Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Luego del bochorno generado por Boca y la inexplicable duda de Conmebol, River tendrá que reclamar el pasaje a Cuartos de Final. El reglamento lo ampara.

Se disputó un tiempo y Boca no pudo doblegar a River. El Millonario fue más que su rival y hasta mereció abrir el marcador. Con un panorama complicado, desde el club local recurrieron a la trampa y a la violencia para intentar revertir la historia. Una nueva mancha para el fútbol argentino.

Con el partido suspendido y varios integrantes del plantel afectados por la agresión permitida por las autoridades de Boca y la seguridad del estadio, River deberá reclamar la clasificación a Cuartos de Final ante Conmebol. Si existe sentido común y se recurre al reglamento, eso debería ocurrir.

"Sin perjuicio de otras sanciones que se pudieran imponer, cualquier equipo por cuya responsabilidad se determine el resultado de un partido, se considerará como perdedor de ese encuentro por 3-0. Si el resultado real fuese menos favorable para el club o asociación responsable, ese resultado se mantendrá", expresa el Artículo 32 del reglamento.

Además hay que destacar y subrayar la inexplicable falta de resolución de Conmebol ante pruebas claras y concisas. El organismo rector del fútbol latinoamericano demoró más de la cuenta en suspender un partido que no debería retomarse bajo ningún punto de vista.

Entre otros antecedentes similares, en la Copa Sudamericana 2011, el duelo entre Nacional de Uruguay y Universidad de Chile fue suspendido luego de una agresión con un rollo de papel proveniente de una de las tribunas del conjunto local. Como consecuencia, el juego no se reanudó y el equipo visitante resultó ganador.



ARTÍCULO 15˚

15.1 Si un partido fuese suspendido por el árbitro en razón de la intervención de los espectadores o por agresiones cometidas contra el árbitro, árbitros asistentes o jugadores del equipo visitante, el club local será castigado con la pérdida del partido en caso de comprobada culpabilidad a juicio del Comité Ejecutivo.