About Taringa!

Popular channels

Sede Social del Club Nacional de Football uruguay



Sede Social del Club Nacional de Football, inaugurada en 1947, con una fachada visualmente espectacular.



Encontrado en el corazón del barrio La Blanqueada, por la Avda 8 de Octubre y siempre con la alusión caracaterística del verdadero decano del fútbol uruguayo.



Una arquitectura esplendorosa que también da para un estacionamiento de suma comodidad que se ve al fondo.



Puerta para el ingreso a la sede que permite una gran comodidad.



Entre cortada la foto, pero un mural con la auténtica verdad de que allí el prócer de los orientales, fue proclamado como jefe en nuestra "Chacra de la Paraguaya".



Si bien la foto se expresa por sí sola, vale destacar una vez más que en esa carta está declarado por la asociación que rige las normas de nuestro fútbol, que Nacional, es el auténtico, el verdadero y único decano del fútbol uruguayo.



En el inicio de esta visita nos encontramos con una vitrina que posee las copas más trascendentes que Nacional consiguió en su historia. Se encuentran algunas Libertadores, Intercontinentales, la Teresa Herrera, entre otras.



Al ganarla en tres oportunidades, se le condeció la Copa Libertadores como propiedad al glorioso Club Nacional de Football.



Atilio García, el máximo goleador de la historia del fútbol uruguayo, y para muchos el mejor jugador de Nacional de toda la historia. Máximo artillero clásico, y el monumento que vemos, es poca cosa para este pedazo de futbolista.



Copa RENNER, ex patrocinante de Nacional hace algunos años, y fue un trofeo que se ganó de carácter amistoso, pero la obra cultivista vale la pena fotografearla.



Decíamos, fotos atrás, las copas más resontantes del tricolor durante su historia, aquí se pueden apreciar de más cerca.



Una nueva foto de dichos trofeos, donde también se ve la Copa Direct TV lograda en el 98, la del Apertura 2001, la Recopa Sudamericana, entre otras..



Nueva panorámica de la vitrina especial de la sede social, la cual ya se ve la Teresa Herrera a la derecha de la imagen.



Homenajes mediante plaquetas, por los 100 años del decano del fútbol uruguayo, entre los cuales se encuentran la Asociación del Fútbol Argentino, la Asociación del Fútbol Uruguayo y la Confederación Sudamericana de Fútbol.



Deportes anexos de la institución, como el ciclismo, donde se consiguieron también unos cuantos trofeos en su primera imagen de esta visita virtual.



Segunda imagen de los mencionados trofeos ciclistas.



Nueva imagen del ciclismo tricolor



Otra vuelta ciclista con más ángulo visual.



Esta vez, adornado de un hermoso escudo.




Apodado "El Divino Manco", fue crack en el tiempo en el que el firmamento celeste los regalaba. Astro de primerísima magnitud, con brillo que iluminaba las canchas del mundo cualesquiera fueran las sombras rivales que debería atravesar. Era manco de su mano derecha, pues la perdió en un accidente laboral. Su muñón era un arma temida por su contrarios, pues lo utilizaba que utilizaba en los saltos y choques dentro del área. Se reía de la misiones imposibles. Salía a cumplir la suya con la fuerza de los que pueden y la confianza de los que saben. Vivísimo entre los vivos: hábil definidor en las apuradas con un temple contagioso y un empuje incontenible en el área rival. Héctor Castro pasó a la historia del mundial de 1930, como el elegido por el destino para marcar el primero y el último de los goles uruguayos. Además conquistó el primer gol en el Estadio Centenario. Contra Perú el día del debut, anotó el único tanto con el cual se impuso 1 a 0 que fue además el primer gol convertido en el Estadio Centenario. En la final, cuando Uruguay ganaba por 3 a 2 y no se descartaba el empate de los argentinos, de cabeza ante un centro de Dorado y a un minuto de la terminación del partido, conquistó el cuarto y definitivo gol que liquidó la esperanza de los argentinos. Campeón Uruguayo con Nacional en los años 1924, 1933 y 1934. Campeón Sudamericano en 1924(Montevideo) y 1935 en Santa Beatriz (Perú). Campeón Olímpico en 1924 (Colombes) y 1928 (Ámsterdam) y Campeón Mundial en 1930 (Montevideo).



Es una foto, que parece repetitiva, pero es genial. Réplica de los trofeos más importantes de la historia del club. Libertadores, la Intercontinental y la Toyota Intercontinental.



El partido de los 100 años, donde Nacional enfrentó al PSV Eindhoven de Holanda, fue el mismo club que le tributó homenaje al tricolor por su siglo de gloria, y aquí está la plaqueta y el homenaje.



Sección de copas, plaquetas, y demás títulos logrados por la institución.



Continuidad e incontables trofeos adquiridos por el Club, en su amplia cantidad de años y ciclos victoriosos.



Panorámica de las vitrinas tricolores y como es espacialmente el complejo.



Consecutiva panorámica, pero esta ocasión inclinamos hacia la otra parte de la sede



Nombres de gente que contribuyó para la celebración de los 100 años, entre los cuales se destaca, el presidente Ricardo Alarcón.



Homenajes, y una nueva figura que se destaca en el "PALACIO DE CRISTAL".



Una imagen, vale más que mil palabras, el heroico triunfo de 1971 y la foto de la primera vez del equipo que Nacional lograse una Libertadores.



Esta vez, en 1981, Nacional y su triunfo de la Intercontinental, con el presidente Dante Iocco en aquél entonces.



Siguiendo la recorrida, encontramos a los héroes, pero del 88. De América ante Newell's y del Mundo ante el PSV. Histórico.




Atilio García: Nació el 26 de agosto de 1914 en Junín, República Argentina. Fue el décimo hijo y comenzó a jugar al fútbol en el club Moreno de la localidad. Posteriormente juega en Platense y Boca Juniors. A fines de 1937, pide pase de Boca Juniors para Nacional. Llegó a Montevideo el 14 de enero de 1938, y debuta al día siguiente en un partido internacional entre Nacional y Chacarita Juniors de Argentina por el Campeonato Nocturno Rioplatense. Gana Nacional por 3 a 2 convirtiendo Atilio sus primeros dos goles con la camiseta tricolor. Es el mayor goleador de la historia de Nacional: anotó 486 goles. Posee el record de goles en una temporada: 52 en 1938. Es el máximo goleador de los clásicos: le convirtió 34 goles a Peñarol. Goleador absoluto durante 8 años del Campeonato Uruguayo, siete de ellos consecutivos: 1938 (20 goles), 1939 (22), 1940 (18), 1941 (23), 1942 (19), 1943 (18), 1944 (21) y 1946 (21). Tiene el récord de haberle anotado 4 goles a Peñarol, el 8 de diciembre de 1940, partido que Nacional ganó 5 a 1. Es protagonista de la mayor goleada clásica. El 14 de Diciembre de 1941 Nacional vence a Peñarol por 6 a 0, convirtiendo los goles Atilio García (2), Bibiano Zapirain, Luis Ernesto Castro, Roberto Porta y el restante Piñeiro en contra. Campeón uruguayo 8 veces, en los años 1939 al 43, 46, 47 y 1950. Integró el equipo titular del primer gran Quinquenio de Oro del fútbol uruguayo, obtenido por Nacional (1939 - 1943). En muestra de gratitud, la parcialidad le obsequió una casa con la llave de Oro, en pleno Parque Rodó (Giribaldi 2278). Fallece en Montevideo, en el año 1973, siendo velados sus restos mortales, en la Sala de Cristal de nuestra Sede Social, donde un busto lo recuerda. En octubre de 1997, el secretario de prensa de Nacional, Sr. Nelson Laino, tuvo la feliz iniciativa de confeccionar las entradas para un partido clásico, con la fotografía del gran Atilio, como reconocimiento a su maravillosa carrera futbolística.




Nacido en 1940 en la ciudad de Mendoza en la Republica Argentina, pide pase para Nacional el día 14 de julio de 1969. Fue un goleador empedernido. Poseía una intuición excepcional para ubicarse dentro del área en el lugar preciso para con un toque corto o de cabeza convertir el gol. Goleador en Argentina (Atlanta, River e Independiente) y Brasil (Palmeiras) llega a Nacional para completar uno de los mejores equipos de nuestra historia. Los números oficiales son una prueba contundente: en Brasil hizo 65 goles, en Argentina 348 de los cuales 23 defendiendo a la selección Argentina y en Nacional convirtió 158. Debuta el 16 de Agosto de 1969 frente a Danubio por el Campeonato Uruguayo triunfando Nacional 3 a 0 con dos tantos de Artime y uno de Saravia. De ahí en mas comenzó la carrera vertiginosa del goleador en Nacional. La hinchada concurría al estadio sabiendo que arrancaba ganando 1 a 0 si Artime estaba en la cancha. Fue el máximo goleador de los últimos 30 años en Nacional donde convirtió 158 goles. Goleador de los Campeonatos Uruguayos de los años 1969 (24 goles), 1970 (21 goles) y 1971 (16 goles). Su aporte fue decisivo para completar un equipo que arrasó todos los campeonatos que disputó. No sólo fue importante dentro de la cancha, su temperamento y calidad humana fue fundamental en la unión del grupo.



Del 39 al 43, Nacional logra el primer quinquenio del fútbol uruguayo. Incluido, un torneo de 20 jugados y 20 ganados, gesta única e irrepetible hasta la fecha, además de la máxima goleada clásica el 14 de diciembre de 1941, con el inolvidable 6 a 0 (4 de Atilio García).



Nacido en el año 1944 Víctor Espárrago es uno de los grandes jugadores de nuestra historia. Comienza jugando en Danubio y al poco tiempo pasa a Cerro, siendo dirigido por Don Ondino Viera. Desde 1961 a 1965 es titular de puntero derecho en su primer equipo y juega varios partidos en la selección uruguaya. En el año 1966 pide pase para Nacional y debuta el 26 de Marzo contra el club La Luz en el Parque Rivero. Campeón Uruguayo en 1966 dirigido por Roberto Scarone, se distingue por ser un jugador polifuncional. Jugó en los tres puestos del mediocampo y en los tres de la delantera. Era capaz de marcar en un partido al mejor jugador rival en forma personal (Adhemir Da Guía contra Palmeiras, Falcao en la final de la Copa Libertadores, o a Trevor Francis en la final de la Copa Intercontinental) y al otro encuentro jugar de delantero. Con la celeste jugó 67 partidos convirtiendo 18 goles. Intervino en los Mundiales de 1966 (Inglaterra) y 1970 (México) donde Uruguay obtuvo el cuarto puesto. Fue el autor del recordado gol contra Rusia cabeceando en el último minuto del alargue un centro de Cubilla. En julio 1973 es transferido al Sevilla de España y en 1975 pasa luego al Real Club Recreativo Huelva, decano del fútbol Español. Retorna a Nacional en 1979. Seis meses después es nuevamente Campeón de la Copa Libertadores de América y de la Intercontinental en Tokio. El 6 de Agosto de 1980 se clasifica por sexta vez campeón uruguayo luego de ganarle a Defensor por 1 a 0 en el Parque Central. En febrero de 1982 se retira de la practica activa. Defendió a Nacional en 431 partidos convirtiendo 62 goles.



Abdón Porte se inició en las actividades de la primera división en su ex Club Colón, entidad a la que perteneció Foglino, Levrato, Besusso y otros excelentes jugadores. De aquella entidad pasó al Libertad, entidad que dejó en 1911 para jugar definitivamente en el team de Nacional. Debutó el 12 de Marzo de 1911, midiéndose en un partido amistoso contra Dublín, siendo titular indiscutido hasta 1918. Jugó 207 partidos defendiendo a Nacional donde 37 de ellos fueron ininterrumpidos. Campeón Uruguayo cuatro veces; en los años 1912,1915, 1916 y 1917 (donde Nacional conquistó la primer Copa Uruguaya en propiedad). Campeón Sudamericano en 1917. Según crónicas de la época “..el popular Indio fue uno de los hombres más discutidos de nuestro football en la hora en que debieron organizarse nuestros combinados. Para Nacional en cambio, no tuvo sustituto. En la intercepción fue un elemento seguro y firme. Fue toda una columna que sabía dar la impresión de invencible. Atacando su team, fue temible ya que llegó a destacarse como scorer. En el año 1917 conquistó seis goles, cantidad extraordinaria tratándose de un hombre que se desempeñaba en la defensa..”. Se suicidó, pegándose un tiro en el corazón, el 5 de marzo de 1918 en el centro de la cancha del Parque Central.



Futbolistas, vayan si los hay. Schubert Gambetta, gran jugador, sobre todo de entrega en los clásicos.



Panorámica general, de lo ya recorrido en esta visita virtual. A la derecha de la imagen, copas e imágenes vistas de hazañas y futbolistas; a la izquierda, cosas que faltan por recorrer a continuación, y una parte superior de la sede que también se podrá visualizar en esta visita virtual



Copas y más copas.



Copas y más copas (2).



Ya subiremos las escaleras para seguir observando futbolistas, pero antes, si seguís mirando y adecuándote a la visita virtual, observaremos lo que resta del primer nivel, para luego sí avanzar al segundo piso.



Adelantándonos superficialmente, estos son algunos de los tantos triunfos juveniles y del fútbol femenino.



Otros homenajes de diversos equipos, como por ejemplo el Emelec, sobre los 100 años de Nacional. Programas de radios, diarios, entre otros.



Homenajes, en vitrinas "enanas", en esta casa sobre la gesta de 1941.



Diarios de la época, por los años 40.



Otras copas, las cuales en algunos casos, son de básquetbol, y en otros, torneos amistosos disputados en todas partes del mundo, fundamentalmente en Europa.



Hazañas, remontadas, escritas y narradas en diarios de la época.



Fotos del "recorte y pegue".



Más y más fotografías



En esta foto, está Waldemar Victorino y su gol para darle la Libertadores del 80 a Nacional, al vencer por 1 a 0 a Inter de Porto Alegre.



Medallas y reconocimientos que tienen que ver, por concurrencias a torneos internacionales y a definiciones internacionales. Ejemplo, la definición de la intercontinental del 88.



El gol de la valija de 1934, en la definción del campeonato uruguayo ante Peñarol. Próximamente trasladaremos el famoso gol de la valija, con exclusividad de Bolsilludo.com.



Otra sección de las tantas copas que tiene la sede.



Trofeo ganado en España hace un par de décadas en una pretemporada.



Nació en Montevideo el 31 de julio de 1929. Se inicio futbolísticamente en las inferiores de Nacional como centro half o volante central. Debutó en Primera División en 1949 pasando a jugar de zaguero derecho o izquierdo. Era un brillante defensor, con un juego prolijo y de alta técnica. Fue cuatro veces Campeón Uruguayo con Nacional en 1950, 52, 55 y 56, siendo transferido al club Real de Madrid en el año 1957. Integró la selección de Uruguay desde 1952 hasta 1956 donde llegó a jugar 42 partidos. Participó en el Campeonato Mundial de Suiza donde Uruguay se clasificó cuarto. En el Real Madrid confirmó sus condiciones futbolísticas y siguió ganando campeonatos. Fue campeón seis veces de la Liga de España (1957-1960 - 1961 1962-1963 y 1964), de la "Copa del Generalísimo" en 1962, cuatro veces Campeón de Europa en los años 1957, 1958, 1959 y 1965 y de la Copa Intercontinental en 1960. Además integró la selección de España en 18 ocasiones y la defendió en el Mundial de 1962 jugado en Chile. Luego de su retiro como jugador fue técnico, llegando a dirigir la selección de España..



Nacido el año 1902 en el barrio Guruyú, Andrés Mazzali fue un deportista completo pues descolló en distintos deportes. En atletismo fue Campeón Sudamericano de 400 metros con vallas en el año 1920 en Chile. Integró en basketball el equipo de Olimpia que disputó las finales con Sporting. Pero sus logros más importantes fueron como jugador de fútbol, jugando de golero en Nacional y en la Selección Uruguaya. En 1919 debuta en Nacional como golero contra Peñarol en la cancha del Parque de los Aliados ganando 2 a 0. El equipo lo formaban: Mazzali, Antonio Urdinarán y Foglino. Oliveri, Zibechi y Vanzini. Pascual Somma, Héctor y Carlos Scarone, Romano y Marán. Los dos goles fueron de Héctor Scarone. Fue un innovador en su puesto, desde la vestimenta hasta la ubicación en la cancha. Jugaba fuera del área, era arrojado en las salidas y tenía gran rapidez. Se puede decir que al igual que Zamora, famoso golero español de la época, fue el antecedente de la forma de jugar de los goleros modernos. Concurrió a las giras de 1925 por Europa y de 1927 por Estados Unidos, Cuba y América Central. Jugó 267 partidos defendiendo a Nacional y convirtió 12 goles, pues en algunos partidos jugó de centrodelantero. Campeón Uruguayo cinco veces; en los años 1919, 1920, 1922, 1923 y 1924. Campeón Olímpico en 1924 (Colombes) y 1928 (Ámsterdam). Campeón Sudamericano tres veces; en los años 1923, 1924 y 1926.



José Nasazzi: Nació en Montevideo el 24 de mayo de 1901y apodado el Mariscal, fue el jugador más laureado del fútbol uruguayo. En su brillante carrera no conoció prácticamente la derrota. Esa palabra no se incluía en su diccionario. Nasazzi jugaba y ganaba y así fue como se consagró campeón de casi todos los campeonatos que disputó. Nasazzi, desde su puesto de zaguero derecho o zaguero atrasado, como se decía entonces, era el último y formidable escollo contra el que morían las ambiciones atacantes de los adversarios. De fuerte personalidad, capitán indiscutido en una época en la que no existía entrenador, era además el estratega del cuadro. Aún en los partidos internacionales impuso su supremacía espiritual sobre sus compañeros. Nombró titulares y formó conjuntos famosos porque su sabiduría en el fútbol era única. Sus comienzos en el fútbol se registraron en el Club “Lito” en donde actuó desde 1918 hasta 1920. Juega en “Bella Vista” desde 1922 y hasta 1932. En 1925 jugó a préstamo en Nacional durante la gira por Europa y finalmente debuta en forma oficial en el año 1933 integrando la famosa “Máquina Blanca“ que conquistó los campeonatos de los años 1933 y 1934. En Nacional toda el área tenía un patrón y ese era el “Gran Mariscal” José Nasazzi. Finalizó su carrera de jugador el 2 de mayo de 1937 jugando por el Torneo de Honor contra su querido Bella Vista. Capitán indiscutido de la Selección Uruguaya, la defendió en 59 partidos y salió victorioso en nada menos que 46 de ellos..




Golero de raza, en Uruguay, Brasil y en el mundo. Manga, como se le conoció, nació a fines de la década de 30 en la ciudad de Recife. Debuta con 17 años en el club de su ciudad Sport Club de Recife, adquiere la titularidad y jamás dejó de ser titular en todos los equipos que jugó. En 1959 pasa a Botafogo de Río de Janeiro donde jugó 10 años junto a Didi, Gerson, Jairzinho en otros grandes del fútbol carioca. Fue golero titular de la selección de Brasil en el mundial del año 1966 en Inglaterra. Una tarde de 1969, para un auto en Carlos Anaya y Comandante Braga. Desciende un hombre que con acento brasileño pregunta dónde queda el Parque Central. Sin saberlo, los que se encontraban en el bar “Los Motilones”, conocieron a uno de los grandes goleros del mundo que llenaría de gloria en los años siguientes a Nacional. Pide pase para Nacional y los triunfos comienzan a llegar. Logra todo lo que jugador ansía; cuatro campeonatos uruguayos ( 1969,1970,1971 y 1972), Campeón de América en 1971, Intercontinental e Interamericano en 1972. Ganador nato se entrenaba con gran esmero. Siempre pensó que la preparación física es secundaria en un golero. “ Lo que se debe hacer para jugar bien es estar bajo los tres palos de dos a tres horas por día soportando el fusilamiento de sus compañeros”. No le gustaba que le hicieran goles ni en los ejercicios de calentamiento previo a los partidos.. Varias veces realizaba grandes atajadas para evitar que la pelota entrara al arco. Fue de los jugadores que aprendió a querer los colores blanco, azul y rojo y a odiar los de nuestros rivales.



El "Vasco" Cea era un monstruo jugando al fútbol. Adivinaba todo lo que iba a pasar en la jugada siguiente. No era veloz con sus macizas piernas, pero su imaginación y su picardía volaban juntas. Sus pases eran medio gol; pero cuando nadie los hacía, se anotaba con alguno... casi siempre providencial. Gran hincha de Nacional, jugó desde 1925 a 1930. Intervino en las giras de 1925 por Europa y 1927 por Centro y Norte América. Posteriormente vuelve en 1934 y 1935. Campeón Uruguayo en 1934, jugó 103 partidos y convirtió 31 goles. Sus grande hazañas futbolísticas las realizó defendiendo a Uruguay. Si estaba perdiendo Uruguay, todos buscaban al “Vasco”. Era garantía de empate. Y Cea no fallaba. Logró el empate celeste frente a Holanda en las semifinales de 1924 y en la final marcó uno de los tres goles con que se derrotó a Suiza. En 1928 marcó el gol del empate frente a Italia. En 1930 hizo el gol del empate frente a Yugoslavia y en la final contra Argentina convierte el gol para empatar cuando Uruguay perdía 2 a 1..



Es el turno de Javier Ambrois.Aunque en su casa era el “Nene” fue conocido futbolísticamente como “Patesko”. Luego de jugar en equipos del barrio, comienza en la cuarta de Nacional el día que cumple 16 años. Debuta en primera división el 19 de noviembre de 1950 enfrentando a Bella Vista, partido que se ganó 3 a 0. La delantera formó con: Zapirain, Ambrois, Atilio García, Martino y Orlandi. Jugando en Nacional conquistó 104 goles siendo uno de los goleadores mas importantes de nuestra historia. Campeón Uruguayo cuatro veces; en los años 1950, 1952, 1955 y 1956. Interviene y es titular en el Mundial de 1954 jugado en Suiza donde Uruguay se clasifica cuarto.



Ricardo Faccio, uno de los grandes jugadores de nuestra historia, llamado “El león” por su espíritu combativo, fue un gran hincha de Nacional. Era el típico centro half antiguo, fuerte, temperamental que se imponía a los rivales en base a un físico privilegiado y a su gran personalidad. Nacido en el departamento de Durazno, comenzó jugando como puntero izquierdo en los clubes Wanderers y Sporting e integró la selección de su departamento a los 18 años. Posteriormente viene a Montevideo y juega en el club Universal y en la selección de Intermedia. En el año 1932 pidió pase para Nacional. Integra en el año 1933 el primer equipo espectáculo del régimen profesional, que marcó records tanto en lo deportivo como en lo económico. Denominado “La Máquina Blanca” fue integrado por varios campeones olímpicos y mundiales de 1928 y 1930.



Comienza en Cerro y es rápidamente llamado a integrar las Selecciones Juveniles de 1974 y 1975 donde se clasifica Campeón Sudamericano. En 1976 pide pase para Nacional en un mal momento deportivo del club y fue entrando lentamente en la historia grande a fuerza de tesón y coraje. Jugó en Nacional siete años, hasta 1983. Se clasificó Campeón Uruguayo en 1977, 1980 y 1983. El 6 de agosto de 1980 se disputa en Montevideo la final de la Copa Libertadores de América contra Internacional de Porto Alegre. Nacional formó con Rodolfo Rodríguez, Blanco y De León. Moreira, Luzardo y W. González. Bica, Espárrago, Victorino, de la Peña y Morales. La entrada de Nacional quedó grabada en la retina de todos los que tuvimos la dicha de presenciarla. El humo de los cohetes y fuegos artificiales casi no dejaba ver la cancha y a los jugadores. El gol de cabeza de Victorino y la sensacional atajada en la hora de Rodolfo Rodríguez permitieron que por segunda vez nos clasificáramos Campeones de América. El 11 de febrero de 1981 se juega en Tokio la final Intercontinental contra el equipo inglés de Nottingham Forest, campeón de Europa. Nacional formó con: Rodolfo Rodríguez, Blanco y Enríquez. Moreira, Espárrago y W. González. Bica, Milar, Victorino, Luzardo y Morales. Triunfa Nacional con gol de Victorino a los 12 minutos del primer tiempo, gran actuación de Rodolfo Rodríguez y nuevamente Nacional es Campeón de la Copa Intercontinental. Con la Selección de Uruguay fue Campeón de la Copa de Oro de Campeones del Mundo (Mundialito) en 1981 y de la Copa América en 1983.



Ingresa a Nacional con 29 años, el 24 de diciembre de 1964. Venía precedido de grandes logros en Argentina, donde fue goleador en San Lorenzo y Boca Juniors. Jugador de físico relativamente pequeño pero de complexión fuerte, tenía una capacidad asombrosa para pegarle a la pelota con potencia y dirección. Para Sanfilippo no había un pase alto, bajo o fuerte. Sólo necesitaba un mínimo espacio para acomodabar el cuerpo, de forma tal que siempre el disparo era de frente al arco, fuerte y bien dirigido. Pero además era un jugador técnico, de buen dominio de la pelota y excelente juego de equipo. Debuta en Europa, durante una gira que estaba efectuando Nacional. En seis partidos conquistó ocho goles, ratificando sus antecedentes de goleador empedernido. En 1964 Nacional va camino de la Copa Libertadores arrasando a todos sus contrarios, pero en un partido de práctica se fractura y queda fuera del equipo. Disputa Nacional la final contra Independiente. En Montevideo, el juez holandés Leo Horn en un arbitraje bochornoso nos anula dos goles en forma increible (Bergara y Urruzmendi) terminando el partido 0 a 0. Posteriormente se pierde la revancha 1 a 0 en Avellaneda. Con grandes problemas en la recuperación de la lesión, cuando vuelve a las canchas es goleador nuevamente. Conquista un gol de taco a Danubio que hoy lo recuerda en su libro como uno de los más lindos que conquistó.



Luis Ernesto Castro denominado por la hinchada de Nacional "Mandrake" fue un jugador elegante. Jugando de puntero derecho dominaba a la perfección ambas piernas. Dueño de una cintura flexible y un dribling fulminante que cuando estaba inspirado era irresistible para los marcadores. Nació el 31 de julio de 1931 en el barrio Palermo, de una familia que dio al fútbol Uruguayo otros dos grandes jugadores Braulio y Enrique que también jugó en Nacional. Comienza en 1936 en los menores de Nacional y debuta en el primero recién en el año 1939. Adquiere la titularidad en 1940 y hasta 1949 es inamovible en la punta derecha de Nacional. Campeón Uruguayo siete veces; en los años del Quinquenio de Oro 1939 - 1943, en 1946 y 1947. Jugó por Nacional 274 partidos y convirtió 116 goles.



Domingo Da Guia: En 1933, Nacional decide armar el primer cuadro espectáculo del fútbol uruguayo denominado “La Máquina” y trae como zaguero a un joven brasileño de tan solo 20 años que fue sensación. Estuvo solo un año (1933) pero era tanta su clase que todavía se lo recuerda. Jugó de zaguero izquierdo a pesar de su posición era de back o zaguero derecho, pero en ese puesto estaba el “Mariscal” José Nazzasi. Jugador de mucha técnica, con un dominio completo el área, impresionaba su tranquilidad en la marcación. Parecía que tenía un imán en sus pies para conseguir la pelota, salir dribleando del área para luego hacer un pase a los pies de un compañero. Campeón uruguayo en 1933. Es considerado actualmente el mejor zaguero central de Brasil de todos los tiempos.



Otra, de Luis Ernesto Castro, quien tiró una frase sensacional: "Nosotros somos fruto de la hinchada. Esa es la verdad. Al jugador de fútbol, aparte de las condiciones que pueda tener, lo hace la hinchada".



Copas, juveniles y del fútbol femenino, (solo las que entraron).



Puntero muy rápido y con tiro potente, es uno de los grandes goleadores de nuestra historia. Integró uno de los mejores equipos de Nacional: Manga, Ancheta y Emilio Álvarez o Masnik. Ubiña, Montero Castillo y Mujica. Cubilla, Maneiro, Artime, Espárrago y Morales donde alternaban entre otros Blanco, Mamelli, Prieto y Bareño. Jugó en Nacional la cantidad de 471 partidos y conquistó191 goles. Seis veces Campeón Uruguayo (1966, 1969, 1970, 1971, 1972 y 1980), dos veces Campeón de la Copa Libertadores de América (1971 y 1980), dos veces de la Copa Intercontinental (1972 y 1981) y Campeón de la Copa Interamericana en 1972. En 1982 decide dejar de jugar al fútbol en forma profesional.



Waldemar Victorino: Se inició en las inferiores del club River Plate debutando en el primero el 9 de junio de1976. Delantero rápido, era un neto de punta que jugaba cerca del área. Delgado, no muy alto, pero de una rapidez mental impresionante, se adelantaba a los contrarios un fracción de segundo para definir impecablemente. Rápidamente sus condiciones de goleador llamaron la atención y en 1979 se incorpora a Nacional. Debuta el 24 de febrero en el Monumental de Núñez logrando a los 56 minutos su primer gol con la tricolor. Pocos goleadores han convertido goles tan importantes como los que Victorino logró en forma casi consecutiva. El 6 de agosto en la final de la Copa Libertadores contra Internacional de Porto Alegre en Montevideo, convierte el único y definitivo gol. Morales ejecuta un tiro libre desde la derecha y se la pasa a Hermes Moreira sobre la raya. Este al llegar al fondo levanta un centro que Victorino cabeceó hacia abajo contra el parante izquierdo del golero. Luego en el Mundialito que gana Uruguay logra tres goles decisivos, uno en cada partido. En la final contra Brasil convierte el segundo gol que le dió la victoria a Uruguay con tiro corto dentro del área luego de un centro de la derecha. Finalmente logra en Tokyo, jugando la Copa Intercontinental, el único gol que le permite a Nacional lograr por segunda vez dicho trofeo. Fue el 11 de febrero de 1981 contra el campeón de Europa, el equipo inglés de Nottingham. A los 10 minutos del primer tiempo Moreira le envía un pase en profundidad que Victorino remata dejando sin chance al golero inglés Shilton. Campeón Uruguayo en 1980, Campeón de la Copa Libertadores e Intercontinental en 1980, Goleador del Campeonato uruguayo en 1979 con 19 goles. Conquistó 61 goles jugando con la tricolor. Con Uruguay fue Campeón del Mundialito en 1980.



Héctor Scarone, considerado el “mejor jugador del mundo”, nació en Montevideo en 1898 y era hermano de Carlos, otra gloria tricolor y del fútbol Uruguayo. Ágil y veloz, dominaba ambas piernas, habilidoso en el dribbling, era increíble la precisión y fuerza que tenía cuando remataba. Infalible en los tiros con pelota quieta, su seguridad en convertir penales se hizo leyenda. Gran cabeceador a pesar de su baja estatura, era un peligro constante para las defensas adversarias. Se elevaba en el momento oportuno descolocando a sus marcadores. Realizaba pases cortos con sus compañeros a gran velocidad, pero demostraba su gran técnica en los pases largos, en profundidad. Esos toques sorpresivos y su juego lleno de imaginación le valieron el apodo de “El Mago”. Campeón Uruguayo ocho veces en los años 1916 - 1917 - 1919 - 1920 - 1922 - 1923 - 1924 y 1934. Con Uruguay jugó 70 partidos y conquistó 52 goles siendo de los mayores goleadores celestes. Tiene el record de ser el jugador uruguayo que logró conquistar más goles en un partido por un campeonato sudamericano. El 28 de octubre de 1926 Uruguay venció a Bolivia 6 con 5 goles de Héctor Scarone y el restante de Ángel Romano. Campeón Sudamericano en 1917 - 1923 - 1924 y 1926. Campeón Olímpico en 1924 y 1928. También fue Campeón del Mundo en 1930.



El "Vasco", estampó los dos goles en el 88 ante PSV, y en el 2004, fue técnico. Zaguero de hacha y tiza. Un fenómeno.



Aníbal Ciocca: Nacido el 23 de julio de 1915, Aníbal Ciocca fue una institución dentro de Nacional. Desde que el “Príncipe” empezó a jugar. Nacional lo mimó, lo llevó hacia la cumbre, y Ciocca lo deleitó con el artificio y la practicidad de su extraordinario fútbol. Llegó del club Wanderers en 1931, ya que los bohemios lo habían hecho jugar en el segundo sin advertir que tenían en sus filas a un grande y único campeón. Desde aquellos y lejanos tiempos, Ciocca defendió a Nacional con verdadero amor. Dominó a la perfección los tres puestos centrales de la delantera y fue Campeón Sudamericano dirigiendo a la delantera celeste en el año 1942. Hombre cerebral, inteligente, midió la acción y colocó la pelota por “el agujero” que nadie vio. Fue un entreala, hoy llamado volante, de los que “hace jugar” a sus compañeros, que ayudó a jugar a muchos punteros. Su acción tuvo por momentos el sello del entretenimiento. A Ciocca le gustó el fútbol como la propia vida. Jugó 353 partidos y convirtió 155 goles. Campeón Uruguayo siete veces, integró la famosa delantera del Quinquenio: Luis Ernesto Castro, Ciocca, Atilio García, Porta y Zapirain. Con Uruguay fue Campeón Sudamericano en 1942.



Zaguero exquisito en su técnica, fue uno de los mejores en su puesto del fútbol uruguayo. Buen marcador, tenía una salida elegante con excelente entrega de pelota. Jugador limpio, veloz, maestro en el quite y en el anticipo. Defendió a Nacional en más de 300 partidos.



Jugaba en la mitad de la cancha en un puesto denominado antiguamente centrojás y ahora volante central. De gran prodigación física, su fútbol era de lucha y temperamento. Se destacaba en el anticipo constituyéndose en uno de los ídolos de la década del cuarenta para la hinchada de Nacional. Jugó 265 partidos defendiendo a Nacional y conquistó siete goles.



Otro futbolista más en este circuito de figuras.



Hugo Eduardo De León: Jugador elegante y plástico, era un zaguero que desplegaba toda su calidad en cada jugada. La limpieza de su juego se acompasaba con sus fervientes deseos de ganar y fue un puntal anímico de los equipos que integró. El arte del fútbol que practicó como jugador lo aplica en la dirección técnica con irrenunciable tenacidad. En Nacional fue Campeón Uruguayo en 1977, 1980 y 1992. Campeón de la Copa Libertadores de América en 1980 y 1988 y Campeón de la Copa Intercontinental (Copa Toyota) en 1988, Campeón de la Copa Interamericana y de la Recopa en 1989.



Fue un golero brillante con actuaciones sensacionales durante 1988 y 1989 que le permitieron a Nacional lograr triunfos de gran trascendencia. Sus grandes atajadas en los penales tirados en la definición de la final de la Copa Intercontinental le valieron el apodo de “Superman”. Atajó además un penal en la final de la Recopa que le permitió a Nacional conquistarla. Con el tricolor, ganó: Campeón Uruguayo dos veces: en 1988 y 1992, Campeón de la Copa Libertadores de América en 1988, Campeón de la Copa Intercontinental en 1988, Campeón de la Recopa en 1988, Campeón de América 1987.



Aníbal Paz: Más conocido como “El Canario” ha sido es y será un símbolo dentro de Nacional. Uno de los más grandes de nuestra historia, su trayectoria marcó a fuego un pedazo grande de ella. Golero eemblemático de Nacional, inamovible en la defensa de los tres palos durante el "Quinquenio de Oro" y titular indiscutido por 13 temporadas. El 14 de Noviembre de 1953 jugó su último partido contra Danubio. Jugó en 471 partidos siendo uno de los jugadores que defendió mas veces a Nacional en toda su historia. Fue nueve veces campeón uruguayo, en los años 1939, 40, 41, 42, 43, 46, 47, 1950 y 52. Además fue Campeón de la Copa Rió de la Plata en 1942 y 1946 y Campeón del Atlántico en 1947. Con Uruguay fue Campeón Sudamericano en 1942 y Campeón del Mundo en 1950.



En este contexto gráfico, se fundó el glorioso Club Nacional de Football. Antes del inicio de la visita virtual, se puede apreciar el vídeo de este sitio.



Año que Nacional gana el Apertura y Clausura, logro inédito hasta la fecha cuando se inició con esta modalidad de disputa



Foto general de los presidentes durante la historia.





Socio fundador, primer Presidente en el año 1899 y jugador. Integró como centrodelantero el equipo de Nacional en sus primeros partidos. Este querido y bien recordado deportista, fue el que tuvo la feliz iniciativa de reivindicar para el Club que fundara el Decanato del fútbol Uruguayo. Hombre de bien, destacado representante del pueblo en nuestro Parlamento Nacional, donde tuvo como compañeros a los doctores Pedro Manini Ríos, Luis Melían Lafinur, Aureliano Rodríguez Larreta, Martín C. Martínez, Julio Maria Sosa, Carlos Roxlo, Antonio Maria Rodríguez, etc.



Socio fundador con 16 años, Honorario y Presidente de Nacional en los años 1934, 1935 y 1939. Vocal de los años 1936, 1938 y 1940 y Secretario General en los años 1948 y 1949. Delegado en diversas oportunidades ante la Asociación Uruguaya de Fútbol. Presidente de la misma en los años 1924 y 1925, miembro neutral en 1908, factor preponderante para que Uruguay estuviera representado en la Olimpiada de Colombes. En 1930, fue miembro de la Comisión de Selección de Uruguay que ganó por primera vez el Campeonato Mundial de Fútbol. Presidente de los clubes Reformes Football Club en el año 1917, Club Atlético Atenas, Montevideo Rowing Club y de la Federación Uruguaya de Remo.



Fue el presidente que ejerció más años consecutivos tan alto cargo; durante 12 años , desde 1968 hasta 1979. En su mandato Nacional conquista la primer Copa Libertadores de América, las Copas Intercontinental, Interamericana y cinco campeonatos uruguayos en los años 1969, 1970, 1971, 1972 y 1976. En total se ganaron 16 campeonatos (Liga Mayor, Copa Montevideo, etc.). Consigue un récord inigualado hasta el presente: 16 clásicos consecutivos invictos contra el rival tradicional, desde 1971 hasta 1974. Debió luchar contra la estructura de poder montada por nuestro rival, lo que le valió duros enfrentamientos con dirigentes de otros clubes y del propio Nacional, jueces, integrantes de la Confederación Sudamericana y varios periodistas como Víctor Hugo Morales. Compra la actual concentración de "Los Céspedes" donde realiza importantes obras para mejorarla y la casa lindera a nuestra Sede Social.



Destacado deportista, campeón de waterpolo en 1936, integró la delegación uruguaya que participó en las Olimpiadas del año 1946 disputada en Londres. Fue integrante del Comité Ejecutivo de la AUF, miembro de la Confederación Sudamericana de Fútbol y es integrante de la Comisión Técnica de la FIFA. Rematador desde 1949, es poseedor de una de colecciones de monedas antiguas más importante del Uruguay siendo fundador del Instituto de Numismática. Ejerció la presidencia en dos momentos delicados por los malos resultados deportivos y en ambas triunfó ampliamente. En su primera presidencia (1980 - 1983) toma al club en un momento muy delicado deportivamente. Con adecuados cambios en la dirección técnica, la dupla Juan Martín Mujica como técnico y Esteban Gesto en la parte física, logra la clasificación para intervenir en la Copa Libertadores, ganándole a Peñarol por 2 a 0 el 4 de febrero de 1980. Seis meses después Nacional obtiene el 6 de agosto la segunda Copa Libertadores de América y posteriormente las Copas Intercontinental y Recopa. Se clasifica además Campeón Uruguayo en 1980. Contribuyó al crecimiento patrimonial con la compra de terrenos linderos al Complejo Deportivo "Los Céspedes". Durante la segunda (1997 - 1999) logró con un técnico joven y de la casa como Hugo de León acompañado nuevamente por el Prof. Esteban Gesto ganar los campeonatos Uruguayos de 1998 y 2000. Nacional festejó sus cien años el 14 de mayo de 1998 con fiestas populares en todo el Uruguay que quedaran para el mejor recuerdo de los que la vivieron.



Eusebio Céspedes: presidente honorario del Club Nacional de Football entre 1907 y 1910



Durante sus 3 etapas en Nacional Sebastián Abreu ha logrado entrar en la historia grande del club. Campeón Uruguayo, Campeón del Apertura, Campeón del Clausura, Máximo Goleador del Equipo, Goleador Clásico, Capitán, Referente y Máximo ídolo de la hinchada tricolor son sólo algunos de los pergaminos del popular "Loco" a lo largo de los años en que defendió la camiseta que mejor le sienta.



Una réplica gigante de la Copa Intercontinental, Nacional la ganó en tres oportunidades a posteriori de alcanzar, evidentemente, la Libertadores de los años: 1971, 1980 y 1988. Momentos únicos e históricos del club.



Subida al tercer nivel, en el siguiente entrepiso, más homenajes.



Copa Baltasar Brum, (presidente de aquel entonces en Uruguay), la recibe el mariscal.



Foto del Nacional Campeón de la Liguilla Pre Libertadores del año 1994, sin haber perdido un solo partido.



Foto del equipo tricolor por los años 40, donde se pueden sacar al arquero Aníbal Paz y a Atilio García, entre otros tantos monstruos de aquel equipo.



Aquí encontramos una plaqueta que tiene que ver con lo que sucedió por primera y única vez en la temporada 2006, que Nacional saliera campeón de un certamen y su tradicional rival último, jerarquizado en que en la tabla anual, Nacional también salió primero y el tradicional rival en la última posición.



Aquí encontramos una plaqueta que tiene que ver con lo que sucedió por primera y única vez en la temporada 2006, que Nacional saliera campeón de un certamen y su tradicional rival último, jerarquizado en que en la tabla anual, Nacional también salió primero y el tradicional rival en la última posición.



Además de la foto anterior, en ese mismo lugar, se encuentran otros homenajes, a equipos tricolores que alcanzaron en algún momento triunfos históricos.



Equipo de Nacional ganador del Uruguayo 1992 y la Liguilla en 1993.



El fútbol del Interior de Nacional, le tributa un homenaje al querido Club Nacional de Football que tiene que ver también, con la fecha del 13 de setiembre de 1903, donde Nacional, logra por primera vez en la historia del fútbol uruguayo, un triunfo internacional.



El Nacional de 1991 que lora la Liguilla de manera invicta y clasifica de manera directa a la Libertadores del año siguiente.



Aquí vemos homenajes a las presidencias y también homenajes a la inauguración de la sede social en 1947, donde se encuentra una plaqueta del club argentino Boca Juniors.



En esta oportunidad, homenaje de Newell's Old Boys de Rosario en sus 50 años.



Foto de la gesta del 1988, más precisamente en la final en el Centenario ante Newell's.



Fotos del presidente de la UEFA y el presidente de la FIFA en aquel entonces, Stanley Rous y Joao Avelange en 1981.



Foto del equipo de Nacional en la primera década del siglo XX.



Allí dentro es donde se hacen las asambleas generales de socios, aunque a diario mucha gente recrea jugando al ping pong.



Otra plaqueta, pero en este caso toda tallada y con motivo del tricampeonato que Nacional estaba logrando en aquel entonces, que finalmente terminó en un quinquenio de oro.



Foto desde el segundo nivel de lo ya visitado en esta extensa pero bonita visita virtual



Otra panorámica general del segundo nivel que muestra otro poco de lo ya visitado en la parte mas grande de la sede. Esperamos que haya sido de su agrado, esta visita virtual, y que nuestro club siga creciendo desde todo punto de vista.

Fuente: http://www.bolsilludo.com/
0No comments yet