Check the new version here

Popular channels

Seis cosa que pueden bloquear tu Wi.Fi





¿Tu red inalambrica se alenta? Un reciente estudio de Epitiro, muestra que los consumidores pierden en promedio 30 por ciento de velocidad de su coneccion de banda ancha cuando utilizan las conexiones Wi-Fi en su hogar. Te decimos cuales son los problemas más comúnes y cómo solucionarlos.

¿Por qué se hace lento? Probablemente has escuchado que algunos dispositivos electrónicos del hogar, incluyendo los hornos microondas, los monitores de bebé, y los teléfonos inalámbricos, obstaculizan el funcionamiento de Wi-Fi.

Para separar el hecho de la ficción, hicimos una investigación y consultamos a un experto en el asunto: Nandan Kalle, encargado de la unidad de negocio de una red para el fabricante Belkin.




1. Enemigo público número uno: Las conecciones Wi-Fi de tus Vecinos

“Diría que la fuente más grande de interferencia para la mayoría, son las redes de Wi-Fi de sus vecinos” dice Kalle. El problema es que la mayoría del equipo existente de Wi-Fi funciona encendiendo la banda ancha a 2.4GHz.

Si usas un direccionador 2.4GHz y vives en un área muy poblada, las redes Wi-Fi de tus vecinos podrían interferir con con la tuya, obstaculizando el funcionamiento y la gama de su red inalámbrica.

La solución: Comprar un direccionador dual-band que funcione simultáneamente en 2.4GHz y 5GHz. Mientras que la banda 2.4GHz es necesaria para soportar los dispositivos Wi-Fi más viejos, 5GHz “es casi como una carretera de 11 carriles, de la que nadie ha escuchado todavía " dice Kalle. "Hay mucha menos congestión."

Los dispositivos Wi-Fi más nuevos, incluyendo las tales como el iPad de Apple y Motorola Xoom, las TV en Internet con Wi-Fi incorporado, las consolas del juego, y las computadoras portátiles de negocio, todas son dual-band.

"Todos ellos usan banda 5GHz. Pueden tomar ventaja por esa carretera vacía, y eso es lo que realmente los ayuda " dice Kalle.

Cuando estás comprando un nuevo direccionador, busca un dual-band, dispositivo 802.11n MIMO (Múltiple entrada múltiple salida), el cuál tiene normalmente una etiqueta "N600". La “N” se refiere al 802.11n, un estándar internacional de Wi-Fi aprobado en 2009. La tecnología MIMO proporciona una mayor gama usando múltiples antenas para transmitir y para recibir datos. Y “600” se refiere a dos bandas, cada una transmite 300 megabits por segundo.


2. Electrónica del Hogar

¿Es tu horno de microondas, teléfono inalámbrico, o el monitor del bebé el que sabotea tu corriente de Netflix? Quizás.

La mayoría de los problemas con los teléfonos inalámbricos y los microondas es que en estos productos utilizan banda 2.4GHz. Muchos monitores de bebé funcionan con 900MHz y no pueden interferir con el Wi-Fi. Sin embargo, algunos monitores inalámbricos son 2.4GHz, y pueden interferir con 802.11g o con los direccionadores que sólo tienen banda de 802.11n.

La solución: Cuando escojas un monitor para bebés inalámbrico, escoje un modelo 900MHz. Alternativamente, consigue un sistema delicado con el Wi-Fi, como el WiFi Baby 3G, el cual se conecta con tu red inalámbrica existente.


3. Dispositivos Bluetooth

Los más viejos dispositivos de Bluetooth interferían con las redes de Wi-Fi, pero esos días ya han pasado.

"Durante los últimos años, los fabricantes de Bluetooth y de Wi-Fi han ejecutado técnicas específicas para reducir al mínimo la interferencia", afirma Kalle.

La solución: La mayoría de la gente substituye sus teléfonos cada dos años, así que a menos que tu tengas un teléfono realmente viejo o un dispositivo de Bluetooth viejo, es casi imposible que el Bluetooth interfiera con el Wi-Fi" dice Kalle.

Solución: Por si acaso, revisa tus dispositivos Bluetooth.



4. Humanos

Puede ser que recuerdes las clases de ciencia, que el cuerpo humano es en su mayoría agua (del 45 por ciento al 75 por ciento, dependiendo de su edad). El agua puede obstaculizar la velocidad del Wi-Fi, también.

"Por ejemplo, supongamos que tu cuarto está muy lleno y estás teniendo una fiesta. Eso puede realmente humedecer tu señal de Wi-Fi pero eso sería en un caso extremo" dice Kalle.

"Cuando estamos haciendo la prueba de Wi-Fi en el laboratorio y estamos intentando conseguir resultados muy exactos, tenemos que cerciorarnos de que no nos estemos colocando delante de la antena, porque afectaríamos mesurablemente su funcionamiento" agrega.

La humedad puede afectar a la velocidad del Wi-Fi también, pero no lo bastante para que el usuario lo note.

La solución: Relájate. No te preocupes por la humedad, o por esas bolsas de agua llamadas gente. Después de todo, no puedes controlar el agua, y es imprudente ser antisocial sólo para conseguir un mejor funcionamiento del Wi-Fi.



5. Ajustes en la Seguridad

En algunos direccionadores, un ajuste en su seguridad más importante puede afectar moderadamente el funcionamiento. Sin embargo, eso no significa que debes apagar la seguridad totalmente, o bajarla a una protección más débil.

En los últimos años, los protocolos WPA (Acceso Inalámbrico Protegido) y WPA2 han desplazado al WEP más viejo y menos-seguro (Protocolo Inalámbrico de Encripción). Los direccionadores baratos que utilizan WEP y el aumento de seguridad en lasWPA pueden alentar un poco tu velocidad.

En cambio, los dispositivos más grandes tienen generalmente hardware diseñado específicamente para la encripción WPA y WPA2; en consecuencia, los protocolos para una seguridad más fuerte no deben retardar la velocidad del Wi-Fi.

La solución: Kalle remarca la importancia de la encripción del direccionador. Hoy los direccionadores tienen seguridad suficiente y automática, los usuarios no tienen que preocuparse por configurarla. Pero no inhabilites la encripción, si lo haces, puedes acelerar o alentar tu Wi-Fi un poco.



6. Viejo Firmware

¿Por qué actualizar su firmware? Para mejorar el funcionamiento y de vez en cuando una nueva característica o dos.

"Siempre que tengas un problema, comprueba para ver si tienes un buen firmware. A veces hay pequeños errores que el mismo fabricante puede solucionar" dice Kalle.

Cuando compras un nuevo direccionador, es una buena idea preguntar si hay algún firmware también.

La solución: Mantén tu firmware actualizado. Con dispositivos viejos, tendrás que entrar a la interface administrativa del direccionador –normalmente, con un web browser- Para checar las actualizaciones. El proceso cada vez es más fácil.



Aunque el funcionamiento de su direccionador puede parecer complicado, siguiendo estos simples consejos puedes tener el control de la velocidad de tu red inalámbrica.



0
0
0
2
0No comments yet