Check the new version here

Popular channels

Teseo - Parte V (Final) - Los centauros y los lapitas

Para mostrar su devoción a su nuevo amigo, Teseo consintió en acompañarle hasta la corte de Adrasto, rey de Argos, para presenciar su matrimonio con Hipodamia, la hija del rey. Por supuesto, muchos invitados presenciaron la ceremonia, entre ellos Hércules y un grupo de centauros. Estos últimos, perplejos de admiración ante la inusual belleza de la novia, intentaron secuestrarla, intento frustrado por los lapitas, ayudados por Teseo y Hércules.

La terrible lucha que surgió entre las partes del conflicto se convirtió en uno de los temas favoritos en el arte, acontecimiento que se conoce como "La Batalla entre Centauros y Lapitas".



La disputada novia no disfrutó, sin embargo, de una vida muy larga, y Piritoo se encontró solo muy pronto, al igual que Teseo, otro desconsolado viudo. Para evitar acontecimientos similares en el futuro, ambos decidieron hacerse con una diosa, ya que, al ser inmortales, compartirían sus tronos por siempre. Ayudado por Piritoo, Teseo se llevó a Helena, hija de Zeus, y ya que aún era una niña, la confió al cuidado de su madre, Etra, hasta que alcanzara una edad apropiada para el matrimonio. Entonces, a cambio de la gentil ayuda de Piritoo, Teseo lo acompañó hasta el inframundo, de donde tenía la intención de llevarse a Perséfone.

Mientras se encontraban en ello, los hermanos gemelos de Helena, Cástor y Pólux, llegaron hasta Atenas para liberarla de su cautividad, y se la llevaron de retorno a casa triunfantes. Mientras, las traicioneras intenciones de Teseo y Piritoo fueron pronto descubiertas por Hades, el cual colocó al primero en una roca encantada, de la cual no podía descender sin ser ayudado, y ató al segundo a la rueda que giraba constantemente, la rueda de su padre, Ixión.

Cuando Hércules descendió al inframundo en busca de Cerbero, liberó a Teseo de tan incómoda posición, permitiéndole así regresar a casa, donde esperaba pasar el resto de sus días en paz.



Aunque ya entrado en años, Teseo estaba aún ansioso por casarse y buscó a su alrededor una esposa que le sacara de su soledad. Súbitamente recordó que la hermana pequeña Ariadna, Fedra, debía ser por aquel entonces una joven y encantadora princesa, por lo que envió a un embajador para obtener su mano en matrimonio. La empresa tuvo éxito, y Fedra vino a Atenas; sin embargo, joven y extremadamente hermosa, no estuvo precisamente encantada con su anciano marido y, en vez de enamorarse de él, entregó todo su afecto a su hijo, Hipólito, un virtuoso joven, que se negó tajantemente a sus propuestas de fugarse con ella. Furiosa ante tales desaires, Fedra fue hasta Teseo para acusar a Hipólito de haber intentado raptarla. Teseo, encolerizado por lo que creyó era una conducta deshonorable por parte de su hijo, imploró a Poseidón para que castigara al joven que en esos momentos se encontraba pasando con su carro cerca de la costa.

En respuesta a sus ruegos, se levantó una gran ola que se abalanzó sobre el carro, ahogando al joven auriga, cuyo cuerpo sin vida fue arrastrado por la corriente hasta los pies de Fedra. Cuando la desgraciada reina vio los resultados de sus falsas acusaciones, confesó su crimen y, en su remordimiento y desesperación, se ahorcó.



Mientras, Teseo, amargado por esos continuos infortunios, se volvió tan severo y tiránico que gradualmente se ganó la antipatía de la gente, que terminaron por odiarle, por lo que le desterraron a la isla de Esquiro, donde, cumpliendo una orden secreta, Licomedes, el rey, lo mató traicioneramente, arrojándole desde la cima de un escarpado precipicio sobre el mar. Como es usual, los atenienses se arrepintieron demasiado tarde de su ingratitud y, guiados por un tardío remordimiento, deificaron a este héroe, construyéndole un magnífico templo en Acrópolis en su honor.

Este edificio, ahora usado como museo, contiene muchas reliquias del arte griego. Los restos de Teseo fueron piadosamente llevados y enterrados en Atenas, donde fue venerado durante mucho tiempo como un semidios.

Más mitos y leyendas de culturas grecorromana, egipcia, nórdica, celta, oriental y americana en mi blog: http://thechestofdreams.blogspot.com.es/
0
0
0
0No comments yet