Info

Rawabi, la nueva ciudad palestina que Israel le niega el agu

Rawabi, la nueva ciudad palestina que Israel le niega el agua



En Palestina bajo ocupación militar, nada, absolutamente nada se hace o se mueve sin el control militar israelí y la expresa autorización previa. Esto pasa desde la fabricación del pan, la emisión de un documento de identidad, la construcción de una vivienda, etc.

El nuevo proyecto inmobiliario Rawabi, no puede ser ocupada debido a que desde hace mas de un año, Israel no autoriza el suministro de Agua Potable.

Mediante evasivas y artimañas burocráticas, los palestinos simplemente no pueden disponer de sus propios recursos hídricos y deben someterse al capricho de una potencia militar extranjera.

La vida cotidiana de los palestinos está estrictamente controlada por Israel. La Autoridad Palestina no es más que un instrumento en manos de los israelíes para ejecutar órdenes, instrucciones y llevar a cabo las llamadas “coordinaciones de seguridad”, con los militares israelíes.

Hace años, se lleva a cabo un proyecto habitacional palestino denominado Rawabi. La primera etapa de la construcción se encuentra finalizada desde Mayo del año pasado, sin embargo, los propietarios de las viviendas no pueden utilizar sus inmuebles, ya que éstos no cuentan con Agua Potable. Simplemente los militares israelíes les niegan el suministro, a pesar que las aguas son palestinas, extraídas del subsuelo palestinos, tratadas y purificadas en plantas palestinas y por trabajadores palestinos, suministradas via redes palestinas… pero la autorización es israelí y esta no llega.

Israel extrae (roba) el 85% de las aguas palestinas de Cisjordania para el consumo de los colonias ilegales que se encuentran construidas sobre tierras palestinas confiscadas. Los asentamientos israelíes disponen en forma inmediata y en grandes cantidades de las aguas palestinas, sin embargo los palestinos sufren por el escases del vital elemento y los permanentes cortes del suministro.

El proyecto inmobiliario Al Rawabi, estará sin agua hasta que las autoridades militares de ocupación israelí otorgen la autorización correspondiente, y esto no tiene fecha.