Check the new version here

Popular channels

¿Quién es ElRubius?



Rubén Doblas tiene 24 años y más seguidores que Obama. Es el ‘youtuber’ español número uno y el autor del libro más vendido del verano
Los críos se tronchan con ElRubius, un sueño para los anunciantes. Juzga y da consejos. "Ponte estas gafas y sal a la calle diciendo que te dan superpoderes..."





Si estás leyendo esto y tienes menos de 18 años estás perdiendo el tiempo porque ya lo sabes todo. Si tienes más de 30 y no hay adolescentes en tu familia, abróchate el cinturón de la sorpresa porque te va a costar entender que este verano el libro más vendido en España es el de un chaval que propone retos del estilo: "Ponte estas gafas y sal a la calle diciendo que tienen superpoderes y que le estás viendo el pene a la gente". Este y un montón más. Después de otros superventas como el libro de Belén Esteban, la 'princesa del pueblo', pensarás que todo se puede si el que firma es alguien popular y que a ElRubius no lo conocen ni en su casa. Pues estás equivocado: tiene 7 millones de suscriptores en su canal de YouTube y tu hijo, tu sobrino, la hija del vecino alucinan en colores con él, solo que tal vez no te lo contaron porque creyeron que no lo entenderías y ¿ves? No lo entiendes.

Bienvenido al mundo de los 'Youtubers'. Si utilizas la página para ver de vez en cuando vídeos de gatos, que sepas las dimensiones del océano del que hablamos: en el mundo se ven al día tantas horas de vídeos en la red social que equivale a una hora por persona. En Estados Unidos, para la franja de 18 a 20 años, la web tiene más penetración que la televisión por cable. En ese universo que para muchos adolescentes es el comienzo y el fin del mundo, nace nuestro personaje. ElRubius es el mote de Rubén Doblas Gundersen, una de las estrellas de la web que se gana la vida con la publicidad que le pagan por anunciarse en sus piezas. Si las empresas comen de esa descomunal tarta, también hay productores que sacan tajada. Los llamados 'partners' son personas que comercian con sus vídeos y ElRubius es uno de ellos, probablemente el que más influencia tiene en España y el tercero con más peso en el mundo hispanohablante. Lo siguen 7 millones de seres humanos, 2 millones menos que a Justin Bieber, 15 veces más que a la Casa Blanca y cuatro veces más que al Real Madrid. El tipo es una estrella, una especie de semidiós digital del que se habla en foros, que tiene club de fans y del que se cotillea en todo tipo de páginas.

Deprimido, exceso de peso

La pregunta esencial es saber qué hace. Explicarlo no es una tarea fácil porque para alguien ajeno a este espectáculo estrambótico, la primera decisión sería mandar al espécimen a analizar a algún gabinete. Detrás, todo tiene un camino y el suyo viene de ser un 'gamer'. Nació en 1990 en España, hijo de una estudiante holandesa y un español. Con 3 años vio a sus padres separarse y después se embarcó en una vida de pimpón entre los dos países en la que terminó como un chaval al que no le interesaba nada, deprimido por perder amigos en repetidos viajes, con exceso de peso y plantado delante del ordenador jugando a videojuegos. Lejos de arruinarle la vida, el ‘vicio’ le permitiría ganársela. Todo esto se sabe porque lo ha contado en sus vídeos, porque la criatura no quiere hacer entrevistas con los medios. "YouTube es su mundo y no tiene en cuenta nada convencional", describe Ana Lafuente, su editora en Temas de Hoy, que publica ensayos sesudos y 'experimentos' de papel como este que intentaremos describir más adelante.

Como otros cientos, ElRubius grababa sus partidas y se enfocaba él mismo en un recuadro mientras emitía comentarios de todo tipo. Después lo montaba todo de manera casera y lo colgaba. Como tantos. Rubén se hizo ‘gamer’ con su amigo Mangelroel, el que fuera su compañero de piso hasta hace unos meses. Uno estaba en Noruega y el otro en España. "Jugábamos y hacíamos bromas que nos hacían gracia", ha relatado en pantalla. Pensaron que si ellos se reían, también se reirían los demás. Acertaron. Como los demás profesionales del juego, juzga, da consejos, trucos y despliega sus habilidades. Hace eso y muchas otras cosas. En una de sus apariciones, se pasea por una isla desierta (virtual) en busca de material para cócteles molotov y restos de cuerpos humanos para disuadir a sus enemigos y después asiste extasiado al coito entre dos galápagos. Los códigos de lectura del asunto son, como ves, para iniciados. En realidad, los vídeos tienen detrás un trabajo de autoproducción de horas y la temática es más que diversa: en uno de ellos, llama a un vidente que termina accediendo a tener sexo telefónico haciéndose pasar por una guerrera de un juego y confesando que acude al cementerio a hacer 'dogging' y fumar porros.
a imagen sigue siendo la de un tipo normal de su edad, pero se cuenta que gana un dineral. Probablemente, mucho más que tú. Los 'youtubers', que reciben una comisión por cierto número de visitas, son como cualquier usuario que sube piezas, pero cobra por que las vean. Tienen un contrato con la red que tasa la circulación en sus obras. Las cifras que ganan son bastante secretas, pero tirando por bajo pongamos que les pagan 0,75 euros por mil visitas. Y pongamos que a ElRubius le ven, en un mes bueno, 40 millones de personas (algunos vídeos suyos tienen nueve millones de visitas, tres veces más que el programa ‘El Intermedio’). Bien, pues ya habrá cobrado 30.000 euros al mes. Otra cosa es lo que este tipo de usuarios se lleven por recomendar marcas o acudir a eventos (hasta 6.000 euros), pues los agentes de marketing se los rifan. Les llaman 'influencers' (influenciadores) porque lo que dicen va a misa. Cada uno tiene su pequeña o gran iglesia de seguidores. Es decir, que si a alguien le gusta el surf, el rap, tal juego de rol o el maquillaje, tendrán su 'youtuber' de referencia.


"Gente muy creativa"

La editora Ana Lafuente, de Temas de Hoy, estaba pendiente desde hacía un tiempo de "esta nueva corriente, este nuevo lenguaje" y pronto fichó a ElRubius. "Tenía tantos seguidores que pensamos que sería una buena idea hacer un proyecto con él", admite. Y dio en la tecla: en las primeras cinco semanas de ventas, 'El libro troll' ha sido el más vendido en España entre ficción y no ficción. Ya lo han comprado 35.000 personas y han editado 65.000 más. Van por la novena edición.

El mercado al que apuntan es una masa enorme de jóvenes de entre 16 y 24 años que están "al margen" de los medios tradicionales según Lafuente, que rompe una lanza sobre su proyecto: "Los 'youtubers' son gente muy creativa. Hemos abierto una ventana a un mundo con el que no teníamos contacto. Con que uno de esos niños tome un libro...", explica. En realidad, ella misma aclara que se trata de "un juego". 'El libro troll' tiene menos textos que el 'Cuore', pero es "lo que todos los chavales están pidiendo a sus padres".

El mundo de YouTube y la videografía es vastísimo y hay todo tipo de corrientes con más o menos sentido, pero no se lo intenten buscar a 'El libro troll'. Sencillamente, hace reír a los adolescentes (y otros más talluditos) con sus retos. Una de las pruebas que se proponen es pintar una cara a un plátano y llevarlo a todos sitios durante 24 horas para después comérselo y comprobar si se tienen sentimientos hacia la fruta. Al principio del texto te advertí que no entenderías nada.






0
0
0
0No comments yet