Check the new version here

Popular channels

Respuesta de Felipe Pigna a la revista Ñ

Sobre Algo Habrán Hecho

El pasado 31 de diciembre, el suplemento Ñ publicó una nota firmada por las historiadoras Hilda Sábato y Mirta Lobato. Allí dan cuenta, con algo de retraso, bastante encono y cierta torpeza sintáctica, del programa de TV “Algo Habrán Hecho”, conducido por Mario Pergolini y Felipe Pigna y emitido por Canal 13.
Entre otras cosas, solicitan indignadas que el programa analice procesos y estructuras, ubique a cada actor social en el tiempo y vaya describiendo sus características y analizando sus transformaciones. Todo esto, mientras en otros canales hay nicaragüenses lisiados que tocan la guitarra con los pies y anónimos que degluten cucarachas para ganarse un premio de canje.
De “Algo habrán hecho” podrán decirse muchas cosas, pero hay una que no puede dejar de decirse: es un programa de televisión. Analizarlo como si se tratara del programa de estudios de la cátedra de Historia Argentina de la UBA es, en el mejor de los casos, de una ingenuidad conmovedora. En el peor de los casos, simple mala leche.
Para escribir lo que se ha escrito, hay que ignorar la naturaleza del medio televisivo. Hay que pensar que se hace este programa en el topos uranus de la TV mundial. Hay que creer que habitamos un país donde la educación permite que el grueso de los espectadores de TV asistan a una interminable clase magistral de historia que los deje a punto de Licenciarse. Hay que ignorar que a un lado hay gente quemándose el pelo, al otro, señores que se introducen adentro del horno y, por donde se mire, millones y millones de personas (especialmente de jóvenes) que no tocan un libro desde el momento en que salen de la escuela hasta que se mueren (si es que tuvieron la suerte de ir a una escuela y de hacerlo en una en la que hubiera libros).
Se dice en la nota que el programa “interpreta todo lo ocurrido en clave de presente”. Nada más falso. Lo que sí hace AHH es plantear la existencia de una continuidad entre pasado y presente. Plantear que las hazañas y las traiciones de ayer, los aciertos y los errores de entonces, tienen consecuencias hoy y permiten entender un poco más algunas de las cosas que hacemos o que nos pasan a los argentinos.
Nadie equiparó —como se dice allí— la Ley del Olvido de Rivadavia a las Leyes de Impunidad de la pasada década. Pero sí se dijo que estas no podrían entenderse sin la larga sucesión de leyes de amnistía e indultos que atraviesan toda nuestra historia y que comienza con aquella medida rivadaviana.
Pretender que cada hecho histórico debe ser justificado en virtud de una “ignorancia absoluta de cómo funcionaba entonces la vida política y las instituciones” parece más bien un cheque en blanco para justificar cualquier hecho. Del mismo modo que en los editoriales de cierto diario se llama a “respetar nuestra historia” toda vez que se osa cuestionar la figura de Roca y su “conquista del desierto”. De esta manera, las Sábato y las Lobato del 2030, dirán que atacar el indulto de Menem es ignorar como funcionaban las instituciones y la vida política de la Argentina de los 90.
Se señala también que en el programa no se explica porque Buenos Aires se oponía a las figuras de Belgrano y San Martín, que no se habla del mundo social y que tampoco hay comentarios acerca de la economía ni de la cultura de la época. Todo esto es sencillamente falso. Resulta irritante que se le pida rigor a un programa que habló sobre más de 40 años de historia argentina, pero que este pedido se haga desde una nota que ni siquiera es rigurosa para analizar poco más de 3 horas de televisión.
Ya en el extremo de la hilaridad, puede leerse el siguiente párrafo: “El guión prescinde de algunos de los elementos clave de un relato cinematográfico, tales como la consistencia y el crescendo narrativo”. ¿Por dónde empezar? ¿Explicando tal vez que no se trató de un relato cinematográfico? Quizás eso sea ir demasiado lejos. ¿Intentando señalar que el programa buscó la forma de un relato de viaje? Temo que no se comprenda. ¿Cómo fue que pasamos de una discusión sobre la historia a una crítica de TV (o de cine) tan pero tan barata? ¿Qué vendrá en la nota siguiente? ¿Críticas al vestuario de Mario y Felipe? A esta altura, sólo lamento no haber visto nunca una película de las señoras Sabato y Lobato.
Para terminar, las respetables historiadoras / guionistas señalan que AHH impide la interrogación, deslegitima el debate y desalienta la reflexión. Es evidente que las señoras ignoran por completo lo que ha pasado en muchas escuelas del país con AHH, que nunca quiso ser más que un estímulo y un punto de partida. Y al parecer lo fue, aunque esta evidencia no logre traspasar los muros de minúsculo raviol habitado por algunos académicos.

Alejandro Turner
guionista de “Algo Habrán Hecho”
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New