Check the new version here

Popular channels

Sistema Acuífero Guaraní

EL ORO AZUL

Descripción del Sistema Acuífero Guaraní
El Acuífero Guaraní es quizás, el reservorio subterráneo Transfronterizo más grande de agua dulce del Planeta, extendiéndose desde la Cuenca Sedimentaria del Paraná a la Cuenca Chaco-Paranaense. Está localizado en el centro-este de América del Sur, entre 12° y 35° de latitud Sur y 47° y 65° de longitud Oeste, subyacente a los cuatro países: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Tiene una extensión aproximada de 1,2 millones de km², de los cuales 840.000 km² se encuentran en Brasil, 225.500 km² en territorio de Argentina, 71.700 km² en Paraguay y 58.500 km² en Uruguay. La porción brasileña integra el territorio de ocho Estados: MS (213.200 km²), RS (157.600 km²), SP (155.800 km²), PR (131.300 km²), GO (55.000 km²), MG (51.300 km²), SC (49.200 km²) y MG (26.400 km²). La población actual dentro del dominio de ocurrencia del Acuífero, se estima en 15 millones de habitantes.

El término Acuífero Guaraní es una denominación unificadora de diferentes formaciones geológicas que fue dado por el geólogo uruguayo Danilo Antón en homenaje a la Gran Nación Guaraní, que habitaba esa región en los orígenes del periodo colonial. El Acuífero fue inicialmente denominado Acuífero Gigante del Mercosur, por ocurrir en los cuatro países participantes del referido acuerdo comercial (Araujo et al. ,1995).

El acuífero se constituye por el relleno de espacios en las rocas (poros y fisuras), convencionalmente denominadas Guaraní. Las rocas del Guaraní se constituyen de un paquete de capas arenosas depositadas en la cuenca geológica del Paraná, entre 245 y 144 millones de años atrás. El espesor de las capas varía de 50 a 800 metros, estando situadas en profundidades que pueden alcanzar hasta 1800 metros. Debido al gradiente geotérmico, las aguas del Acuífero pueden alcanzar temperaturas relativamente altas, en general entre 50° y 65º C.

El paquete de capas que constituye el Guaraní tiene arquitectura arqueada hacia abajo como resultado de la presión de las rocas sobre yacentes, como los espesos derrames de lavas basálticas originadas de la activación de fallas, arcos regionales y surgimiento de bordes, ocurridos en la cuenca sedimentaria del Paraná. Las formaciones geológicas del Guaraní congregan sedimentos fluvio lacustres del periodo Triásico (245 – 208 millones de años): Formaciones Piramboia y Rosario del Sur, en el Brasil y Buena Vista en el Uruguay; sedimentos eólicos desérticos del periodo Jurásico (208 – 144 millones de años); Formaciones Botucatú en Brasil, Misiones en Paraguay y Tacuarembó en Uruguay y Argentina (Rocha, 1997).



Las reservas permanentes de agua del Acuífero son del orden de los 45.000 km³ (45 trillones de metros cúbicos), considerando una espesura media del acuífero de 250 m y porosidad efectiva de 15%. Las reservas explotables corresponden a la recarga natural (media plurianual) y fueron calculadas en 166 km³/año o 5.000 m³/s, representando el potencial renovable de agua que circula en el acuífero. La recarga natural ocurre por medio de la infiltración directa de las aguas de lluvia en las áreas de afloramientos de las rocas del Guaraní; y de forma indirecta por infiltración vertical (drenaje), a lo largo de las discontinuidades de las rocas del paquete confinante sobre yacente, en las áreas donde la carga piezométrica favorece los flujos descendentes.

Bajo condiciones naturales, apenas una porción de las reservas reguladoras es posible de explotación. En general, esta parte es calculada entre 25% y 50% (Rebouças, 1992) de las reservas reguladoras, respectivamente entre 40 a 80 km³/ano. Este volumen puede aumentar dependiendo de la adopción de técnicas de desarrollo de acuíferos disponible; sin embargo, los estudios deberán profundizarse para definir la taza de explotación sostenible de las reservas, una vez que las sumas de las extracciones, con las descargas naturales del Acuífero para los ríos y océano, no pueden ser superior a su recarga natural.

La protección contra los agentes de polución que normalmente afectan los manantiales de agua en la superficie, que pasan por los mecanismos naturales de filtración y auto depuración biogeoquímica que ocurren en el subsuelo, resulta en un agua de excelente calidad. Esa calidad del agua y la posibilidad de captación en los propios locales donde ocurren las demandas, hacen que el aprovechamiento de las aguas del Acuífero Guaraní asuman características económicas, sociales y políticas destacadas para el abastecimiento de la población.

Los aspectos relativos al desarrollo y uso de las funciones del Acuífero son aún incipientes. El uso de la energía termal de sus aguas puede resultar, eventualmente, en economía de energía de otras fuentes y en los procesos de cogeneración de energía eléctrica. Actualmente, se destaca el uso de energía en balnearios e industrias agropecuarias.

Uno de los principales problemas existentes es el riesgo de deterioro del acuífero en ocurrencia al aumento de los volúmenes explotados y del crecimiento de las fuentes de polución puntuales y difusas. Esa situación exige un gerenciamiento adecuado por parte de las esferas de Gobierno federal, estadual y municipal, sobre las condiciones de aprovechamiento de los recursos del Acuífero.

El Proyecto Acuífero Guaraní va a contribuir para la superación de la situación actual por medio de la formulación de un modelo técnico, legal e institucional para la gestión de los recursos del Acuífero de forma coordinada por el conjunto de los países y organismos involucrados

No es un yacimiento, ni un lago subterráneo, sino agua que corre entre las fisuras de las rocas y las arenillas del subsuelo. Si se colocara este volumen de agua en un lago ocuparía un territorio similar al de Uruguay con unos 200 metros de profundidad. El acuífero se extiende bajo los territorios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Por su tamaño es el segundo volumen de agua dulce subterránea del mundo, con áreas de recarga y otras de descarga. Aunque sus dimensiones se conocen bastante bien, realmente nadie sabe aún detalladamente cuál es la envergadura de este sistema, menos estudiado en Argentina y Paraguay que en los otros dos países. El Sistema Acuífero Guaraní será de manera creciente un recurso de enorme importancia estratégica para la producción y la vida misma en la región. Las corporaciones transnacionales ya lo saben y acechan la posibilidad de echarle mano. Conocer a fondo este formidable recurso natural es una necesidad vital para los habitantes de la región, y especialmente para los trabajadores y trabajadoras de la alimentación y la agricultura.





Después de diversas contribuciones de la comunidad técnica científica de los cuatro países involucrados en la elaboración del Proyecto de Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní, la figura al lado representa el mapa esquemático del Sistema Acuífero Guaraní que fue inicialmente elaborado pela CAS/SRH/MMA (UNPP-Brasil en junio de 2001, aprobado por el Consejo Superior de Preparación del Proyecto - CSPP en julio de 2001, adaptado y georeferenciado por la Agencia Nacional de Aguas en marzo de 2003.

El Sistema Acuífero Guaraní se define en el mapa de una manera innovadora, resaltando los aspectos fundamentales relacionados a la gestión de los Recursos Hídricos y del Ambiente, por medio de la definición de las áreas potenciales de recarga indirecta (amarillo), directa (verde) y de descarga de las aguas del acuífero (marrón). Las áreas de recarga directa son aquellas en que las aguas se infiltran directamente en los afloramientos del Guaraní, y por las fisuras de las rocas sobre yacentes; las áreas de recarga indirecta son aquellas de donde las aguas son drenadas para el acuífero a partir del drenaje del flujo superficial y del flujo subterráneo indirecto; finalmente las áreas de descarga son aquellas por donde las aguas emergen del Sistema Acuífero Guaraní, alimentando ríos o siendo explotadas a través de pozos artesianos. Las áreas que aparecen en blanco se refieren a la cuenca de drenaje del Río de la Plata cuyas aguas no integran el Sistema Acuífero Guaraní.

La ilustración muestra que el Acuífero Guaraní no coincide exactamente con la cuenca hidrografía del Río de la Plata en los territorios de Argentina, Brasil y Uruguay. La cuenca geológica a la que pertenece el acuífero Guaraní extrapola los límites de la cuenca hidrográfica del río de la Plata, en por lo menos dos extensas regiones en Brasil: una franja al norte de Porto Alegre-RS (la cuenca Atlántica del río Jacuí) y otra en la región del alto río Araguaia. En Argentina y en Paraguay los límites del Acuífero aún no están completamente delineados, tampoco si las áreas de descarga señaladas están efectivamente relacionadas al Guaraní. Dudas importantes, que aún no están esclarecidas en las fuentes de datos compilados, deberán ser motivo de estudios más profundos durante la fase de ejecución del Proyecto. Al final el Guaraní es una unidad hidrogeológica específica, cuyo inicio del proceso de formación esta distante en el pasado geológico, hace ya centenares de millones de años.

El AGUA SUBTERRÁNEA está integrada y relacionada al ciclo hidrológico de la naturaleza a través de recarga por infiltración de las precipitaciones desde áreas lejanas o muy cercanas.
• Conforman flujos subterráneos desde poco profundos a muy profundos, constituyendo verdaderos sistemas acuíferos (que son formaciones geológicas permeables que alojan al agua subterránea y le permiten moverse) muy complejos.

• Si bien el agua superficial se observa en forma directa y es relativamente sencillo determinar las redes hidrográficas y seguir su evolución sobre el territorio, el AGUA SUBTERRÁNEA no se ve y solo se la puede seguir en el subsuelo a través de estudios indirectos ( geofísicos) o directos por medio de perforaciones.

• Los flujos profundos, que corresponden a la recarga (infiltración) en áreas más elevadas topográficamente y alejadas, pueden circular a grandes distancias si las condiciones geológicas / hidráulicas se lo permiten pudiendo tener edades muy grandes (hasta 20.000 años, por ejemplo) desde que se insumieron.

• El AGUA SUBTERRÁNEA no reconoce fronteras políticas (que fueron trazadas siguiendo singularidades geográficas, cursos de agua superficial o límites arbitrarios). El AGUA SUBTERRÁNEA alimentada en una cuenca hidrográfica de un determinado país puede atravesar las fronteras y ser explotadas por otro país.

• Por eso los acuíferos pertenecientes a cuencas hidrogeológicas compartidas entre dos o más países tiene que ser manejados en forma conjunta y con un criterio ambiental de sustentabilidad.


Referencias bibliográficas:

- ARAÚJO, L.M. FRANCIA, A.B. Y POTTER, P.E. 1995. Acuífero Gigante del Mercosur en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay: Mapas hidrogeológicos de las formaciones Botucatú, Piramboia, Rosario del Sur, Buena Vista, Misiones y Tacuarembó. UFPR y Petrobras, 16 p Curitiba, Paraná - Brasil.

- REBOUÇAS, A.C. 1976. Los recursos Hídricos Subterráneo de la Cuenca del Paraná: Análisis de la Previabilidad. Tesis libre de Docencia. La Universidad de San Paulo, 143p.

- ROCHA, G.A. 1997. El Gran manantial del Cono Sur. USP, Estudios Avanzados en los 30. pág. 191-212.

- IG/CETESB/DAEE - SMA y SRHSO, 1997. Mapeamiento de Vulnerabilidad y Riesgo de Polución de las Aguas Subterráneas en el Estado de San Pablo Volumen I y II.

- ENVIRONMENTAL PROTECTION AND SUSTAINABLE INTEGRATED WATER MANAGEMENT OF THE GUARANÍ ACUÍFERO. 2000. Global Environmental Facility. Proposal for Project Development Funds (PDF) Block B Grant OAS-WB-GEF – UNPP’s of Argentina, Brazil, Paraguay and Uruguay

http://www.rel-uita.org/agricultura/ambiente/agua/acuifero/home.htm
+6
0
0
0No comments yet