Canales populares

Sin lugar para proyectos de la oposición en el Congreso

Que el kirchnerismo convirtió el Congreso en una mera escribanía del Poder Ejecutivo dejó de ser una novedad; la frase se acuñó como un lugar común en la política argentina. El problema es que esta (des)calificación se quedó corta: según estadísticas parlamentarias oficiales, desde que asumió Cristina Kirchner apenas el 15% de las leyes sancionadas en el poder que este año se verá renovado parcialmente pertenecen a la oposición y, para peor, muy pocas de ellas fueron relevantes.


En la cancha de fut... perdón, es el congreso


Resulta sugestivo que la presidenta Cristina Kirchner, quien con frecuencia rescata sus años como legisladora con añoranza, haya logrado el triste "triunfo" de haber erradicado del Congreso la cultura parlamentaria, llevándolo a su pico más bajo de decadencia. Las estadísticas parlamentarias oficiales, procesadas por el equipo de LA NACION Data, así lo confirman: año tras año se sancionan menos leyes, sólo se privilegian aquellas que provienen del Gobierno y, cuando no hay urgencias de la Casa Rosada, se priorizan aquellas que pertenecen a legisladores oficialistas o a sus aliados. A la oposición sólo le restan las migajas.



En efecto, según el relevamiento que efectuó LA NACION, de las 567 leyes sancionadas desde fines de 2007 hasta nuestros días, sólo 82 fueron elaboradas por la oposición, frente a 485 normas que presentaron el Poder Ejecutivo, legisladores oficialistas y sus tradicionales aliados. De esta última cifra, el Gobierno lidera el ranking con 262 leyes, seguidas por 185 pertenecientes a legisladores kirchneristas y 38 aliados.

Lo llamativo es que esta tendencia no fue siempre igual durante la era kirchnerista: en los dos primeros años de la gestión de Néstor Kirchner (2003 a 2005) la oposición tuvo un mayor protagonismo que en la gestión de su esposa y sucesora. En efecto, de las 277 leyes aprobadas durante aquel período, casi el 25% fueron elaboradas por opositores.
0
0
0
0No hay comentarios