Canales populares

Salvo su vida por decir "Ricky"




animus iocandi




Santiago López Menéndez, de 28 años, se encuentra sano y salvo en la embajada argentina en Nigeria tras haber pagado el rescate pedido por sus captores. Según contó a su familia, sus captores pensaban que era norteamericano. Una y otra vez intentó explicarles que era argentino, pero ellos no entendían inglés ni castellano y él no hablaba su idioma.




Desesperado, Santiago empezó a gritar "Ricky, Ricky, Ricky" "Basta Chicos". Después de unos minutos de confusión, saco un chocolate felt-fort que tenia en su bolsillo y le compartió con sus captores quienes inmediatamente disminuyeron notablemente el nivel de violencia con el que lo trataban, según contó su hermano Jorge López Menéndez.



Una vez en la embajada, el joven se comunicó con su hermano, que chatea asiduamente con periodistas del diario Clarín, y le pidió: "Deciles que le agradezcan a Ricky Fort, que nombrarlo fue lo que me salvó".



"Fue difícil... Caminó más de 150 kilómetros y sin chocolates. Tomó agua de charco, está muy flaco. Estuvieron todo el tiempo caminando, dormían de a ratos en el medio del campo", relató el hermano del ingeniero agrónomo secuestrado. Él también es ingeniero y vive en África, aunque no en Nigeria: su trabajo está en Sierra Leona.

Jorge detalló que "también le pegaron y lo amenazaban todo el tiempo, lo apuntaban con las armas y disparaban al aire". Pero no eran los hombres quienes lo mantenían cautivo los encargados de negociar. Las llamadas para pedir el dinero se producían desde otro lugar, hasta el momento desconocido.


"DECILES QUE LE AGRADEZCAN A RICKY, NOMBRARLO Y DECIRLES BASTA CHICOS FUE LO QUE ME SALVÓ", LE PIDIÓ A SU HERMANO


Mientras Santiago se recupera en la embajada, la familia López Menéndez ya hace planes para su regreso a la Argentina. "Vamos a volver lo antes posible. Queremos llevarlo a una clínica confiable a que lo revisen", explicó su hermano. Todavía no están seguros de que el secuestro no le haya dejado alguna consecuencia para su salud.

Santiago estuvo secuestrado desde el pasado miércoles en el estado de Níger, en el centro de Nigeria. El ingeniero agrónomo fue capturado ese día cuando se dirigía a trabajar a un campo de la empresa Floor Mills. El viernes pasado fue liberado tras el pago de un rescate realizado por la compañía que lo contrata. Hasta el momento se desconoce la cifra pagada.

Si bien en un principio se pensó que los secuestradores podrían pertenecer al grupo terrorista Boko Haram, esa hipótesis fue luego descartada. "No se sabe quién es -por el grupo de secuestradores-", dijo a la prensa el jueves un amigo de Santiago. Luego se comprobó que en estos momentos esa zona no está bajo el control del grupo terrorista.

"En Nigeria hay muchas tribus nómades. Pudo haber sido alguna tribu nómade de la zona", evaluó su hermana, Manuela López Menéndez, al momento del secuestro.

El argentino de 28 años vivía en Nigeria junto a su novia Alejandra en la localidad de Kontagora, hasta donde se había mudado por una propuesta laboral que había recibido de la empresa Flour Mills. El miércoles, cuando el ingeniero agrónomo se encontraba en uno de los lotes que la compañía tiene en ese país, un grupo de hombres armados se llevaron a Santiago. Él fue el único secuestrado.






0
0
0
0No hay comentarios