Check the new version here

Popular channels

Sindicato de presos

hola.. gente aca les dejo esto es creer o reventar......

Sindicato de presos: Altamirano a cargo de la delegación Mendoza
“El loco del martillo”, afiliado; y el abogado y ex preso, Ariel García.


Marcelino estará al frente de la filial local del insólito movimiento sindical que surgió en Buenos Aires.

Marcelino Altamirano, ex convicto con una vasta trayectoria en el hampa local y nacional, será el encargado en Mendoza de la recientemente creada Asociación Sindical de Trabajadores Ex Detenidos y Detenidos de la República Argentina.

La más que curiosa agrupación sindical fue una idea del abogados y ex presos, Ariel García y José Luis Estévez y el dato salió a la luz a partir de una nota publicada el pasado domingo en el diario porteño Perfil.

"A mí me llamó por teléfono Estévez y me propuso que yo comience a organizar todo acá, que la cosa va en serio y que necesitan gente de confianza", indicó Marcelino Altamirano (alias El Chino) a este diario en una comunicación telefónica.

Si bien Altamirano ya está hace siete años al frente del proyecto "Casita Puente Afectivo" (un hogar de contención para menores en riesgo de delito), expresó que la idea de organizar el sindicato en Mendoza lo entusiasma y lo halaga.

"Se trata de personas con las que pasamos muchos años detenidos en distintas cárceles de Buenos Aires y sé que, más allá de los delitos que cometimos y que pagamos con el encierro, se trata de personas de bien que conocen al dedillo la situación del preso cuando está preso y cuando sale en libertad", dijo Altamirano.

"El Chino" conformó con Estévez una de las primeras bandas comando (superbandas, bautizadas por la prensa) que comenzó a operar en la década del 80 básicamente en el conurbano bonaerense. Se dedicaban principalmente al robo de camiones en las rutas (piratas del asfalto).

Según el diario Perfil, la extraña propuesta ya fue presentada en la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo, con la intención de obtener la personería jurídica y gremial. Entre otras cosas, piden un sueldo mínimo de 950 pesos por mes para los afiliados. De todos modos, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada no se ha expedido acerca de la iniciativa.

Ariel García es el abogado defensor de Aníbal González Higonet, alias "el Loco del Martillo" -asesino de 3 mujeres, y uno de los primeros afiliados al sindicato- y de Fabián Tablado -quien mató a su novia de 113 puñaladas-.

"El objetivo es que los presos trabajen y ganen un sueldo digno. Eso los mantendrá activos, cansados y no tendrán ganas de salir a robar", declaró en el diario porteño.

Requisito excluyente

Para pertenecer al sindicato existe un requisito excluyente: haber cometido al menos un delito. Esto no representa problema alguno para Altamirano, quien estuvo más de veinte años en prisión por delitos como "robo agravado en poblado y en banda" y "tenencia de armas" entre otros. El hombre salió de la cárcel de Boulogne Sur Mer en el año 1999 y desde entonces no ha vuelto a delinquir. Parte de su vida como delincuente fue llevada a un libro el año pasado (ver aparte).

Según Altamirano, en la conversación que mantuvo con el ex presidiario y hoy abogado José Luis Estévez, los del sindicato en formación se comprometieron a enviar material escrito acerca de cuáles serán los primeros movimientos para que todo comience.

"También me solicitaron los nombres de dos o tres abogados con los que el gremio tiene que contar. Voy a hablar con Pablo Salinas en un principio para hacerle la propuesta, comentó 'El Chino'.

Entre el material que llegará a las manos de Altamirano está un listado con las firmas de los primeros afiliados, entre los que se encuentran "el Loco del Martillo", liberado hace un año y medio; Carlos Caccia, condenado por participar en el secuestro del empresario textil Abraham Awada; y Adolfo Martín Parafita, el ladrón que asaltó 32 bancos bajo la modalidad express, según informa el diario Perfil.

En esa misma nota periodística, "El Loco del Martillo dijo: "Ojalá que el gremio sea aprobado y nos hagamos fuertes. Si hubiese existido en mi época, hoy sería millonario con los laburos que hice en la cárcel".

"A los presos que trabajan en la cárcel les dan un peculio de cuatro pesos por día que no les alcanza para nada. La idea es mantener a los detenidos activos, útiles a la sociedad y que no se limiten a pintar la sala de visitas, arreglar el auto del policía o limpiar un mueble en el Penal. Que puedan vivir del trabajo que ellos mismos generan y con su sueldo puedan mantener a sus familias y pagar a sus abogados", concluyó García al matutino porteño.

fuente http://www.losandes.com.ar/2007/1016/policiales/nota403451_1.htm
0No comments yet
      GIF
      New