Info

Scioli desafió a Macri: "Qué diga lo que quiere cambiar"




El gobernador bonaerense Daniel Scioli le dio un giro a su campaña electoral por la presidencia. Comenzó a desempolvar definiciones políticas más claras y contundentes a las habituales en su discurso, que suele caminar por la ancha senda del centro, con lo bueno y lo malo que esto implica. Otro elemento que cada vez es más nítido en su posicionamiento, aunque venía instalándose hace algún tiempo por los sciolictas, es la convicción de polarizar con Mauricio Macri, dejando afuera de la polémica a Sergio Massa y también a sus adversarios internos del Frente para la Victoria. Todo esto se expresó con una gran claridad en la reunión que el gobernador bonaerense tuvo ayer con 40 intendentes de su provincia, una muestra del despliegue territorial que conserva.

A través de un comunicado de prensa, el sciolismo hizo trascender algunas de las definiciones políticas que el mandatario realizó frente a los jefes comunales. "Para los que hablan todo el tiempo de cambio, me gustaría recordarles que entre los cambios está la marcha atrás", dijo, recurriendo a una metáfora automovilística. Luego agregó una frase a tono con el leitmotiv central de su campaña, "la continuidad con cambios". "Los argentinos no necesitamos ni retroceder ni empezar siempre de nuevo. Necesitamos avanzar", destacó, en el encuentro que era para presentar obras para soluciones habitacionales.



El precandidato presidencial describió una suerte de movimiento pendular, que según él es habitual en la Argentina, y que debería modificarse. Con esa premisa le apuntó al jefe porteño. "Debemos terminar con la mala costumbre de empezar siempre de nuevo, como plantea el jefe de Gobierno, Mauricio Macri." "Tenemos la materia gris y la materia prima para introducir al país en la gran agenda del desarrollo, liderando los logros y los avances y dando tranquilidad a los argentinos", subrayó, y agregó: "No me van a mover ni un centímetro de mi convicción, confianza y seguridad, de que Argentina tiene un gran futuro por delante y que estamos en inmejorables condiciones para avanzar."

Scioli volvió reiterar sus dichos y desafió a sus rivales políticos, en especial al líder del PRO, para que hagan definiciones sobre las políticas concretas que aplicarían si llegaran al poder. Instó a los precandidatos a que digan "qué quieren cambiar" y se hizo una serie de preguntas: "¿Vamos a devolver YPF a los privados? ¿Vamos a volver a endeudar a la Argentina? ¿Qué vamos a hacer? ¿Vamos a revolear por el aire Aerolíneas Argentinas? ¿Vamos a ir para atrás con las políticas sociales?"

Para terminar, el mandatario provincial habló sobre el anuncio de gestión que justificó el encuentro con los jefes comunales. "Se ha recuperado la movilidad social, con políticas como lo que estamos haciendo hoy aquí, para que cada argentino pueda tener una vivienda o un terreno. Esta Ley de Hábitat es uno de los avances más significativos, conjuntamente con las 230 mil escrituras que hemos regularizado", aseguró, y precisó: "Las inversiones en estos 40 municipios son para mejorar servicios de infraestructura básicos y la integración socio-urbana con soluciones habitaciones."