Check the new version here

Popular channels

Receta para crear un Héroe.




¿Cuántas veces en el cine, te has dicho eso de “está clarísimo lo que va a pasar”? Que los avatares de los protagonistas terminen siempre con un predecible happy ending tiene una razón sencilla: los guionistas siguen el mismo patrón conocido como El Viaje del Héroe.





Cuando Joseph Campbell escribió, allá por 1949 su libro titulado ‘El héroe de las mil caras’, lejos estaba de imaginarse que, sin proponérselo, había recreado la estructura perfecta que se aplica desde entonces en casi todas las narraciones (películas, libros, cómics…) épicas y de aventuras. Pero Campbell no inventó nada, simplemente plasmó por escrito el patrón narrativo que, desde la antigüedad, viene repitiéndose en leyendas, mitologías, religiones y cuentos. Lo encontramos en La Iliada griega, la mitología nórdica, y hasta en la Biblia (aunque en este caso el final no es tan happy, según se mire…)





La estructura desarrollada por Campbell parte de la clásica triada Separación – Iniciación – Retorno, pero profundiza en ella de una manera mucho más exhaustiva, como podéis ver en este diagrama:





Ahora, pensad en cualquier película de aventuras de los últimos 30 años, y veréis que cualquiera de los personajes casa muy bien en el patrón: Frodo, Indiana, todos los super héroes de Marvel y DC (aunque cada uno con sus matices!), Luke Skywalker, Evey Hammond… El único original que se me ocurre ahora mismo es Marty McFly, será por lo de los viajes en Delorean!





Y, si bien el trabajo de Campbell es loable, y por lo tanto comprensible que se estudie en las escuelas de cine, ¡¡ya resulta un poco cansino!! ¿Para cuándo un héroe fracasado? ¿o un villano que se sale con la suya? Sí, lo sé ya hay algunas pelis y cómics que han trabajado sobre estas ideas, con bastante acierto todo sea dicho, ¡pero queremos más!


0
0
0
0No comments yet