Check the new version here

Popular channels

Sé la persona más interesante de tu círculo en 7 pasos





¿Has notado a esa gente que parece tener un don natural para atraer a los demás? ¡Tú también puedes ser uno de ellos! En este tiempo, en donde parece que la consolidación de una marca personal es una obligación profesional, es difícil resaltar entre la fuerte competencia por clientes, empleos, promociones e incluso por la admiración y el éxito. No obstante, ser interesante puede ser un factor importante para lograrlo. El siguiente artículo del consultor de liderazgo ejecutivo y autor de bestsellers, Harrison Monarth, te muestra una lista con 7 reglas para incorporar nuevas habilidades y comportamientos para ayudarte en esta tarea:


1. Domina las habilidades de conversación

La capacidad de entablar una conversación es una competencia clave para el lanzamiento exitoso de clientes, presentaciones en sala de juntas, reuniones de gestión e innumerables charlas de pasillo que influyen en las decisiones de negocios. Las pequeñas y las más sustanciales, pueden hacer a cualquier persona más interesante, siempre y cuando se tenga algo que decir. Para mejorar en esto, amplía tus intereses y aprende algo desde los acontecimientos actuales a los problemas locales. Es fundamental mantener el equilibro y mostrar un interés sincero. Un informe publicado en la revista Psychological Science, cita un estudio donde los individuos que caen en conversaciones más profundas y de más fondo, son más felices que aquellos con interacciones superficiales.


2. Aprende a hacer un modelo de negocio sólido



De vez en cuando tenemos suerte cuando pedimos algo -recursos, dinero, tiempo o apoyo- y lo conseguimos. Pero la mayor parte del tiempo nuestras peticiones están bajo un mayor escrutinio, por eso es necesario tener un respaldo al momento de solicitarlas. Los empresarios, gerentes y ejecutivos que no pueden hacer un modelo de negocio sólido, vinculando las necesidades con los objetivos estratégicos, detallando los riesgos, oportunidades y ROI proyectado, basándose en la investigación y el análisis, son desechados por los tomadores de decisiones que puedan dar luz verde a un proyecto. Al mostrar claramente el valor, contar una historia de negocio convincente y responder a las preguntas difíciles de los interesados​​, nos convertimos en jugadores valiosos en un juego serio.


3. Cultiva una reputación de experto

Los expertos son demandados. Enciende cualquier canal de televisión y podrás ver un desfile de autoridades de diversos ámbitos dando su punto de vista sobre la salud, la seguridad aérea, la economía y el cambio climático, por nombrar algunos. Particularmente en tiempos de incertidumbre, los arrinconamos para obtener respuestas y averiguar qué hacer para evitar la pérdida u obtener ganancias. Si eres más generalista, encuentra la manera de profundizar en un tema que puede beneficiar a los demás y comparte esa información cuando sea necesario. Una clave es hacer que la información especializada sea accesible y fácil de entender.


4. Resuelve los conflictos y las disputas entre otros



En una encuesta reciente de coaching en ejecutivos, los gerentes mencionaron las “habilidades de gestión de conflictos” como prioridad. Ser capaz de ayudar a otros a resolver las disputas y conflictos no es sólo un activo, los líderes tienen que manejar las expectativas de una multitud de actores. Incluso entre amigos, aquellos que pueden mantener la cabeza fría y equilibrar la razón con la emoción cuando los argumentos amenazan con un espiral de conflicto y hostilidad, tienen el respeto y la admiración de sus compañeros.


5. Construye relaciones y conéctate con la gente

Ya sea que seamos colaboradores individuales, emprendedores o líderes empresariales, necesitamos la ayuda de otros para lograr nuestros objetivos. Ser una persona interesante ayuda en la construcción y gestión de relaciones. Si nos involucramos activamente con otros, por ejemplo, invitándolo a almorzar, involucrando a un compañero de trabajo en un proyecto, pidiendo un favor, ofreciendo apoyo o preguntando sinceramente cómo está alguien, no sólo nos hacemos visibles, sino que llegamos a ser relevantes. Ese es el fundamento de las relaciones mutuamente gratificantes. Que sea una meta comunicarte auténticamente con los demás y hazte más interesante para ellos en el proceso.


6. Adopta una escucha activa



Aparte del hecho de que nos hace estar mejor informados acerca de las personas y los problemas, darle a alguien nuestra atención plena puede tener un profundo efecto en la percepción de nosotros. Escuchar atentamente es un “dar” en lugar de un “tomar”. Contrasta esto con la persona que mantiene principalmente la atención en sí mismo y la diferencia se vuelve muy clara. Los que llevan la mayor parte de la conversación creen que importan, pero llegamos a ser más interesante cuando escuchamos.


7. Vive la vida y comparte experiencias

“La vida se vive mejor en el interior, detrás de un escritorio”, eso nunca lo ha dicho alguien. Nuestras experiencias y lo que elegimos compartir es lo que hace que el resto se interese en nosotros. Las personas suelen vivir a través de las aventuras de sus compañeros socialmente más activos. No tiene que ser corriendo con los toros en Barcelona, ya que fácilmente nos volvemos un poco más interesantes cuando discutimos las experiencias de disfrutar una comida en un nuevo restaurante exótico, el aprendizaje de una habilidad difícil como el esquí acuático o asistir a la noche de apertura en el museo.
Destacar en una forma positiva tiene beneficios de gran alcance. Estas reglas no son más que un punto de partida para convertirnos en la persona más interesante del mundo.



0
0
0
0No comments yet