Info

Sueños Eróticos

En los hombres los sueños eróticos con poluciones comienzan, generalmente, en el período de hipersexualidad juvenil, y con frecuencia impulsa el despertar de la libido; mientras que en las mujeres los sueños eróticos comienzan, generalmente, después del despertar de la sexualidad y se hacen más frecuente con la edad.




Según Kinsey, en las mujeres los sueños eróticos antes del comienzo de la vida sexual existen sólo en 2,8% de los casos. En las mujeres de 20 a 25 años, éstos estuvieron presentes en 41%; de 26 a 40 años, en 50%; y de 41 a 50 años en 65% de los casos. En las mujeres este aumento de los sueños eróticos con el aumento de la edad tiene un carácter compensativo.




Están relacionados con la disminución de la potencia del esposo (o pareja estable), con una frecuencia menor de los actos sexuales, y con la reorganización hormonal en el período preclimatérico.




El hecho de que los sueños eróticos comiencen después del despertar de la sexualidad y de que tengan un carácter compensativo, está confirmado también por la dependencia entre la frecuencia de los sueños eróticos con orgasmos y la posición familiar de la mujer en los mismos grupos de edades entre 21 y 50 años.




La menor frecuencia de sueños eróticos se da entre un 11 a 22%, y la tienen las mujeres solas que no han tenido las condiciones óptimas para el despertar de la sexualidad. En las mujeres casadas (o con pareja estable) los mismos se incrementan hasta 15 a 35%; y más frecuentemente, es decir entre un 21 a 38%, se observan en las mujeres divorciadas y viudas.




Con el aumento de la edad de la mujer, también se incrementa el porcentaje de orgasmia durante los sueños eróticos. Además, si durante la vida sexual, la mujer experimenta el orgasmo con extremadamente poca frecuencia, durante el sueño el orgasmo suele ser más brillante. No obstante, cerca del 1% de las mujeres experimentan el orgasmo mientras duermen, sin la presencia de sueños eróticos.




Fin del post. Gracias por leer.