Popular channels

Relatos de Terror... les da miedo?

¿Has sentido alguna vez que no estás solo en la habitación?, quizá también has sentido un escalofrío en tu cuerpo sin saber el porque o simplemente has escuchado tu nombre susurrado al oido y por supuesto allí no había nadie.¿Te ha ocurrido alguna vez?.

Según las creencias, un fantasma es una aparición no material o esencia de un organismo por lo general de un ser humano. Con mayor frecuencia, se atribuye el término fantasma a la aparición de un difunto, cuya aparente solidez oscila entre la mera masa brumosa y la perfecta réplica de la persona, aunque también puede referirse al de una persona aún viva. En muchas culturas se ha creído desde antaño que el alma sale del cuerpo en momentos de inconsciencia, por ejemplo durante el sueño o que el espiritu merodea junto al cuerpo del difunto.

Para que este fenómeno pueda ser observado hace falta que se den unas condiciones muy especiales. De todas formas si eres una persona que tienes la inquietud de presenciar este fenómeno, deberías estar provisto de equipo tal, como una cámara de fotos con carretes altamente sensibles,infrarrojos y visores nocturnos para poder plasmar el momento de la materializacion.

Realmente las apariciones casi siempre han sido plasmadas en fotografías y cintas de video de manera casual. Tambien tenemos que barajar la posibilidad de ser testigo de una materialización mediante sesiones de espiritismo con ayuda siempre de [email protected] medium fiable y profesional.

Son muchas las historias que cuentan encuentros inesperados con fantasmas, encuentros que cambiaron la vida de quienes las protagonizaron, quienes los han visto no han podido olvidarlo nunca.
Ahora te relatamos dos encuentros de testimonios reales, que se encontraron un dia cualquiera con lo imposible, algo que hasta ese momento para ellos eran historias de locos, ahora son historias reales, historias de fantasmas. ¿Serás tu el siguiente?...


Historia de Fantasmas 1: La novia Italiana

Julia Buccola Petta, muere por causa de un mal parto. Fué enterrada con su traje de novia. Al poco tiempo su hija ,Filomena Buccola, dice tener unos sueños extraños en los que su madre regresa, esta le dice que exumen su cuerpo de la tumba. Filomena realiza los trámites necesarios y consigue el permiso nada más y nada menos que seis años después. Julia Buccola Petta al ser exumada estaba julia incorruptaincorrupta, su cuerpo estaba intacto después de tanto tiempo.

Estatua de Julia, Cementerio de ChicagoTodo esto llama la atención, pero es mucho mas sorprendente el hecho de que numerosos testigos dicen haber visto a la novia italiana vagando por el cementerio. Además muchos aseguran haber percibido un extraño olor a rosas, cosa imposible ya que en los alrededores no hay rosas, y es más, las rosas no crecen en pleno mes de Noviembre, al menos en Chicago.

Muchas apariciones y casos de poltergeist van acompañadas de extraños olores que no corresponden a nada cercano que los pueda emitir. ¿Serian los capullos de rosa que llavaba Julia el día de su boda?.

Historia de Fantasmas 2: El fantasma de María Resurección

En el cementerio de la resurrección, uno de los más grandes y misteriosos de Norteamérica, habita el fantasma de María resurrección, el fantasma más visto del mundo.

Gerry Pallus conserva todavía aterrorizado el recuerdo de una noche de 1939. Gerry conoció en una sala de baile a “María”. Estuvieron bailando toda la noche. Al salir del local, María pidió amablemente que la llevara en su coche a casa. Durante el trayecto, no mantuvieron palabra alguna y pasados unos minutos, María le insistió a Gerry que detuviera su coche. Queria bajar. Gerry sorprendido, le dijo:

- pero, hay un cementerio al otro lado!

- Lo sé, déjame bajar por favor.

Gerry desde el coche, vio como al ir acercándose la chica a las puertas del cementerio, esta desapareció...

-Recuerdo que tenia las manos y la espalda muy frías. Era un fantasma, seguro, después de haber trabajado de bombero, y en una funeraria,sé de que hablo.

Geri Lape y Shawn Lape regresaban tranquilamente en coche hacia su hogar por la carretera del cementerio de la Resurrección. De repente, una joven vestida de blanco cruzó corriendo la carretera. Geri no tuvo tiempo de reaccionar, la joven se les vino encima, el atropello fue inminente, pero no hubo golpe ni ruido alguno... El matrimonio, vio como la joven se desvanecía a las puertas del cementerio.




Nunca retes a lo desconocido

Yo antes no creía en fantasmas ni lo sobrenatural hasta que me ocurrió esto...
Para entonces yo tenia 11 años de edad. Vivía en un pueblito en Venezuela llamado Camurí y un día de verano estaban planeando varios amigos míos ir a buscar mangos o mamones (no recuerdo con exactitud) en el río. Esto implicaba una larga caminata río arriba de varias horas, el mismo rodeado por un bosque.
Estábamos esperando a un amigo que estaba apunto de salir de su casa y en ese momento llega mi hermanita para decirme que mamá dice que vaya a casa para almorzar. Yo obedezco y obviamente no fui con mis amigos al bosque.
Ya pasadas varias horas voy al sitio donde nos habíamos reunido para planear el pequeño viaje por si habían vuelto y los encontré todos asustados me contaron que se toparon con unos velones negros (señal de que alguien había hecho brujería allí) y se les apareció una pavita (un pájaro negro que con su característico canto advierte que alguien va a morir si siguen avanzando por ese camino) y vieron un hombre desnudo sin cabeza en un árbol. Esta era una historia demasiado fantástica para poder creer en ella a pesar de las expresiones de aparente verdadero miedo. Yo incrédulo decidí ir pero a otra parte del bosque, a una cantera abandonada y llevar conmigo a unos amigos para comprobar de que esto no podía ser cierto.
Solo dos se atrevieron a ir conmigo pero con cierto temor. Después de que les convenciera que íbamos a ir a otra parte no a donde los otros fueron y ellos aceptaron ir pero con temor de que algo pudiera sucederles.
Pasados unos minutos de trayecto llegamos a un lugar donde tendríamos que decidir tomar uno de los dos caminos para llegar a la cantera, el de la izquierda estaba sumergido entre la vegetación y la sombra, el de la derecha era un camino amplio y despejado aunque en algunos trayectos, con el inconveniente de que tendríamos que atravesar el río.
Yo les dije a mis dos amigos que fuéramos por el camino de la derecha pero Israel sugirió que por el de la izquierda seria mas fácil y rápido llegar pero yo estaba convencido de que por la derecha seria mejor y Josué apoyaba a Israel para ir a la izquierda y como no nos pudimos poner de acuerdo. Israel me dijo que yo fuera por el camino de la derecha y que el y Josué irían por el de la izquierda. Yo acepte por orgullo pero con un profundo temor por estar solo.
Luego de avanzar unos pocos metros, oí el canto de pájaro, era un sonido muy extraño nunca lo había oído antes pero debía de ser de algún ave. Me di cuenta de que el sonido provenía de un arbusto ubicado muy cerca de mí y con el corazón palpitándome aceleradamente fui acercándome muy lentamente al arbusto, por cada paso que daba el sonido se hacia más rápido. Finalmente cuando estuve de frente al arbusto y lo que producía el sonido que se producía de su interior pareciese que fuera a explotar por la velocidad del mismo salieran varios pájaros negros de su interior. Y enseguida me llego a la mente lo que me habían dicho rato atrás acerca de estos pájaros. El miedo me invadió y decidí buscar a mis amigos, comencé a gritar sus nombres hasta que por fin los pude encontrar y les conté lo sucedido. No sé como, pero, los convencí para que fueran conmigo por el camino que yo había tomado inicialmente.
Luego de varias horas de caminata llegamos a una especie de valle con dos montañas a sus lados, era hermoso aquello y entonces mire al cielo y vi un gran ave negra cruzando el cielo desde la montaña que estaba a mi izquierda hasta la que estaba a mi derecha perdiéndose de vista, este no se parecía a los que había visto anteriormente pues era mucho más grande, era como un cuervo pero de mayor tamaño. En ese momento me dio un escalofrío y les dije a mis amigos en un choque de sentimientos: miren, una pavita. Señalando al ave cuando cruzo el cielo. En ese momento una parte de mí sentía miedo y otra decía no, no puede ser verdad, esas cosas no existen.
Entonces, Israel me dice que no dijera eso por que me podría salir algo (un fantasma o algo así) y yo grité con todas mis fuerzas: que me salga!!!! El eco que hizo el mismo en ese desabitado paisaje fue escalofriante.
De lo lejos se podía apreciar la cantera, oxidaba y en ruinas. Y vi dos niños, era extraño pero no imposible que estuviesen allí, yo me giré para decirle a mis amigos y cuando regrese la vista ya no estaban los niños en enfrente de la cantera entonces mis amigos creyeron que les estaba haciendo una broma.
Tras un tiempo de trayecto y ya transcurridas varias horas desde nuestra partida desde el pueblo llegamos a un lugar en que no se podía ver nada lo que había enfrente por el gran tamaño de la maleza y parecía inaccesible.
En ese momento escuche el sonido más terrorífico que había oído antes y pase por el momento de mayor temor de toda mi vida. Escuchamos el grito de una niña entre la maleza pero no parecía humano, es muy difícil de explicar, solo digo que es un sonido que no podría ser reproducido sin efectos especiales por alguna persona. Y fue de golpe, sin previo aviso, me dio un temblor en el cuerpo, cerré los ojos y me quede paralizado gritando por unos 3 segundos y me dije: ¿que estás haciendo? corre! y me di la vuelta y vi las caras de terror de mis amigos, empezaron a correr y yo les seguí.
Se oyó entonces el rugido de una bestia. Y logramos conseguir una entrada para el camino que quería ir Israel pero esta vez de regreso al pueblo.
Corrimos con todas nuestras fuerzas, saltando troncos y obstáculos hasta llegar al pueblo. La adrenalina fue la que nos hizo correr varios kilómetros.
Nos encontrábamos aun en el río pero al lado del pueblo y con gente bañándose en el, así que nos sentamos a descansar y a hablar del tema.
Pero, en ese momento oímos de nuevo ese grito pero se escuchaba lejano como si nos hubiera estado siguiendo y nadie de los que estaban en el río podían oírlo, solo nosotros así que decidimos irnos de una vez por todas.
Cuando llegamos les contamos a los otros que habían ido antes, lo sucedido y nos creyeron pero los que no habían ido permanecieron incrédulos.
Ahora se que eso sucedió por que puse un reto ir al río y gritar: que me salga!!!! Pues algo aceptó ese reto y ese algo es una fuerza muy poderosa que pudo haber resultado ser mortal para nosotros.
Cuando oímos el grito nadie quiso girar la cabeza para ver al fantasma y a veces me da curiosidad el de haber podido ver su aspecto pero creo que si lo hubiera visto la impresión habría sido tal que no podría haber estado aquí contándolo.
Así que piénsatelo dos veces antes de retar a una fuerza sobrenatural.


El monte del retorno

En un pueblo del norte de América vivía un chico de 14 años llamado Izan, con su madre y su reciente padrastro, al que el tanto odiaba porque muchas veces llegaba borracho y le pegaba. No era un pueblo muy extenso, tenía poco más de 3000 habitantes con su plaza, con su iglesia, su cementerio y un cementerio de animales.

Izan tenia un perro de raza pastor alemán. Un día su perro se comió una gallina del corral de su padrastro, intentó remediarlo pero en ese momento su padrastro salio al patio que daba al bosque, (ya que el pueblo estaba rodeado por montes y bosques) y al darse cuenta de lo sucedido fue en busca de su rifle. Izan en ese momento le grito a su perro que saliera corriendo y huyo al bosque pero su padrastro disparo y le dio.

Izan fue corriendo a donde estaba su perro, su perro estaba tendido en el suelo y gimiendo de dolor, más tarde murió entre los brazos de Izan. Dejo el cadáver y fue a buscar a su amigo Johann para que lo ayudara, volvieron, recogieron el cadáver, y fueron a enterrarlo al cementerio de animales, pero no lo enterraron en donde entierran a los demás animales, sino en un monte que estaba cerca del cementerio, donde una tribu de indios hacia antiguamente rituales a los muertos.

Al día siguiente era la noche de Halloween y, como de costumbre, su padrastro no le dejaba salir, pero su madre le dejo ir con sus amigos, que habían quedado cerca del cementerio junto al bosque para contar historias de miedo. Cuando llego su padrastro a casa borracho y se dio cuenta de que Izan no estaba, le pego a su mujer hasta que le confeso donde lo había dejado marchar, y fue en su busca. Izan y sus amigos al ver llegar a su padrastro borracho se asustaron ya que le iba a pegar, y justo al llegar a el se escucho un ruido…. su perro salio del bosque y mato a su padrastro!

Izan y Johann se quedaron paralizados al ver otra vez al perro, llorando lo llamo pero ya no era el mismo de antes, aunque estaba lleno de tierra, y sin responder a la llamada de Izan, volvió al bosque.

Todos los amigos huyeron del susto excepto Johann, que ayudo a Izan a llevar el cadáver de su padrastro al cementerio junto al monte donde enterraron al perro.

Al regresar a su casa, Izan contó a su madre todo lo ocurrido y decidieron callar, ya que su madre cansada de que su nuevo esposo la golpeara le quería pedir el divorcio, pero no lo hacia por miedo a que la matara, entonces hicieron las maletas y se fueron a vivir a otra ciudad.

Cuenta la leyenda que en las noches cuando alguien pasa junto al monte del cementerio se distingue la figura de un perro, pero al parpadear desaparece.


asesinatos sin sentido

Una mañana como cualquier otra, cada uno de los alumnos del Colegio Creación se dirigieron hacia el, como todos los agobiantes días, sin siquiera imaginarse lo que allá les esperaba…
Suena el timbre… comienza la jornada…. De pronto, un apagón… seguido por un grito desgarrador… nadie quería levantarse de su asiento…. Estaban petrificados....eran gritos de pánico que se expandían por todos lados…
Volvió la luz, todos se dirigieron, con nudos en la garganta, hacia el lugar de donde venia el grito… el baño del primer piso…lo que vieron les congeló las venas, y un grito sordo fue unánime…
Francisca San Martín, una niña sin problemas, con una vida relajada, estaba ahí, tendida de espalda, abierta del cuello hasta el ombligo… y lo mas sarcástico que se haya visto… sus entrañas, tiradas a su lado, formaban su nombre! Más de la mitad de los presentes salieron y comenzaron a retorcerse y vomitar de asco… las otras, sus amistades, lloraban desconsoladamente; yo quede estupefacta… mi vida dio un vuelvo terrible… aunque ella no era de mi agrado, nadie merece una muerte así…
Nos obligaron a salir del lugar... Llamarían a carabineros y a los padres de la malograda niña… que dolor para ellos….
No había sentido para seguir ahí… corríamos peligro… pero al tratar de salir… no pudimos! Las entradas estaban atascadas… que maníaco podría estar haciendo esto… Todos corrían tratando de buscar una salida pero no había escapatoria… otro apagón, mas gritos, ahora acompañado de desmayos de algunos … corrían , chocaban, caían, de pronto un grito agudo y la luz se prendió…
Corrieron hacia el lugar, ya teniendo en cuenta lo que veríamos…
Esta vez la victima era una pequeña de primer año...Carla Sáez, inocente y sencilla preadolescente…Otra victima, otro lugar… esta vez el casino… La manera en que se encontraba el cuerpo era atroz…completamente mutilado… su cabeza al centro, y sus brazos, piernas y torso a su alrededor…
NO!!! Gritaron sus amigas, no puede ser, por que!! Lloraban, gritaban desconsoladamente… lagrimas corrieron por mis ojos… ahora ya me dolía mas esto.. Aunque a veces me daño no se merecía nada de esto.
Y las puertas seguían cerradas de una manera extraña…
Ahora el pánico se había apoderado de todos… La luz bajó una vez mas… ya nadie estaba seguro…Al rato volvió… no quise levantarme… vi que faltaban algunas personas en mi sala… Gritaron que eran ahora 2 cuerpos… Belén Cruces y Paulina Balaga, estaban tiradas juntas como en vida con las partes de su cuerpo intercambiadas.. Era sarcástico…. Me abalancé hacia sus cuerpos… Llore a más no poder, eran mis amigas, mis hermanas.. De pronto algo cayo de mi bolsillo… un cuchillo carnicero… pero que hacia ahí… de pronto todas las ideas de mi mente se aclararon… Yo no me acordaba donde estaba en el momento de los asesinatos… Como iba a saberlo.. Si la asesina, la maldita psicópata era yo! Que en mi subconsciente, sin quererlo, había matado para liberar mi dolor, yo no quería, ellas no tenían la culpa… era mi dolor… solo las mate!!
a muy extraño… no habían razones… comenzó así….

Una mañana como cualquier otra, cada uno de los alumnos del Colegio Creación se dirigieron hacia el, como todos los agobiantes días, sin siquiera imaginarse lo que allá les esperaba…
Tocan el timbre… comienza la jornada…. De pronto, un apagón… seguido por un grito desgarrador… nadie quería levantarse de su asiento…. Estaban petrificados…gritos de pánico se expandían por todos lados…
Volvió la luz, todos se dirigieron, con nudos en la garganta, hacia el lugar de donde venia el grito… el baño del primer piso…lo que vieron les congelo las venas, y un grito sordo fue unánime…
Francisca San Martín, una niña sin problemas, con una vida relajada, estaba ahí, tendida de espalda, abierta del cuello hasta el ombligo… y lo mas sarcástico que se haya visto… sus entrañas, tiradas a su lado, formaban su nombre! Más de la mitad de los presentes salieron y comenzaron a retorcerse y vomitar de asco… las otras, sus amistades, lloraban desconsoladamente; yo quede estupefacta… mi vida dio un vuelvo terrible… aunque ella no era de mi agrado, nadie merece una muerte así…
Nos obligaron a salir del lugar... Llamarían a carabineros y a los padres de la malograda niña… que dolor para ellos….
No había sentido para seguir ahí… corríamos peligro… pero al tratar de salir… no pudimos! Las entradas estaban atascadas… que maniaco podría estar haciendo esto… Todos corrían tratando de buscar una salida pero no había escapatoria… otro apagon, mas gritos, ahora acompañado de desmayos de algunos … corrian , chocaban, caian, de pronto un grito agudo y la luz se prendio…
Corrieron hacia el lugar, ya teniendo en cuenta lo que veriamos…
Esta vez la victima era una pequeña de primer año...Carla Saez, inocente y sencilla preadolecente…Otra victima, otro lugar… esta vez el casino… La manera en que se encontraba el cuerpo era atroz…completamente mutilado… su cabeza al centro, y sus brazos, piernas y torso a su alrededor…
NO!!! Gritaron sus amigas, no puede ser, por que!! Lloraban, gritaban desconsoladamente… lagrimas corrieron por mis ojos… ahora ya me dolia mas esto.. aunque a veces me daño no se merecia nada de esto.
Y las puertas seguian cerradas de4 una manera extraña…
Ahora el panico se habia apoderado de todos… La luz bajo una vez mas… ya nadie estaba seguro…Al rato volvio… no quise levantarme… vi que faltaban algunas personas en mi sala… Gritaron que eran ahora 2 cuerpos… Belen Cruces y Paulina Balaga estaban tiradas juntas como en vida con las partes de su cuerpo intercambiadas.. era sarcastico…. Me avalance hacia sus cuerpos… Llore a mas no poder, eran mis amigas, mis hermanas.. de pronto algo cayo de mi bolsillo… un cuchillo carnicero… pero que hacia ahí… de pronto todas las ideas de mi mente se aclararon… Yo no me acordaba donde estaba en el momento de los asesinatos… Como iba a saberlo.. si la asesina, la maldita sicopata era yo! Que en mi subconsciente, sin quererlo, habia matado para liberar mi dolor, yo no queria, ellas no tenian la culpa… era mi dolor … solo las mate!!



El amor despues de la muerte...

Antes que nada, quiero decir que yo nunca antes había tenido algún tipo de experiencia paranormal, de hecho, me era difícil creer en fantasmas, espíritus, etc., pero desde lo ocurrido, mi punto de vista cambió totalmente...
Yo soy una chica tímida, tengo solamente una amiga,"Karina", en una ocasión, ella y yo fuimos enviadas a auxiliar a unas personas en un desastre natural, ahí conocí a la persona que cambiaria mi vida..."Fausto". Él era militar, tenia 23 años y desde el primer momento en que lo vi...me enamore de él. Fueron solo dos días en que crucé palabra con aquel chico, sin embargo, al día siguiente cuando me encontraba en mi casa me llamó, empezamos a salir, nos hicimos novios, nuestra relación era realmente hermosa...el era la única persona en quien confiaba y que confiaba en mi. Pasaron 5 meses...Y "Fausto" me dijo que tendría que salir a otra ciudad por muchos días, a un servicio, yo me puse triste pero nos despedimos .Lo raro comienza la noche de ese día en que supuestamente,"Fausto" tenia que salir...el teléfono sonó a las 11 de la noche, yo escuche su voz un poco extraña, pero supuse que era por la interferencia, me dijo que "tenia que verme urgentemente...antes de irse",yo le dije que tenia entendido que el ya no estaría en la ciudad, pero me dijo que no hiciera mas preguntas y nos viéramos en el jardín donde solíamos encontrarnos, me arregle y salí de mi casa rápidamente, sintiendo una sensación realmente extraña. Llegue al jardín y note que no había nadie..."Fausto" estaba sentado en una banca, de espaldas a mí, con la mirada baja, me senté a su lado y el me tomo una mano diciéndome que necesitaba verme por ultima vez antes de irse, y me entrego una rosa roja, sus ojos se veían tristes, diferentes...de pronto soplo un fuerte viento, el me beso, me abrazo y me dijo que siempre me amaría...yo lloraba sin saber porque, cuando el se levanto y me dijo que era hora de marcharse, lo vi alejarse mientras tenia la flor en mis manos, de repente se perdió entre la niebla y los árboles de aquel jardín, cuando mire mi reloj...era exactamente la media noche.
Regrese a mi casa llorando, cuando entré vi que mis padres y mi hermana estaban en la sala y tenían un semblante triste, les pregunte que pasaba y me dijeron..."Acaban de llamarnos del hospital, el camión donde viajaba "Fausto" se volcó en la carretera y no hubo sobrevivientes"
Yo me quede helada...muda...sorprendida, ¿Como era eso posible si apenas hace unos minutos "Fausto" había estado conmigo???? Mi hermana dijo que les informaron que el accidente ocurrió a las 11 de la noche..."Fausto" ya estaba muerto cuando yo lo vi...
Aunque muchos no lo crean, esta experiencia no me produce miedo, porque creo que soy afortunada al haber visto una ultima vez a mi amado, el regresó solo para despedirse de mi, y aun siento que esta conmigo....



HECHOS REALES:



un grito en la noche

Lo que voy a contar me sucedió en el año 2.006 cuando me trasladé a Madrid a estudiar Medicina en su universidad. Estaba buscando un piso de alquiler barato por la zona céntrica, y cuando ya lo daba por algo imposible encontré la oferta de alquiler de una habitación, en pleno centro. No tenía pensado alquilar sólo una habitación, y aunque el casero era un cincuentón desagradable el precio era tan bajo que decidí aceptar hasta que encontrara algo mejor.

Me instalé a los dos días y tras pasar una semana en aquel lugar, decidí que me marcharía lo antes posible. Como sospechaba, el casero era una persona detestable, con la que intentaba hablar solo lo imprescindible, y si podía evitar encontrármelo, mejor. Sin embargo, el no era el principal motivo. Había algo en aquella casa que me inquietaba.

Era una extraña sensación que flotaba en el ambiente, y que me ponía los pelos de punta. En mi habitación, la temperatura siempre era más baja que en el resto de la casa, y por las noches me invadía una sensación de frío que me impedía dormir bien.

Todo crujía en aquel viejo caserón, y durante mis noches de insomnio podía escuchar el más mínimo sonido que hicieran los vecinos, el ruido lejano del ascensor, o el goteo de las cañerías. Me levantaba cansado y con ojeras, y apenas si podía estudiar por las mañanas de lo agotado que quedaba.

Una noche me acosté tarde después de haber pasado varias horas estudiando, y como de costumbre, no pude dormir. Me entretuve escuchando el soniquete de un lejano programa de televisión, que algún vecino tenía puesto. En aquel momento creí escuchar una respiración entrecortada, y asustado dejé de respirar de golpe. Esperé un segundo...dos segundos...tres segundos...debía haber sido mi imaginación…y entonces, la escuché de nuevo.

Era muy débil, casi un suspiro, y provenía del hueco de la cama que quedaba a mi izquierda. Me quedé paralizado como una piedra, escuchando aquella respiración entrecortada a menos de diez centímetros de mí. Tenía los ojos cerrados con fuerza, y el corazón latiéndome tan rápido que pensé que iba a darme un infarto. Una ráfaga gélida me recorrió el cuerpo entero, y me puse a temblar de forma incontrolada.

Aquello no podía estar pasándome, no debía ser real y sin embargo estaba ocurriendo. Aunque el pánico me dominaba logré convencerme de que se trataba de una pesadilla causada por el insomnio, y que no había nadie a mi lado. Intenté moverme, pero estaba tan aterrorizando que tuve que hacer un esfuerzo para girar la cabeza poco a poco hacia mi izquierda, y sentí como la corriente gélida me helaba la cara. Aunque el miedo me estaba corroyendo por dentro, conté hasta diez, abrí los ojos de golpe y…

Grité… grité con toda mi alma hasta desgarrarme las cuerdas bocales y hacer que mis alaridos resonaran por todo el bloque. Cuando el casero irrumpió en mi habitación yo aún estaba gritando en estado de shock. No podía quitarme de la cabeza lo que había visto… aquella mujer que me observaba con un gesto de terror indescriptible, y una mirada triste, tan triste…

El casero me hizo callar a guantadas, y logré controlarme un poco. Me extraño mucho que el casero no me pidiera explicaciones por tantos gritos; se limitó a echarme la bronca por armar ruido y se marchó otra vez a su habitación. No estoy muy seguro, pero juraría que lo noté nervioso, quizás demasiado nervioso.

A la mañana siguiente, yo aún seguía impactado por lo ocurrido por la noche, y me encontré al salir de la casa a Dolores, la única vecina del bloque que conocía, que me preguntó que tal me encontraba. Le respondí que bien, y estuvimos hablando un rato acerca del casero. Por lo visto, no le caía bien a nadie del bloque. Tenía fama de ser un maleducado y un violento, y al poco de estar hablando salió el tema de su mujer.

La pobre Carmen, la de palizas que tuvo que aguantar de ese cerdo antes de dejarnos….Comentó Dolores

¿Como murió?.

La encontraron muerta en la habitación en la que duermes tú ahora. Dijeron que se había suicidado, pero a mi no me engañan. Estoy segura de que la mató su marido, y se las apañó para que pareciera un suicidio.

Un escalofrío me recorrió todo el cuerpo y subí corriendo a la casa a recoger mis cosas. No pensaba pasar allí ni un solo día más. Cuando ya lo tenía todo listo para irme, revolviendo entre los cajones encontré una vieja foto bastante descolorida. Por la parte posterior de la foto, podía leerse en una letra bastante mala:
Viaje de Carmen a Segovia, enero de 1.987

Se me heló la sangre al verla. Era ella, no cabía duda. La mujer que había visto cuando abrí los ojos, frente a mí, con su terrorífico gesto de terror, y su tristeza abrumadora. Guardé la foto en su cajón y huí de aquel lugar corriendo todo lo rápido que pude. Por temor a que me tomaran por loco no le conté lo que me había sucedido a nadie, y nunca más volví a saber de aquel casero, ni de su difunta mujer.

Tras esta experiencia tuve varias crisis de insomnio, no podía dormir y estuve estar en terapia psicológica algunos meses. Ahora que han pasado casi dos años desde que pasó esto ya lo veo como algo lejano, que parece no haber ocurrido nunca. Sin embargo, en algunas noches frías de invierno aún me parece ver en sueños los ojos muertos de aquella mujer, y escuchar su respiración entrecortada al otro lado de la cama…


La despedida

Era tarde, como las 19:30 estaba solo en mi casa con la simple compañía de mi sobrina, que en aquel entonces tenía menos de 4 años de edad. Todos se habían ido, mi mamá, mi hermana, tíos y demás familiares fueron al entierro de mi abuela, yo la quería bastante, fue como una mamá para mi, ella me crió desde muy pequeño y había pasado mucho tiempo con ella, su muerte fue muy dura para mí. No soy fanático de los cementerios ni mucho menos de la muerte por eso no fui, en fin, estaba viendo la televisión, sentado en la sala como lo hubiera hecho cualquier otro día sólo que en este viviría el miedo en carne propia

Mi sobrina estaba como loca, dando brincos y vueltas por toda la casa mientras yo me preguntaba ¿que acaso la muerte de mi abuela no fue nada para ella? pero obviamente era una niña que podía saber ella de muerte, me dispuse a no atenderla y seguir mirando la televisión, después de un buen rato como a las 9 de la noche sentí un ambiente demasiado tranquilo, por un momento dije: bueno que esa niña dejó de molestar y se durmió, pero ella no podía dormir si su mama no estaba con ella, así que me preocupé un poco pero no le puse mucha importancia, seguí viendo la televisión como si nada pasara pero la duda y más que nada el temor de que algo le hubiera pasado a mi sobrina me hicieron ir a buscarla.

Comencé a gritarle, a buscarla y después de haber buscado en los cuartos y jardín de la casa la encontré en la cocina, sentí un gran alivio pues ya me había preocupado bastante, pero me llamó la atención que cuando me acercaba a ella me percaté de que tenía la mirada hacia la pared que esta junto a la ventana de la cocina, se estaba riendo, para ser sinceros tenía una risa muy linda pero esta vez sentí tanto escalofrío al verla que preferí ignorarla y simplemente gritarle: !que haces aquí, vámonos a la sala¡ pero ella seguía como si estuviera ida mirando hacia la pared vacía, y sobre todo seguía con esa risa que nunca voy a olvidar.

Fui a donde estaba y me senté al lado de ella y le pregunté ¿qué ves? pero siguió sin responder nada, sin esperar lograr nada sentado allí con ella me dispuse a llevarla cargando a la sala, justo cuando me levanté ella dijo algo que no pude escuchar bien por que habló muy bajo y con el ruido que hice al levantarme hicieron imposible escucharlo, así que le pregunté ¿qué dijiste? ella me dijo:
Mira no se fue ahí está, al principio no sabía de que hablaba pero no pasó mucho tiempo para imaginar que podía referirse a mi abuela y sentí que mi piel se enchinaba y le dije, no, ella ya se murió no digas eso, vente, vámonos pero volvió a decir:
- no mírala ahí está, mi abuela nos está saludando, dice que te quiere mucho.
Cuando la oí sentí el miedo más horrible que he sentido en toda mi vida, sin importarme mi sobrina salí corriendo de la casa, hacia el jardín, no sabía qué hacer, me preocupó mi sobrina pero mi miedo era tan grande que la dejé ahí. Comencé a gritarle desde la puerta que se saliera de la casa pero nadie respondía, desesperado me puse a llorar, pensando en si era verdad lo que me dijo y en que haría para sacarla de ahí. La calle estaba desierta, nadie pasaba, ni mis amigos, ni vecinos, nadie y mi desesperación se acrecentaba cada vez mas así que tuve que entrar a la casa por ella pero cuando entre ella estaba en la sala, acostada en uno de los sillones, durmiendo lo cual creí lógico porque eran como las 10 de la noche, pero no había notado que estaba tapada con cobijas que estaban demasiado alto para que ella las alcanzara y mi miedo atacó todo el cuerpo, ¿no sé si han sentido como a veces la gente los mira y una sensación te hace voltear? pues eso sentí, al hacerlo grité muy fuerte pues vi en la división de la sala y el comedor a mi abuela parada viéndome con lágrimas en los ojos, no soporté el pudor, el miedo, la euforia y perdí el conocimiento.

Desperté y mi mamá estaba poniendo unas cosas en la mesita que hay junto a mi cama, cuando vio que abrí los ojos, me dijo que si me sentía bien y me preguntó qué era lo que había pasado, aun con miedo le conté lo que paso, ella no sé si lo creyó o no pero me dijo que encontró a varios de mis vecinos aquí en la casa porque decían haber escuchado un grito, y fueron a ver qué pasaba.

Supuse que mi familia llegó al poco tiempo de lo que había pasado, pero cada vez que voy solo a la cocina de mi casa el miedo me invade, por las noches no puedo dormir solo y mucho menos quedarme solo aquí en esta casa, aun que a veces pienso que no fue tan malo, tal vez mi abuela solo quería despedirse de mi.




fuente: www.pasarmiedo.com
+1
0
0
0No comments yet