Check the new version here

Popular channels

Stephen King: He elegido creer en Dios

Es la primera entrevista para la prensa que concede Stephen King (Portland, 1947) desde que le arrolló un coche mientras caminaba por el arcén de una carretera, hace 15 años.


Las secuelas de aquel grave atropello fueron largas pero aceptables, con esa resignación que te aferra a que aquél podría haber sido tu último atardecer.

Stephen King ha vendido unos 350 millones de libros. Es el autor vivo que más factura. La pregunta del dinero era inevitable. "Ni siquiera pienso en el dinero" dice mientras observa con detalle su rolex de oro.
En esta completa entrevista King repasa su vida y su carrera, junto a su última novela. REVIVAL Revival, su nueva novela, sale a la venta el 11 de noviembre y se anuncia como su vuelta al terror por todo lo alto. La expectación es máxima. La idea de Revival la tuvo "ya de pequeño", leyendo el genial y proscrito relato de terror cósmico de Arthur Manchen El Gran Dios Pan y el gótico Frankenstein de Mary Shelley.
Revival narra el reencuentro, después de 50 años, de dos hombres, un pastor metodista (religión familiar del propio autor) obsesionado con los poderes curativos de la electricidad y un rockero enganchado a las drogas tras un accidente.

Revival, la última novela de S. King El libro profundiza en la religión, luces y sombras. El escritor cree que "la religión organizada es una herramienta muy peligrosa", pero él ha "elegido creer en Dios", ya que le hace mejor persona.
Stephen King nunca ha ocultado la carga autobiográfica de sus obras, que en esta ocasión es manifiesta. Su vida de adicto es todo un misterio de fortaleza. Era capaz de "levantarse, hacer el desayuno a los niños y llevarlos a la escuela".
Y seguir produciendo. King estuvo enganchado al alcohol y a la cocaína casi una década y hoy ruega: "Dios, no puedo hacer esto por mi cuenta. Ayúdame a no tomar una copa en la actualidad. Ayúdame a no tomar drogas".

“EL MAL ESTÁ EN NOSOTROS” Tras una vida de duda, afirma rotundamente que "el mal forma parte de nosotros".
"Cuando encuentras a alguien como, digamos, Ted Bundy, que torturó y mató a todas esas mujeres y, en ocasiones tuvo relaciones sexuales con los cadáveres, no creo que es porque su madre le puso una pinza de ropa en su pene cuando tenía cuatro años. El mal está dentro de nosotros". El tamaño del demonio por tanto sí importa.

"Cuanto mayor me hago, menos me creo que haya algún tipo de influencia diabólica exterior; se trata de la gente. Y a menos que seamos capaces de hacer frente a este problema, tarde o temprano, vamos matamos a nosotros mismos. Lo ves ahora con el ISIS” (el autodenominado Estado Islámico).
0
0
0
0No comments yet