Check the new version here

Popular channels

Se termina esta locura en el sistema global de la deuda

INTERESANTE ARTICULO PARA LEER

Fuera de las dificultades de incumplimiento impuesto de Argentina viene la posibilidad de poner fin a la dependencia de la deuda de una vez por todas.


Daniel Ozarow es profesor en la Middlesex University Business School y se centra en cómo los "nuevos pobres" responden a las crisis económicas y la repercusión social en dichos paises, teniendo a la Argentina como un caso de estudio. También es Coordinador de la Red de Investigación de Argentina en el Reino Unido.


La actividad de los fondos buitre se ha intensificado en Europa, dijo Ozarow.


Argentina y el no pago de la deuda impuesta por el juez estadounidense Thomas Griesa y sus decisiones judiciales anteriores en favor de los fondos buitre NML Capital y Aurelius, tendrá enormes consecuencias y ramificaciones para el sistema global de deudas financieras . La sentencia declara efectivamente que los derechos de un puñado de inversionistas ricos que ganan enormes ganancias sustituyen a las de una nación soberana de proteger a sus ciudadanos como un derecho internacional.



La decisión también ha establecido un precedente legal : Ahora que los fondos de inversión saben que pueden apelar con éxito en los tribunales para reclamar millones de dólares de ganancias de su inversión original, cualquier problema que alguna vez tuvieron en reestructurar el valor de sus bonos debido a incumplimientos de deuda ahora se elimnaron, dando así luz verde para avanzar sobre dichos países y sus deudas.

Esto no sólo va a sangrar las arcas ya agotadas de las naciones endeudadas, sino que también creará un precedente de largo alcance e inestabilidad en el sistema financiero mundial, este análisis ya fue hecho por el FMI quien advirtió a los gobiernos de occidente. Sin embargo, los daños causados ​​por la falta de regulación de la especulación no es una preocupación sólo para las naciones más pobres. De hecho, la actividad de fondos buitres se han intensificado recientemente más cerca de las capitales financieras, la inversión Aurelius en el Banco Cooperativo del Reino Unido ha forzado a estos a abandonar su estructura de ayuda mutua en 2013, el director ejecutivo Paul Singer de Gestión Elliot exigió enormes pagos del gobierno griego durante la crisis de la eurozona amenazando de crear un default masivo de los bancos de toda Europa.




Un sistema de deuda sin regular a favor de los buitres

Sin embargo, mientras los grupos de ciudadanos como Jubilee Debt Campaign han fomentado con éxito en el Parlamento británico la aprobación de una ley histórica que restringe a los fondos buitres quienes siguen demandando a los países más pobres en los tribunales del Reino Unido, las reglas actuales del capitalismo financiero internacional permanecen sin moverse y van directamente contra aquellas naciones.

El creciente poder de presión de los buitres sobre representantes electos de países endeudados y los medios de comunicación que trabajan a favor de ellos, hacen que se agrande el potencial de infligir daño político a los opositores y que queden cada vez menos controles reglamentarios sobre estos fondos especulativos.

Ni el presidente Barack Obama ni el Congreso de los Estados Unidos han mostrado voluntad política de introducir una legislación de control. Recientemente, el Departamento de Estado de Estados Unidos se negó a aceptar la demanda Argentina contra EEUU en la Corte Internacional de Justicia por violar su soberanía, lo que ilustra la tendencia que tiene el sistema global económico.




A medida que las grandes deudas financieras nacionales siguen obstaculizando el crecimiento, el desarrollo y la disminución de la pobreza en los países más endeudados del mundo, los mismos permanecen atrapados en un ciclo histórico de dependencia con las instituciones de capital financiero occidental, como el FMI, el Club de París, y los fondos de cobertura - que también los encierra en una relación subordinada políticamente con los países del G-8.

Sin embargo, en términos de cómo los gobiernos nacionales en África, Asia y América Latina podrían buscar la financiación necesaria para pagar sus deudas y mantener sus economías de salud, educación y sus coberturas de protección social en crecimiento, muchos ya se dieron cuenta del daño irrevocable creado por estos prestamistas occidentales en la década de los 90 y su condicionalidad de libre mercado, en ese sentido ya se aprendió y se niegan a volver.


Un desafío a la hegemonía financiera occidental

Sin embargo, hay dos vías emergentes que pueden poner fin a esta relación de dependencia y proporcionar soberanía económica a estos países:

La primera
Favorecido por muchos países latinoamericanos que tienen gobiernos de izquierda, implica reducir significativamente la dependencia con los prestamistas occidentales mediante la aplicación de fuentes alternativas y ostensiblemente que son menos nocivas que las finanzas. Este movimiento políticamente conveniente ha ganado credibilidad después que el mes pasado se haya fundado el Banco de Desarrollo por las naciones BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), así como las condiciones de préstamo favorables para las Américas regionales con fondos del BANCOSUR y, lo más importante, el papel cada vez más influyente en las finanzas globales del Banco Popular de China.

Sin embargo, hay dos problemas con esta estrategia. Por un lado, China estaría afirmando su autoridad política y económica en América del Sur a través de la inversión extranjera directa, los acuerdos comerciales bilaterales y préstamos, así se presentaría el peligro de repetir viejas relaciones de dependencia. Por otro lado, esta opción no haría nada para ayudar a países como Jamaica, Pakistán, El Salvador, Filipinas y Túnez para escapar de las cargas de deuda histórica. Con la deuda externa pendiente, el total de los países en desarrollo llevaron esa deuda a 5 billones de dólares desde el año 2005 hasta ahora, el sistema mantendría la generación de las crisis de deuda, independientemente de quién haga de "banquero" del neoliberalismo. Si no hay un cambio fundamental en las reglas del juego, incluso los países como Ghana, que se beneficiaron inicialmente de la mayoría de la cancelación de la deuda en 2005, se dirigen de nuevo hacia los elevados pagos de deuda.

Pero una segunda y más agradable opción está surgiendo: existe una Prensa que empuja a establecer una Corte Internacional que intervenga en cuestione de deudas financieras bajo los auspicios de las Naciones Unidas, con una breve y específica ley para regular las prácticas especulativas y perjudiciales que van en contra de los Estados y realizar auditorías públicas para determinar el monto de la deuda en cada país que puede ser considerado como "ilegítimo" debido a las acciones ilícitas antes mencionadas. De esta manera, una gran proporción de las deudas nacionales se podrían con herramientas legales dar de baja, marcando el comienzo de una nueva era de la emancipación económica de la gran mayoría de la población mundial.




Lograr la ilegitimidad de la deuda, mientras la lucha está caliente. Argentina como punto táctico de inicio.

Pero ¿qué tan realista es esta posibilidad? Para empezar, es importante destacar la oleada sin precedentes de solidaridad mundial para la Argentina contra los fondos buitre. Esto incluye el apoyo de las 134 naciones del G77 + China - que afirmó el derecho de los Estados soberanos a negociar los esfuerzos de reestructuración de deuda -, así como los BRICS, la Unión de Naciones Suramericanas, y una plétora de prestigio internacional de los economistas , los políticos, y organizaciones no gubernamentales. Este impulso debe ser aprovechado para desafiar abiertamente la legitimidad e incluso la legalidad de su deuda externa y posteriores inversiones especulativas realizadas en la ruleta del casino capitalista.

De hecho, en el caso de Argentina, los orígenes de la deuda se pueden remontar a la brutal dictadura militar de los años 1970 y 1980. Devengados inconstitucional e inmoral por un régimen genocida dónde "desaparecieron" 30.000 ciudadanos, el juez Jorge Ballesteros 'fallo en la Causa Olmos en 2000 dónde llegó a la conclusión que la deuda es "fraudulenta y arbitraria", después de haber sido estudiada tras más de 400 testimonios se llegó a la conclusión de que la deuda externa era corruptas, fraudulentas y tenía muchísimos actos ilegítimos. El principio jurídico básico es que ninguna acción ilícita más tarde puede servir como base para un acto jurídico como NML y Aurelius y la compras de bonos. Sobre esa premisa, toda la deuda sucesoria puede caerse y ser declarda ilegítima e ilegal y de esa manera quedar sin efecto el valor de las inversiones realizadas en ella, incluyendo los fondos buitre y sus compras de bonos después de 2001 en la crisis económica de Argentina.



Luego está el hecho de que varios países ya han realizado auditorías de la deuda pública y no sólo han sobrevivido, sino que también prosperar en sus economías. Por ejemplo en 2008 el Presidente Correa de Ecuador creó una Comisión que encontró que el 70 por ciento de su deuda era ilegítima. A través de incumplimiento parcial y selectiva de recompra , la carga de la deuda del país se redujo en $ 3 mil millones. En la actualidad se erige como una de las economías de más rápido crecimiento en la región . En Islandia, la gente votó a negarse a asumir deudas extranjeras de sus bancos y han ganado inmensamente, con la economía en auge y el desempleo al 2 por ciento . Mientras tanto, en Francia, una auditoría ciudadana encontró 60 por ciento de su deuda pública ilegítima . Auditorías de deuda pública son factibles y se niega a pagar, esto no significa un Armagedón financiero, sobre todo si está llevada a cabo por una autoridad supranacional.

Luego está la cuestión de si los países líderes en el mundo estarían de acuerdo con tal arreglo. Aquí uno puede mirar hacia el regulador del Banco Mundial internacional de controversias entre inversores, el Centro Internacional de Arreglo de Distputes inversión y la Corte Penal Internacional, ambos operan con éxito en la ausencia de la plena ratificación de las principales potencias mundiales. En este último caso, la mitad de las naciones del mundo, incluyendo los EE.UU. y China, no son parte en el tratado, y no tienen reconocimiento de su autoridad. El creciente apoyo público de los países del Norte de que tiene que haber un tribunal internacional de la deuda seguramente obligará pronto a las naciones del G-20 restantes a unir opiniones.

Por último hay que preguntarse si las "pérdidas" incurridas por dichas deudas en el mundo financiero global dejan secuelas el sistema existente. A pesar de las evaluaciones normativas acerca de la conveniencia de tal escenario, nada podría estar más lejos de la verdad. Los fondos de cobertura y de capital privado que han especulado sobre las deudas no son sociedades de accionistas. Pérdidas por lo tanto se limitan en gran medida a los ejecutivos multimillonario de fondos, mientras que los beneficios globales de crecimiento, creación de empleo, reducción de la pobreza, y la redistribución de la riqueza que resultan de la carga de la deuda de ser derrotados una vez por todas sería verdaderamente inimaginable. El establecimiento de un tribunal de este tipo vale la pena intentarlo. Los pueblos del mundo no tienen nada que perder más que sus deudas históricas.


0No comments yet
      GIF
      New