Norman Briski, en nombre de Celia Guevara —la hermana del Che— y mancomunadamente con el historiador y escritor Osvaldo Bayer —por ejemplo—cambiaron el nombre a la Plazoleta “Coronel Ramón L. Falcón” por el del anarquista ruso que lo asesinó. “Simón Radowitzky” se llama el paseo del barrio de Floresta hoy en día. “Que el pueblo elija cómo deben llamarse sus plazas y no aceptar ese nombre que fue impuesto por una Argentina que todavía no conocía la democracia”, dijo el actor. El denostado Coronel Falcón era jefe de la Policía de la Capital en 1909. Fue el primer militar egresado del Colegio Militar de la Nación creado por Sarmiento y era un Veterano Expedicionario al Desierto bajo el comando del Teniente General Julio A. Roca. Clotilde aplaudía emocionada hasta las lágrimas por el acto de reivindicación. Después de todo Falcón era un genocida de los indígenas y Radowitzky un pobre jovencito judío expatriado por el Zar.


Conclusiones testimoniales

Durante el año 1996 la veterana militante anarquista fue preguntada, durante un reportaje que le realizara LA NACIÓN, si actuaría alguna vez en política, momento en la cual, la vieja “cazadora de utopías” se manifestó con una rotunda negativa: “No. Este sistema no da más. En realidad, ningún sistema político da para más. La utopía de ahora es tener una computadora, tener un auto.” http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=211346. En otro reportaje más reciente, la diva dogmatizó: “En el ’68 lo que queríamos era luchar de otra manera, desde otra postura, pero la esencia es la misma. Hoy lo hago desde lo artístico, pero lo básico no cambia. Es por eso que nunca, pero nunca, formé ni formaré parte de un partido político… Siempre fui independiente y lo seguiré siendo… Si algo he aprendido a lo largo de los años es que el artista no debe ser oficialista, porque pierde su esencia”.

Diario Perfil, Buenos Aires, Argentina Sábado 27 de septiembre de 2008. Año III Nº 0298: http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0298/articulo.php?art=10048&ed=0298

Vale decir que, aquella revolucionaria, que jamás fue peronista ni mucho menos, de pronto mutó en sus utopías y también en su esencia. Convengamos que el arte está de luto porque pierde a una estrella del espectáculo… Pero la República no queda mejor parada, ya que la política se torna en comedia, en un momento ciertamente peligroso para la Nación, amenazada por la tiranía.

Para incorporarla a la lista de “testimoniales”, Kirchner le pagó un palo y medio verde para aceptar la «candidatura» (ella siempre odió al Justicialismo porque durante el gobierno de Isabel Perón se tuvo que exilar) y Néstor tuvo que acatar la exigencia de que le «saque los juicios de encima». Esta vieja defraudadora dejó el idealismo hace tiempo y se volvió intrínsecamente materialista. Cuando le ofrecieron un cargo en el Fondo Nacional de las Artes aceptó asumir la función, pero al día siguiente renunció porque le informaron que la distinción era "ad honorem".

En definitiva, la incorporación formal al kirchnerismo de Clotilde, que se insertó como tercera en la lista para diputados como una invocación a María Eva Duarte de Perón (su último papel en las tablas de la comedia musical), relegará al sexto lugar a una sobrina nieta de la dilecta esposa del General Perón, Cristina Álvarez Rodríguez, según informó el diario Ámbito Financiero.

Créase o no, mucha gente va a sufragar irracionalmente a este engendro subliminal, en el convencimiento interior que está eligiendo a Eva Perón. Creo que éste era el objetivo buscado por Kirchner al sumar a esta señora impresentable a la fórmula bonaerense. Pero es otra integrante más del Caballo de Troya del resentimiento que intenta infiltrarse en el Congreso para proseguir el débil sendero inconducente que profundizará el enfrentamiento y la división de los argentinos hasta límites insospechados.

Néstor Kirchner, durante actos de campaña esta semana dijo que “…los comicios del 28 de junio son una elección entre el orden y la anarquía”. Posiblemente tenga razón, porque, descartado el orden para siempre, la Nación se desbanda hacia esta última opción.

A modo de resumen:

Clotilde Acosta nacida en Mar del Plata el 3 de octubre de 1940 mas conocida como Nacha Guevara, decidió integrar la lista de candidatos a diputados del Frente para la Victoria. Conviene recordar que la misma junto al que fuera su esposo Norman Brisky integraron la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) en el año 1974.
Para los que no recuerdan esta Organización Terrorista auspiciada, coordinada y amparada por los servicios de Inteligencia Cubanos (DGI) aglutinaba a los más importantes grupos terroristas en América Latina.
Entre otros lo integraban El Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros) de Uruguay, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) de Argentina.

Fuente:seprin.com
0No comments yet