Canales populares

Tips financieros que debes poner en practica a los 30 años

Los temas financieros dan terror a más de uno, pero tranquilo, estos tips serán el empujón ideal que necesitas para aprender a maneja el dinero y salir bien librado. ¡Toma nota!

1) Los hijos son costosos

La decisión de tener hijos debe tomarse con la mente fría, a conciencia y sobre todo cuando hay estabilidad económica. Si crees que tú y tu pareja aún no están preparados para ampliar la familia, no se sientan presionados por la familia o las amistades. Lo mejor es que ahorren, disfruten de su relación y cuando llegue el maravilloso momento no se sientan taaaan preocupados. Ya tendrán por lo menos un pequeño colchón económico para los grandes gastos que se avecinan.

2) No temas pedir un aumento

Si ya tienes algunos años trabajando en la misma empresa no hay nada de malo en plantearle a tu jefe un aumento de sueldo, después de todo, tienes derecho a mejorar tu situación financiera y, ¿por qué no?, a aspirar a un puesto mayor. Sentirte realizado, importante y con la capacidad de asumir nuevos retos y responsabilidades te ayuda a sentirte mucho mejor contigo mismo y, por consiguiente, acceder a una mejor calidad de vida.

4) Invierte en tu salud

En este momento de tu vida posiblemente tu trabajo ya sea estable y sientas que te has ganado a pulso cada logro en la empresa, pero no olvides una cosa: tu salud siempre será primero, así que no subestimes las señales que envía tu cuerpo: el cansancio, la mala alimentación, la mala postura y el estrés son fatales para cualquiera. Procura vacacionar por lo menos una vez al año y no hagas en tu hogar los pendientes que no terminaste. No permitas que el trabajo absorba tus horas de descanso y de recreación.

5) Apuesta por la educación

Así tengas 15, 25, 30, 50 0 70 años, nunca es tarde para invertir en educación, ¿quieres estudiar italiano? ¡Hazlo! ¿O qué tal esa maestría en la que no puedes dejar de pensar? ¡Ve a pedir informes ahora mismo! Recuerda que la educación siempre abre puertas y también tu mente.

6) Nunca pidas prestado para pagar una deuda

Cuidado con los círculos viciosos, podrás sentir que la deuda te absorbe pero pedir prestado para pagar solo te entierra más en el problema. Haz el esfuerzo y ahorra todo lo que puedas para liquidar ese dolor de cabeza financiero que te carcome. Es difícil, lo sabemos, pero dejar de salir a cenar a restaurantes y comprar ropa innecesaria por algunos meses bien lo vale, ¿no crees?

8) Compra prendas de calidad


Es más rentable invertir en prendas de calidad aunque signifiquen un costo mayor al principio, eso sí, ten por seguro que al terminar el año todavía la tendrás en tu armario. Una manera inteligente de gastar menos en ropa es armar una lista de lo que necesites para aprovechar las rebajas de fin de año en buenas tiendas.

9) Nada de compras emocionales


Guíate siempre por un presupuesto para tu semana, quincena o mes, de esa manera tus gastos serán más inteligentes, controlados y podrás ver todo lo que ahorraste por no comprar artículos innecesarios solo porque te parecieron lindos o “funcionales” en su momento. Sé más inteligente que las tiendas e ignora esas sensuales ofertas de “25% de descuento”.

10) Lleva un registro de gastos

Si ya estableciste un presupuesto, como se mencionó en el punto anterior, también es aconsejable que hagas un lista de gastos y apuntes TODO: la leche del supermercado, la renta, el abono, el antojito de la tarde, ¡apunta todo! Te sorprenderá saber al final del día cómo es que administraste tu dinero y adónde fue destinado. La frase “el dinero se va como agua” tendrá un nuevo significado para ti porque tendrás bien identificado cada centavo invertido.

10) Ahorra para la vejez

Quizá sientas que es demasiado pronto para pensar en eso, pero el tiempo pasa rápido y si destinas una pequeña parte de tu sueldo para ahorrar no será tan complicado para tu bolsillo. Lo importante es no fallar y mantener ese dinero en un lugar seguro.

11) Cocina en casa


Lo sabemos: es muy rico y cómodo comer en restaurantes, y cuando el gasto se ve solito parece inofensivo, pero cuando veas todo lo que has desembolsado cada semana en comer fuera te vas a sorprender.

Opta por cocinar en tu casa, así te alimentarás variado y será mucho más barato. Si sientes que no tienes tiempo para hacerlo, dedica un día completo a preparar tus alimentos, hazlo en cantidades grandes para toda la semana y congela el resto; también arma bolsitas con snacks o fruta, y siempre lleva tu agua y café. ¡Notarás la diferencia inmediatamente en tus cuentas!

12) Crea un colchón financiero


Siempre sé previsor y no dejes que las desgracias te tomen desprevenido, nunca se sabe si tendrás algún accidente o un gasto fuerte de prioridad. Por eso es bueno tener un colchón financiero en el que deposites parte de tu salario mes a mes.

Las emergencias nunca avisan, pero estarás preparado.

13) Ideas afines con tu pareja en gastos


Si tu pareja y tú viven juntos es importante que coincidan en materia de finanzas y armen entre los dos una estrategia de gastos y se aferren a ella, sobre todo si tienen un propósito como viajar, comprar un auto o remodelar su habitación.

Establecer objetivos entre los dos será más fácil y lograrán la meta mucho más rápido.

14) Busca otra fuente de ingreso

Tener un trabajo estable es una bendición, pero nunca está de más buscar otra fuente de ingreso que te dé un poco de dinero al finalizar el mes; por muy poco que sea, te servirá para ahorrar o para darte un gustito al fin de mes que no entraba en tu presupuesto.

Vender alguna marca por catálogo, hacer pastelillos, tejer, diseñar freenlace, todas las opciones son buenas y válidas.

15) Por último, pero no menos importante…


No es un tema financiero, pero igual es muy importante: no te encierres solo en tus deberes laborales, mantén a tus amistades cerca; es bueno tener algunos oídos que nos escuchen y aconsejen y, lo mejor de todo, que nos hagan reír y despreocuparnos un rato.

14Comentarios