Check the new version here

Popular channels

Sobre los colores que percibimos

Texto que encontre en internet

Pregunta: Que tenga abundante shalom!

Lic Yehudá, gracias por esforzarse en hacer que www.serjudio.com esté cada vez mejor, créame que es una gran ayuda para muchos, que el cielo le recompense.

He estado meditando acerca de la creación, sus formas, colores, etc.Me llama la atención que los dos colores que más uso Dios, el Artista por excelencia, sean el azul y el verde. Mis preguntas (aunque suene capciosa):

1- Por qué el cielo es azul? y

2- Por qué la naturaleza es verde?

Espero me pueda aportar algo en esta reflexión que estoy llevando.

Que el cielo le bendiga,

Shalom
Tora: "La moneda que nunca se devalua
y todo lo bueno compra"
Y.R.

Jonathan O.
País: Venezuela

Deben incluir en todos sus mensajes para nosotros su nombre y apellidos completos, edad, profesión o actividad, el nombre de la ciudad y país donde vive. Si falta alguno de estos datos, probablemente su email no sea respondido de ningún modo. Presten atención a las REGLAS, gracias.)

Shalom,
gracias por escribirme.

Antes de la respuesta a sus dudas, una reflexión para que medite:
El Cielo ya me recompensó por mis incesantes horas de fatigosa obra de educación...
le ha dado miles de dólares a mis lectores para hacérmelos llegar... pero los lectores se los quedan y entonces ya no me llegan...
¡Qué pena que el Cielo me recompense pero la recompensa se la queden otros!

Esto, más que una triste queja,
es una metáfora para su educación

Ahora pasemos a las respuestas en su orden:

1- El cielo NO es azul.
Cuando alzamos los ojos hacia el espacio, lo que nosotros desde la tierra vemos "color azul cielo" no es más que un efecto óptico producido por la interacción de la luz del sol con la atmósfera terrestre.

Tengamos una pequeña clase de física.

Cuando un rayo de luz atraviesa un material, su dirección de propagación se desvía un cierto ángulo, que depende del tipo de material atravesado.

Los materiales transparentes se suelen caracterizar por un parámetro que se llama "índice de refracción", y su valor depende del color de la luz que atraviesa el material.

Así, al atravesar un material, cada color contenido en un haz de luz blanca se desviará un ángulo diferente, dando lugar a la conocida separación de la luz en varios colores detrás de un prisma.

Cada color contenido en la luz blanca se caracteriza por un número que se llama "longitud de onda". La desviación de los colores de la luz es máxima para los azules (con longitud de onda menor), es decir, son los colores que más cambian su dirección con respecto al rayo blanco inicial, y es mínima para los amarillos y los rojos (con longitud de onda mayor), que casi no son desviados.
Los rayos azules, una vez desviados, vuelven a chocar con otras partículas del aire, variando de nuevo su trayectoria. Realizan por tanto un recorrido en zigzag a través de la atmósfera, hasta llegar a nosotros. Es por eso que cuando llegan a nuestros ojos parece que llegan de todos los lugares del cielo. Los rayos amarillos no aparecen casi desviados y ésta es la razón de que el sol nos parezca de ese color.

Cuando el sol está muy bajo en el cielo sus rayos pasan a través de un gran espesor de aire y los rayos de luz interactuarán más veces con las partículas de la atmósfera. Los azules y los violetas son esparcidos hacia los lados con mayor fuerza que lo son los amarillos y los rojos, que continúan propagándose en la línea de visión del sol, formando esas magníficas puestas de sol en la Tierra.

Si profundizamos un poco más en los fenómenos subyacentes a la naturaleza del color azul del cielo, hay que estudiar la interacción entre la luz y las partículas de pequeño tamaño, denominada dispersión de Rayleigh.

En general, cuando una onda electromagnética (como es la luz del sol) incide sobre un átomo aislado o una molécula pequeña, interacciona con una nube de electrones enlazados, comunicando energía al átomo. Esto hace que el nivel más bajo de energía del átomo (su estado base o natural) se ponga en vibración.

Estos electrones oscilantes no permanecen en este estado mucho tiempo, sino que regresan a su estado base re-radiando una cierta parte de la energía que absorbieron inicialmente.

Lord Rayleigh estudió la dependencia de la cantidad de luz reemitida con la longitud de onda de la luz incidente, determinando que la cantidad de luz reemitida es inversamente proporcional a la cuarta potencia de la longitud de onda de la luz incidente.

Esto significa que si la luz incidente es blanca, compuesta por ondas de diferente longitud de onda (diferente color), la luz reemitida contendrá mayor cantidad de colores con longitud de onda pequeña (azules y violetas) que con longitud de onda grande (amarillos y rojos).

2- No entiendo porqué usted dice que la naturaleza es verde, sinceramente la considero policromática, si bien en la tierra hay grandes masas de color verde, no es éste el color preponderante.

En resumen,
si Dios al crear el Universo hubiera estipulado leyes físicas diferentes,
y entonces el cielo sería visto en la tierra como de color marrón,
y el rojo hubiera sido el color de la vegetación,
¿usted no se estaría preguntando por el marrón y el rojo en lugar del azul y el verde?

Así pues,
vemos los colores como los vemos,
pues así ocurre de acuerdo a las leyes de la Física que Dios ha definido.

Quedo a sus órdenes por si le quedan consultas o dudas.

Que el Uno y Único Dios bendiga a quienes le son fieles servidores, y que sepamos construir Shalom, Iebarejejá H'.
0
0
0
0No comments yet