Canales populares

test imagen y video con lumia 640 lte te lo demuestro


El teléfono está alimentado por un procesador Qualcomm Snapdagon 400 de cuatro núcleos Cortex A7 a una velocidad de 1.2 GHz con 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno que se puede expandir hasta 128 GB a través de una tarjeta micro SD.

Diseño y construcción



Si por algo se ha caracterizado la gama Lumia es por el exquisito diseño y la sólida construcción de sus dispositivos. Teléfonos como el Lumia 930, Lumia 830 o Lumia 1520 quedarán ya para la posteridad como auténticas obras de ingeniería, aunando belleza y calidad de materiales en un all in one que ha hecho las delicias de los usuarios más exigentes en este apartado. Microsoft no ha roto esta dinámica tras la adquisición de Nokia y los primeros dispositivos presentados bajo su firma constatan una realidad incuestionable: la gama Lumia sigue siendo la reina de la belleza.

A pesar de estar advertido en este aspecto, mi primera impresión tras sacar el terminal de su caja fue inmejorable. Al tratarse de un dispositivo de gama media, me esperaba una construcción más acorde a su precio, basándome en lo que he podido ver de otras compañías como Samsung o Sony. Sin embargo, la calidad de construcción del Lumia 640 es exquisita. El frontal de cristal da una sensación de sobriedad y elegancia que combina muy bien con una carcasa trasera que parece formar una sola pieza con el resto del terminal.

En mi caso, adquirí una versión con la carcasa negra (ante la ausencia de las carcasas naranja y azul) y estaba algo “preocupado” en cuanto a su acabado, en mate, tan distinto de las otras carcasas, con un acabado brillante más juvenil y desenfadado. Por ello, mi sorpresa fue mayúscula al comprobar que se trata de una carcasa de excelente calidad, con un tacto rugoso y una protección antihuellas que transmite una sensación de solidez inmejorable.

El dispositivo se adapta perfectamente a la mano y no me ha costado ni un minuto acomodarme al salto a las 5 pulgadas. Gracias a sus esquinas redondeadas y a sus dimensiones de 141.3 x 72.2 x 8.85 mm, sujetarlo no presenta ninguna dificultad. A esto contribuye también su peso, de tan sólo 144 gramos, que lo convierten en un dispositivo ligero pero robusto. En mi opinión, uno de los teléfonos mejor diseñados para la gama media.

Pantalla


Por el lado de la cámara, tenemos que Lumia 640 integra un obturador posterior de 8 megapixeles con una cámara frontal de 1 megapixel para autorretratos de calidad aceptable. El dispositivo graba con la cámara posterior a 1080p y 30 cuadros por segundo, y cuenta con flash LED.




En cuanto a la pantalla nos encontramos con lo esperado: un panel IPS de 5 pulgadas con resolución 1080 x 720 (294ppi), Gorilla Glass 3 y Glance. No podíamos esperar ni más ni menos de un dispositivo de este segmento y la pantalla está a la altura de la del Lumia 830, un terminal que cuesta 100 euros más. Personalmente, he agradecido mucho el paso de una pantalla OLED con matriz Pentile como era la del 925 a una IPS con matriz RGB como la de este Lumia 640.

Los ángulos de visión son muy buenos, los blancos son realmente blancos y los colores aparecen mucho menos quemados y saturados. Además, la tecnología ClearBlack exclusiva de la gama Lumia nos permitirá gozar de una visibilidad muy buena en exteriores, donde realmente sufren las pantallas de los dispositivos y se aprecian sus carencias. La respuesta de la pantalla es una delicia y, a pesar de que los botones táctiles le quitan espacio, Microsoft ha sabido solventar muy bien este “problema” permitiendo que estos puedan ser ocultados con un simple gesto desde abajo hacia arriba.

Hardware y software

El Microsoft Lumia 640 monta un procesador Snapdragon 400 con una CPU de cuatro núcleos Cortex A7 a 1,2 GHz y una GPU Adreno 305, además de 1GB de memoria RAM, el estándar en la gama media y baja de Windows Phone. La verdad es que no podemos pedirle más a un dispositivo que aspira a ser un hueso duro de roer en la gama media, donde entra a competir directamente con teléfonos como el nuevo Motorola Moto G, el Samsung Galaxy A5 o el Xiami Redmi 2.

Al excelente rendimiento del terminal ayuda (y mucho) Windows Phone 8.1 Update 2, la última versión oficial del sistema operativo móvil de Microsoft y que viene ya preinstalada en los Lumia 640 y Lumia 640 XL. Esta actualización trae algunas novedades interesantes como una pantalla de configuración ordenada por categorías (dos años y medio después), control manual de permisos de aplicaciones, la posibilidad de anclar tiles a la pantalla de inicio con opciones de la configuración o el soporte para teclados inalámbricos.

El día a día me ha mostrado un teléfono muy fluido y estable, sin reinicios, cuelgues o ralentizaciones de ningún tipo. Realiza todas las tareas de manera eficiente y la carga de aplicaciones es notoriamente mejor que en la antigua gama alta de Windows Phone, con los Lumia 920, 925 o 1320 a la cabeza. Ahora bien, no es oro todo lo que reluce en Windows Phone. Si por un lado nos encontramos el excelente rendimiento y la eficiencia de un sistema operativo muy bien diseñado, por otro nos encontramos la conocida falta de aplicaciones y baja calidad de algunas existentes.

A pesar de que se han realizado progresos durante los últimos meses y de que un usuario medio no echará casi nada en falta en materia de aplicaciones, es algo que siempre cabe recordar para que nadie se lleve a engaño. Aplicaciones como WhatsApp, Telegram, Twitter o Instagram están muy por detrás de sus homólogas en iOS y Android. Otras, como Snapchat, ni siquiera han llegado. En este aspecto, Windows 10 y las Windows Apps (aplicaciones universales) se presentan como el último cartucho de Microsoft para llamar la atención de los desarrolladores e incentivarles a trabajar en una plataforma que para seguir creciendo necesita una sólida comunidad de development que la sostenga.

Autonomía


Este es uno de los puntos en los que más puede sacar pecho el Lumia 640. Microsoft ha decidido incluir en este terminal una generosa batería de 2500 mAh y, gracias a ello y a la optimización de Windows Phone, nos encontramos con uno de los terminales de gama media con mayor autonomía del mercado. Para que os hagáis una idea, el Nokia Lumia 830 tiene 2200 mAh; el Nokia Lumia 735, 2420 mAh; el Moto G 2014, 2070 mAh. Estamos hablando de terminales con un hardware casi idéntico que tienen una autonomía más que aceptable, por lo que únicamente observando las cifras ya podríamos esperarnos una gran resultado por parte del Lumia 640.

Mi uso diario ha confirmado lo que los números presagiaban. Con un uso normal del teléfono (Twitter, Facebook, WhatsApp, Telegram, algún vídeo de YouTube y un poco de música camino a la facultad), llegaremos a final de día sin ningún tipo de apuro, quedándole todavía alrededor de un 20% de batería al terminal. Tras haber tenido antes un Nexus 4 y un Lumia 925, por primera vez sé lo que se siente al no estar mirando el porcentaje de batería de mi teléfono a todas horas porque tendré que cargarlo a media tarde. Y la sensación es maravillosa. Un sobresaliente para el Lumia 640 en este apartado.

Cámara



Tengo que admitir que el apartado de la cámara, a pesar de no ser muy importante para mí, era de los que más me preocupaban en relación a mi al cambio de un Lumia 925 a un Lumia 640, donde la diferencia de gamas podía hacerse notar por primera vez a lo largo de la comparativa entre ambos terminales. Sin embargo, las diferencias no han sido tan grandes como preveía y me he encontrado con una cámara buenísima para este rango de precios y que deja en pañales a otros dispositivos de la competencia.

Nos encontramos ante una cámara principal de 8 MP con enfoque automático, zoom digital 4 x, un sensor de 1/4 pulgadas, una apertura de f/2.2, flash LED, flash dinámico y captura enriquecida. En cuanto a la cámara frontal, esta cuenta con un gran angular HD de 0.9 mpx, f/2.4 y resolución HD (1280 x 720p). En el apartado de la grabación de vídeo, podremos grabar en Full HD (1080p) a una velocidad de 30 fps, con un zoom 4 x y enfoque automático continuo; además, podremos grabar en formato MP4 o H.264.

Las especificaciones son correctas, pero el software de Lumia Camera 5 marca realmente la diferencia entre realizar una fotografía normal y corriente o algo por encima de la media. Microsoft a día de hoy tiene con esta aplicación un valor añadido enorme respecto a su competencia y debe saber explotarlo de la mejor forma posible, haciéndola llegar a la mayor cantidad de dispositivos posible y ganándose a un público tan selecto como el apasionado de la fotografía en smartphones. Eso sí, el botón de cámara se echa muchísimo de menos y dificulta el tomar una buena fotografía de forma totalmente cómoda.

Galería de imágenes







Prueba de grabación de vídeo


link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Zdmu0KdLOxA



otra prueba cuando captutas desde otra pantalla



link: https://www.youtube.com/watch?v=Hy9kA6OC5vw

Conclusiones
El Lumia 640 es el primer Smartphone “Made in Microsoft” y eso se nota. Estábamos acostumbrados a que los terminales de Nokia nos dejasen siempre un sabor agridulce, recortando en algunos aspectos de forma incomprensible o estableciendo precios muy poco competitivos. Al parecer, eso se ha acabado con el gigante de Redmond. El Microsoft Lumia 640 es un teléfono completísimo, digno abanderado de la gama media, con una buena pantalla, buen SoC y más que correcto apartado multimedia. Por otro lado, el precio (180€ por la versión LTE y 160€ por la versión 3G Dual Sim vía Amazon) permitirá que este terminal llegue a una gran cantidad de usuarios que buscan buen rendimiento y calidad en la construcción. Además, Microsoft regala una suscripción de Office 365 durante un año al adquirir este terminal, la cual se puede validar bajándonos la aplicación Office 365 Gift.
+1
3
0
3Comentarios
oscarlara69

+10 Lince

0
fernandocordoba

Asombroso!

0
jlpland

nada del otro mundo hoy en dia,,,,, Aunque lo mejor que tiene es Windows

0