Check the new version here

Popular channels

Tácticas japonesas, verano 1945



Tácticas japonesas, verano 1945

No es posible hacer una evaluación completa y correcta de las tácticas japonesas utilizando la experiencia en combate del 5° Ejército, ya que las fuerzas de ambos bandos no participaron en las batallas más intensas. El enemigo no tenía aviones, apenas disponía de tanques, y carecía de la suficiente artillería. Esto no nos permitía observar la cooperación entre la infantería japonesa y otros tipos de fuerzas. Sin embargo, las tácticas de pequeñas unidades merecen nuestra atención.



Las tácticas individuales, de grupo y pequeñas unidades están muy refinadas. Todas las instituciones académicas japonesas -incluyendo escuelas de secundaria- dan gran importancia a enseñar a niños y adolescentes combates cuerpo a cuerpo (esgrima con bayonetas, espadas, sables, cuchillos de combate, jiu-jitsu etc). Estas técnicas de combate cuerpo a cuerpo desarrollan soldados muy valientes y fiables, incluso cuando es casi seguro que van a morir. Por ejemplo, el 17 de agosto de 1945, durante patrullas alrededor del puesto de observación del comandante del 72° SK situado en una colina indeterminada, situada 2kms al suroeste de Sidaolintzy (3256), se descubrió un puesto de ametralladora con su dotación. Cuando nuestras patrullas se aproximaron, abrieron fuego. Nuestras patrullas respondieron con fuego de ametralladora y mataron a la dotación, excepto al tirador. Cuando la ametralladora se encasquilló, el tirador utilizó el rifle. Cuando nuestras patrullas se acercaron a la trinchera, se defendió con granadas, y se hizo detonar cuando resultó herido. Cuando se examinaron los cuerpos, se encontraron 3 manojos de minas antitanque, con dos minas cada uno. Estas se colocan en el extremo de un palo y se colocan debajo de las orugas de un tanque. También se encontraron gran cantidad de munición para rifles, granadas, y una bolsa canvas con 2-3kg de TNT, con un detonador junto al pecho de un soldado. Es probable que se tratase de un suicida, con el objetivo de destruir tanques y otros vehículos.



Las tácticas consisten se basan en pequeñas unidades y escuadras que intentan retrasar el avance enemigo luchando en carreteras y colinas adyacentes. Las trincheras se construían cerca de las carreteras y en terreno alto. Observadores individuales o en grupo siempre vigilaban nuestras fuerzas, y abrían fuego en el momento oportuno. Normalmente disparaban en pequeños números a nuestros soldados, carruajes, coches, jinetes, motociclistas etc. Había casos en que, incluso después de haber reconocido el área con soldados*, había individuos que se escondían y seguían con sus acciones en la región. Estos individuos, también llamados atacantes suicidas, se tiraban sobre tanques y grupos de gente, perdiendo la vida.

A pesar de su coraje fanático y devoción, estos atacantes suicidas eran inefectivos. En la mayoría de los casos, eran destruidos por el fuego de ametralladora antes de alcanzar su objetivo. Sólo un 2% de nuestras pérdidas de tanques se atribuyen a atacantes suicidas; a pesar de la gran cantidad de ellos. Muchos individuos o grupos de ellos acechaban a nuestros oficiales y generales, atacándoles con cuchillos. Por el ejemplo, el 11 de agosto de 1945, 3 japoneses se infiltraron en la región del puesto de mando del coronel Kuchin. Escogieron un buen momento, y cargaron contra él con cuchillos. El soldado Iptap Inyakin mató a quemarropa a los 3 con su ametralladora. El 15 de agosto, cuando se instaló el cuartel general del 65° SK cerca de la carretera hacia el sur de Daimagou, se rodeó con centinelas armados con ametralladoras por la noche. La distancia entre ellos era de 5-10 pasos. Además, dentro del cuartel, se colocó un centinela en cada departamento, tienda y coche, y se organizaron patrullas alrededor de los departamentos.. El 16 de agosto, a la 1:00 de la mañana, dos soldados japoneses armados con cuchillos y granadas se arrastraron hacia un guardia. Cuando este se percató, le lanzaron una granada -hiriendole- y cargaron en la dirección del cuartel, donde fueron eliminados por los guardias.



Los japoneses prestaban mucha atención a las operaciones nocturnas. Como regla general, las unidades actuando de noche se desprenden de todo el equipo extra, luchando frecuentenmente sin rifles, solo con cuchillos, explosivos y granadas; y atacando a nuestras unidades para matar al máximo número de personas. Por ejemplo, en la noche entre el 14 y 15 de agosto, en la región de Zasada (14kms al oeste de Mulin), un grupo de oficiales y suboficiales japoneses –llegaban a 150-, armados con cuchillos, explosivos y granadas, intentaron volar los tanques deuna de nuestra unidad, y eliminar sus soldados. El grupo fue descubierto por nuestras patrullas, y parado con fuego de ametralladora. El enemigo, que sufrió 15 muertos y varios heridos, se retiró a las montañas del norte. Uno de nuestros hombres resultó herido.

La 84° División de Caballería fue desplegada al suroeste de la ciudad de Mulin, en un terreno pantanoso, sin carreteras, y muy complicado. Durante todo el tiempo, participó en combates contra pequeñas unidades enemigas que cortaban la línea de suministros de la división, atacaban carruajes e infligían pérdidas. Durante el día, estos grupos eran eliminados, u obligados a retirarse de la única carretera que cruzaba el valle del río Dashitouhe. Durante la noche, el enemigo volvía a cortar la carretera, y aislaba la división de su escalón de retaguardia.El significado de estas operaciones para el enemigo se puede apreciar en ejemplos como el movimiento de tropas en la frontera con Manchuria por las regiones Syaosuyfynhe, Mulin, y Mudanzyan. Por la noche las unidades se vieron obligadas a interrumpir el avance y desplegar patrullas en ambos lados de la carretera, sólo pudiendo continuar durante el día.

La artillería enemiga, en general, actuó con escuadras de observadores, y se posicionaba a los lados de la carretera, en algunos casos lo suficientemente cerca como para hacer fuego directo. Las posiciones estaba rodeadas por escuadras de infantería que proporcionaban protección. El principal uso de la artillería era evitar el avance disparando sobre la carretera. Debido a la poca cantidad, sólo se utilizaban 1 o 2 piezas en un grupo. Debido a su precipitada retirada, hubo problemas con la munición. En muchos casos, la munición se transportó a cuestas a la posición. Como resultado de estos factores, la artillería enemiga fue incapaz de retrasar nuestro avance de manera significativa, o infligir serias pérdidas.



En casos excepcionales, el enemigo abrió fuego sobre las carreteras o concentraciones de tropas con morteros individuales. La artillería enemiga estaba más activa en líneas intermedias de defensa, y en posiciones defensivas importantes como (el papel no se puede leer) y también en las cercanías de la ciudad de Mudanzyan. Debido al uso limitado de la artillería, no averiguamos mucho sobre el control de fuego, o cooperación con otras fuerzas.

El enemigo utilizó tanues en Ilyinskiy, Sinyuanczhen, y Mulin, así como más al oeste de esa carretera. Los tanques disparaban desde emboscadas, actuando en pequeños grupos de 3-5. Los tanques abrían fuego desde largas distancias. Cuando nuestros tanques o autopropulsados se acercaban, se retiraban a nuevas posiciones. No se ha visto ningún SPG.

Las acciones de zapadores e ingenieros sólo se detectaron cuando nuestras fuerzas se acercaron a los ríos Mulinhe y Mudanzyan. Los puentes estaban preparados para explotar, y secciones de la carretera estaban minadas. Colocaron explosivos en edificios y almacenes. Cuando nuestras unidades se acercaron, demolieron los puentes y colocaron minas AT en las regiones por las que nuestros tanques podían pasar.

La aviación enemiga estaba ausente. Hubo casos de avistamientos de aviones de reconocimiento.



La preparación de las unidades japonesas para ataques químicos era adecuada. Las fuerzas tenían medios para protegerse de ataques químicos, y lanzarlos. Todos los soldados disponían de máscaras y ropa protectora. Se encontraron grandes cantidades de bombas con gas tóxico de diferentes modelos y tamaños, incluyendo modelos armados con diphenylcyanorsin, que irrita la boca y garganta; y otras con líneas verdes con chroloacetophenon, que causa gran irritación en los ojos. Además, se encontraron velas de chroloacetophenon. Las bombas tóxicas y velas se encontraron en unos almacenes al noroeste de Hobei, y estaban mezcladas con bombas de humo. No hay casos confirmados del uso de estas armas tóxicas, y un posible caso. En el área de la estación de tren de Madaoshi, un grupo de soldados enemigos se aproximó a un tanque T-34 que estaba fuera de combate., e intentó eliminar a la tripulación. Esta consiguió volver al tanque. Los japoneses utilizaron algún tipo de líquido o gas tóxico para obligar a la tripulación a salir y matarles. Tras ello se metieron en el tanque, utilizandolo para destruir otros 2.

0
0
0
0
0No comments yet