Check the new version here

Popular channels

Todo a saber de Jack Sparrow

Historia del personaje


La única condición que puso Jonnhy Depp para participar en la película fue que le dejaran construir su personaje como él lo considerara. Sin seguir la línea del tipo de personaje que estaba escrito en el guión (al estilo Disney), el actor hizo una mezcla del guitarrista de los Rolling Stones Keith Richard (que tendrá un cameo en la tercera película como el padre de Jack) y Pepé Le Pew, de los Looney Tunes, con influencias del Errol Flynn de Captain Blood (1935). Depp imaginaba a los piratas como una especie de "estrellas de rock de su época", y quiso presentar a un Sparrow lleno de recuerdos de viajes (rastas o dreadlock, dientes de oro y khol bajo los ojos), con andares amanerados (consecuencia de tantos años de andar por las cubiertas de barcos en movimiento) y de sexualidad "ambigua" (demasiadas noches en alta mar sin mujeres a la vista...). Una visión del personaje que no gustó a los ejecutivos de la Disney, que intercambiaron algunas nerviosas llamadas telefónicas con el director: "¿Qué está haciendo? ¿Por qué habla así? ¿Está bebido?". Depp logró convencerlos para que confiaran en él (si no, tendrían que despedirlo, les dijo). El resultado es un carismático personaje que se ha convertido en un icono, y de seguro que "Piratas del Caribe" sería muy diferente sin él.

La actuación le valió una nominación a los Oscar como Mejor Actor Principal, algo inusual para un papel cómico, y algo insólito tratándose del personaje de una película de Disney. Los guionistas Ted Elliott y Terry Rossio han comparado este personaje con Bugs Bunny y Groucho Marx en el DVD de la primera película.

Depp ha dicho que, siempre que el guión sea bueno, continuará interpretando a Jack Sparrow aunque sea en Piratas del Caribe 7, porque le encanta el personaje y siempre destaca lo que se divierte dándole vida.

Biografía ficticia

Infancia y juventud

Según el sitio web oficial de Disney y los juegos basados en la historia de Piratas del Caribe, Jack Sparrow hijo de Teague Sparrow, nació en la India y fue empleado de la East India Trading Company (Compañía Británica de las Indias Orientales o EIC, siglas en inglés).
Jack condujo al "Travieso Wench", un buque de transporte de "John Company", ejecutando labores para Lord Cutler Beckett. Cuando el Capitán Sparrow se rehusó a transportar esclavos en el barco optando por liberarlos en África, Beckett sancionó a Jack calificándolo de pirata hundiéndole el barco que tenía a cargo. El capitán asumió su posición de fugitivo de la ley, convirtiéndose en un exitoso pirata sin deseos de volver a una vida bajo el comando de otros.

Luego, Jack hizo un trato con Davy Jones para levantar su navío del fondo del mar, el trato incluía un plazo de 13 años de capitanía en el barco, cumplido el mismo Sparrow debía entregarle su alma a Davy Jones (el capitan del Holandes Errante) o enfrentarse al kraken. Jack sparrow rebautizó al barco como La Perla Negra.

Disney Press ha empezado en junio de 2006 una serie de libros en la que cuenta las aventuras de un adolescente Jack Sparrow. Escritos por Rob Kidd, los cuatro primeros libros siguen a Sparrow y a una joven y variopinta tripulación en varias aventuras a bordo de The Barnacle, un pequeño barco de pesca. Las aventuras incluyen la búsqueda de la legendaria espada de Hernán Cortés. A lo largo del camino, batallan con piratas, antiguas maldiciones, brujería, sirenas y el poder del mar.

Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra

Jack Sparrow es un temerario pirata con muchas leyendas de por medio sobre sus grandes aventuras y es capitán de La Perla Negra. Pero su vida tomó un brusco cambio cuando, más o menos una década antes del inicio de la acción de Piratas del Caribe, planeaba encontrar el cofre del tesoro de Cortéz junto con su Segundo de a bordo, Hector Barbossa, con el que comparte la localización del oro. Según contaba la leyenda éste estaba maldito y aquel que se atreviera a hurtarlo le caería una terrible maldición puesta por los antiguos dioses aztecas.

El Capitán Sparrow nunca esperó que Barbossa y su tripulación lo traicionaran con un motín, dejándolo abandonado en una isla desierta y con una pistola con una sola bala (lo que no le permitiría cazar, pero sí suicidarse antes de morir de hambre). Sin embargo, y por suerte para él, esto le libró de la maldición del tesoro. Tres días más tarde escapó de la isla gracias a unos mercaderes ilegales de ron, dejando que se formaran uno y mil mitos extraordinarios sobre su escape; él mismo contaba la historia y decía que había atado tortugas con pelo de su espalda para formar una balsa. Jack siempre conservará la pistola para matar con su única bala a Barbossa.

Diez años después Jack llega a las costas de Port Royal dispuesto a robar un barco para ir en busca de su preciada Perla Negra, pero ve caer al mar a la hija del Gobernador, Elizabeth Swann, y la rescata. Como consecuencia el Comodoro James Norrington lo reconoce e intenta encarcelarlo por pirata. Jack consigue escapar tras tomar a Elizabeth como rehén, pero es capturado de nuevo en la herrería donde trabaja el joven Will Turner, que fue rescatado de niño en alta mar por el barco en el que viajaba Elizabeth hasta Port Royal. Él era el portador de una moneda del oro azteca que Elizabeth preserva para que no lo acusen de piratería, y que al caer al mar con la joven provoca una especie de llamada a los piratas malditos, que llevan años buscando esa última pieza que les librará de la maldición de no estar ni vivos ni muertos.

En la noche los piratas de la Perla Negra llegan a la bahía atacando y secuestrando a la señorita Swann. Como consecuencia al día siguiente Will Turner lo ayuda a escapar con la condición de que éste le guiará a donde desembarcan los piratas. Jack sólo acepta el trato al saber el nombre del joven y darse cuenta de que es una pieza crucial para conseguir La Perla.

Después de robar el Interceptor, un gran buque de la Marina Inglesa, comienzan la búsqueda, no sin antes reclutar bucaneros en la Isla Tortuga, de entre los que destaca Gibbs, viejo amigo de Jack y presente el día en el que Elizabeth rescató al joven Turner. Desde allí se dirigen a Isla de Muerta, donde Jack sabe que se reunirán los piratas para romper la maldición. Una vez allí. Sparrow se infiltra en la cueva donde se está llevando a cabo un ritual para que la sangre de Elizabeth, que Barbossa cree la correcta, acabe con el hechizo. Will, que no se fia de Jack, le golpea hasta dejarlo inconsciente. Rescata a Elizabeth y se escapan en el Interceptor, pero La Perla acaba hundiendo el barco después de una fiera batalla y los toma como prisioneros. Tras un desesperado intento de Will por liberar a Elizabeth de las garras de los piratas, Barbossa se da cuenta de que es la sangre de Will la que romperá la maldición, ya que su padre, Bill el Botas, formaba parte de la tripulación que robó el oro (su sangre no puede ser utilizada ya que Barbossa lo lanza al fondo del mar con un gran peso al oponerse éste a traicionar a Jack). Hace un trato con Will y libera a Jack y a Elizabeth, pero en la misma isla desierta donde estuvo Jack. Elizabeth idea una forma de escapar de allí y son rescatados por el Comodoro Norrington, que quiere casarse con ella y la está buscando. Para conseguir que busquen a Will y ataquen la Isla de Muerta, Elizabeth se ve obligada a aceptar su propuesta de matrimonio.

De vuelta a la cueva, Jack interrumpe tranquilamente el sacrificio de Will. Informa a los asombrados piratas de que la marina inglesa está emboscada fuera y propone una alianza. Cuando Barbossa acepta y envía a sus hombres a combatir al buque (cuyos marinos no saben que los piratas no pueden morir gracias a la maldición), Jack le ataca, no sin antes coger una moneda y convertirse él mismo en inmortal. Barbossa se da cuenta cuando le clava una espada a Jack y éste se convierte en esqueleto antes sus ojos después de atravesar un rayo de luna. Jack y Will rompen simultáneamente la maldición devolviendo las monedas con su sangre justo después de disparar a Barbossa con la bala que le tenía reservada. Barbossa cae muerto y el mismo camino siguen muchos de los piratas que están combatiendo afuera. Los que no mueren son capturados.

Sparrow es arrestado y condenado a muerte en Port Royal por cargos de piratería, pero con la ayuda de Will y Elizabeth consigue escapar en La Perla Negra, cuyos tripulantes le están esperando para convertirlo de nuevo en capitán. Will y Elizabeth confiesan su mutuo amor y Norrington noblemente acepta su fracaso.

Piratas del Caribe: El Cofre del hombre muerto

Hace trece años, el Capitán Sparrow obtuvo la Perla Negra del fondo del mar vendiendo su alma a Davy Jones y prometiéndole 100 años de servicio a bordo de su infame barco fantasma, el Holandés Errante. El tiempo que Davy Jones le prometió para capitanear el Perla ha pasado y la deuda no se ha saldado. Una noche, Jack recibe la visita de Bill el Botas, que antaño formó parte de su tripulación, y le recuerda la deuda dejándole en la mano la mancha negra, una señal para que el Kraken, un monstruo marino al servicio de Jones, le de caza. Mientras, Lord Cutler Beckett, de la Compañía de las Indias y antiguo jefe de Sparrow, arresta a Will y Elizabeth por ayudar a Jack a escapar. Encarcela a Elizabeth y le propone a Will un trato: los dejará libres si consigue la brújula de Jack y le entrega a éste una Patente de corso que le proporcionará la libertad. Will acepta y sale en busca de Jack, aunque no sabe que mientras tanto Elizabeth se las ha ingeniado para escapar e ir también en busca de Jack para que les ayude.

Jack tiene que conseguir encontrar una llave especial, que abre un cofre en cuyo interior habita el corazón de Davy Jones. Quien tenga el corazón de Davy Jones tendrá el poder sobre Jones (y por ende, control de los océanos), y es su única forma de librarse de la deuda. Son muchos los que quieren lo que hay en el cofre, entre ellos, Will Turner (quien lo quiere para liberar a su padre del Holandés Herrante. En su búsqueda recala en Pelegosto, una isla caníbal de la que saldrá ileso gracias a la nueva intervención de Will.

Después de que Will le cuente el problema en el que están metidos, visitan a Tía Dalma, una extraña bruja vudú con la que Jack tuvo una relación en el pasado. Jack le enseña el dibujo de una llave, pero no sabe lo que abre ni dónde encontrarla, ya que su brújula mágica le está fallando. Tia Dalma le revela que es porque no sabe lo que quiere: la brújula marca lo que el propietario desea verdaderamente encontrar. La mujer les cuenta la historia de Davy Jones y el Cofre de la Muerte: cuando Jones amó a una mujer pero no fue correspondido, su dolor fue tan insoportable que se arrancó el corazón, lo puso en un cofre que enterró en un lugar que sólo él conocía y se guardó la llave. El dibujo que tiene Jack es el de esa llave, pero la bruja desconoce el paradero del cofre. De vuelta en La Perla, tienen un encuentro con Jones, que clama el pago de la deuda. Jack consigue hacer un trato con él, prometiéndole en un plazo de tres día cien almas a cambio de la suya, la primera de las cuales es la de Will, al que traiciona y engaña para que vaya a bordo del Holandés Errante.

En Tortuga, Sparrow y Gibbs reclutan marineros de toda calaña. Un James Norrington caído en desgracia se interesa por el trabajo e intenta disparar a Jack, al que considera la causa de su ruina. Allí se encuentran a Elizabeth, quien, disfrazada de hombre y engañando a la tripulación de un pequeño barco, logra llegar a la isla para hablar con Jack, al que pregunta qué ha pasado con Will. Jack le cuenta lo de la deuda con Jones y el secreto de la brújula, ya que la necesita para encontrar el cofre: si a él no le funciona, las ansias de ella por salvar a Will serán efectivas. La idea funciona y ponen rumbo a alta mar. Elizabeth le revela a Jack el plan de Cutler Beckett y les enseña las Patentes de Corso, que Jack conserva. Norrington, que forma parte de la tripulación, escucha la conversación e idea su propio plan. Mientras, la marca negra reaparece de repente, lo que significa que el kraken ha salido de caza.

En Isla Cruces, guiados por la brújula, Sparrow, Elizabeth y Norrington encuentran el cofre. Will, a bordo del Holandés Errante, se reencuentra con su padre, que cumple condena a bordo del barco porque Jones le liberó del peso que lo mantenía atado al fondo del mar. Will, con ayuda de su padre, logra engañar a Jones y conseguir la llave, escapar del Holandés y, no sin antes prometerle a su padre que lo liberará del castigo, llegar a Isla Cruces. Will, Jack y Norrington están detrás del corazón: Jack para librarse de la deuda, Will para liberar a su padre y Norrington para recuperar su trabajo. Empiezan una pelea de espadas de la que Jack consigue librarse, consiguiendo el corazón, pero Norrington consigue quitárselo junto con las Patentes de Corso. La tripulación de Jones recupera el cofre, pero se lo entregan vacío. De vuelta al mar, el Holandés falla en su intento de alcanzar La Perla, y Jones invoca al kraken. En un momento de cobardía, Jack abandona el barco mientras su tripulación pelea fieramente con el monstruo. Pero Jack se arrepiente, observa su brújula, y vuelve con sus camaradas al descubrir qué es lo que realmente desea, a los que ayuda a triunfar momentáneamente sobre el kraken. Pero sabe que va a regresar, y ordena abandonar su querido Perla.

Dándose cuenta de que el kraken va sólo a por Jack, Elizabeth lo distrae con un apasionado beso y lo encadena al mástil, para que no pueda abandonar el barco, ya que es la única oportunidad de que puedan escapar con vida; sus acciones le valen ser denominada por Jack como "pirata". Elizabeth le dice a los otros que Jack ha decidido libremente quedarse en el barco para darles una oportunidad, aunque no sabe que Will ha sido testigo de todo.

Sparrow consigue liberarse y pelea valientemente con el feroz monstruo, desenfundando la espada e introduciéndose en su afilada boca, mientras el Perla se hunde sin remedio. Davy Jones declara la deuda saldada pero se enfurece al comprobar que el cofre está vacío. Mientras, Norrington ha conseguido escapar y llegar a Port Royal, donde le entrega el corazón y las patentes a Lord Beckett, a cambio de recuperar su posición. Ahora Beckett controla al kraken y a los océanos de todo el mundo.

La entristecida tripulación de Jack llega hasta la casa de Tia Dalma, quien les pregunta si serían capaces de llegar hasta el Fin del Mundo por recuperar a Jack y a la Perla Negra. Tras estar todos de acuerdo en emprender el viaje, Tia Dalma les presenta a un capitán que conoce esas aguas: el resucitado Capitán Babossa.

Piratas del Caribe: El Fin del Mundo

En la tercera entrega de "Piratas del Caribe" Will, Elizabeth y el Capitán Jack Sparrow, se verán una vez más en medio de un enfrentamiento, esta vez entre los Señores de los Piratas de todo el mundo y la todopoderosa East India Trading Company liderada por el misterioso y astuto Lord Cutler Beckett. Tras haberse hecho este último con el corazón de Davy Jones, Beckett puede usar a Jones y su barco el Holandes Errante para llevar más alla sus planes de liberar los mares de todos los piratas. En respuesta a esta creciente amenaza los Señores de los Piratas realizarán un cónclave secreto en la Ensenada del Naufragio.

Tras regresar del otro lado, el Capitán Barbossa acuerda ayudar a Will y Elizabeth a rescatar a Jack, quien se encuentra ahora en una especie de extraño más allá conocido como el "Dominio de Davy Jones". El trío se dirigirá al exótico Extremo Oriente, donde se encontrarán con el Capitán Sao Feng, Señor de los Piratas de Singapur, de quien obtendrán un mapa que les mostrará el camino al "Dominio de Davy Jones". Su camino los llevará en última instancia al mismísimo borde del mundo, donde navegarán en una gran cascada, cayendo hacia la oscuridad y literalmente en otra dimensión. Allí Will, Elizabeth y Barbossa encontrarán a un desconcertado Jack Sparrow, a bordo de su amada Perla Negra, que esta varada en el medio de un vasto desierto. Usando su lógica inversa Jack hallará la manera de llevar a la Perla de vuelta al mundo de los vivos, donde inmediatamente se encuentran con Beckett y Davy Jones. Después de esquivarlos varias veces y conseguir darles esquinazo Jack, Barbossa, Will y Elizabeth llegan a la Ensenada del Naufragio justo a tiempo del Cónclave de los Piratas. Durante esta reunión, los Señores de los Piratas acordarán luchar juntos contra la armada de barcos conducida por Beckett y Jones. El emocionante final se desvela en una enorme batalla marítima entre la flota de la East India Trading Company y la de los Señores de los Piratas conducidos por Jack, Will y Elizabeth, quienes a pesar de ser superados en número y potencia de fuego poseen un arma secreta tan poderosa como impredecible y que puede decidir para cualquiera de los dos bandos el control final de los mares.
Los detalles de la trama y/o del argumento terminan aquí.

Personalidad

Aspecto

El aspecto de Sparrow cambia ligeramente de película en película. La mayoría de los cambios son respecto a su vesimenta, pero hay otros más notables.

Sparrow tiene ojos de color marrón oscuro y un pelo largo y castaño oscuro tirando a negro, que lleva con trenzas y rastas. Tiene una pequeña barba de chivo que recoge en dos largas trenzas. Lleva varios abalorios colgados del pelo, una moneda colgada en su pañuelo, una cadena de plata y una aguja de hueso. En el lado derecho de su mandíbula tiene una herida abierta, recuerdo de algún roce. Por alguna enigmática razón (algo apuntado por el mismo Depp en los comentarios del DVD de la primera película) esa herida nunca se cura.

Sobre su sucia camisa blanca, Jack lleva un chaleco azul por delante y gris por detrás (la parte más corta), aunque en las secuelas es a rayas por la parte trasera. También lleva pantalones bombachos de color castaño oscuro (gris oscuro en la primera película), que lleva por dentro de sus botas de cuero.

Jack lleva un fajín y dos cinturones alrededor de la cintura. En la primera película, sólo su brújula está atada al cinturón. En la segunda película, se coloca un segundo cinturón con cosas como una pequeña piel de animal, una pata de gallina, una vértebra animal y una pequeña escultura roja de una sirena que sirve como símbolo de fertilidad. En la tercera película, se añade un largo mechón de pelo gris, aunque en realidad es una cabeza reducida de la isla caníbal.

También lleva un sombrero de tricornio de cuero marrón, del que no le gusta desprenderse, y una levita de azul grisáceo oscuro.

Cuatro anillos adornan sus manos. El primero es una calvera con una esmeralda en su índice derecho. El segundo es una flor de ónice negro en su anular izquierdo. En "El Cofre del Hombre muerto" roba un anillo con una amatista ovalada de la guarida de Tia Dalma y se lo coloca en el índice izquierdo, mudando el anillo que tenía en ese lugar, con un dragón oriental de plata, al pulgar izquierdo. Este anillo parece ser el mismo que llevaba el capitán Barbossa en "La maldición de la Perla Negra".

Jack lleva un inconfundible tatuaje de un gorrión (el significado de sparrow) volando en frente de una puesta de sol sobre el océano en su antebrazo derecho. En apariencia es una marca muy conocida del pirata, ya que Norrington lo reconoció a través de él. La Compañía de las Indias Orientales le marcó la letra "P" (de pirata) en la muñeca derecha. Mientras agarraba un metal al rojo con la marca de la "P", Cuttler Beckett le dice a Will Turner que ambos dejaron una "marca" en el otro, aunque no revela de qué modo le marcó Jack.

En escenas eliminadas de la primera película, Jack le enseña a Elizabeth (interesada por las leyendas que se cuentan de él) una quemadura profunda en su antebrazo izquierdo y diversas cicatrices, entre ellas de bala. En la segunda película (se aprecia sobre todo cuando Jack se agarra a las jarcias de La Perla, huyendo de Pelegosto) la quemadura se ha eliminado.

Habilidades

Con un tamaño medio, Sparrow depende de su inteligencia, habilidad y rapidez para protegerse. De acuerdo con los guionistas, Jack es tan habilidoso con la espada como Barbossa y Norrington, mientras que Will se describe como mejor que todos ellos. Jack se aprovecha en los duelos de circunstancias ventajosas: suelo inestable, hablar para distraer al oponente, lanzarle cosas a los ojos, etc. Las artimañas de Jack también incluyen apuntar con su pistola a Turner o escabullirse de una pelea a tres bandas (con Turner y Norrington).

Siempre que sea posible, prefiere escaparse. Sparow y Barbossa son los únicos personajes principales que han demostrado una gran habilidad con armas de fuego. Barbossa dispara al corazón de un pirata maldito a una distancia de más de 7 metros sin tomarse tiempo para apuntar. Jack dispara a un barril lleno de pólvora para explotarlo desde 6 metros. Y en muchas ocasiones dispara al mono Jack en la segunda película. Seguramente James Norrington, ex oficial de la Marina, está bien entrenado en armas.

De acuerdo con el libro "Piratas del Caribe: Guía Visual", Jack aprendió a manejar espadas de un maestro italiano a cambio de seda china robada. Después aprendió por sí mismo a manejar las armas disparando a botellas de vino vacías que se balanceaban en la barandilla de cubierta de La Perla Negra.

Comportamiento

La característica física de Sparrow es un ligero balanceo de borracho, acompañado de un habla farfullada, muecas extravagantes y unas sacudidas de mano que lo hacen parecer desequilibrado.

Cuando Gibbs le cuenta a Will Turner la historia del motín y el abandono en la isla desierta en "La maldición de la Perla Negra", deja entrever que la traición, la soledad y el calor extremo hicieron mella en Jack, volviéndolo loco.

Ron

A Sparrow le encanta el ron. Después de que Barbossa abandone a Jack y elizabeth en una isla desierta, Elizabeth quema los barriles de ron de los traficantes para crear una señal gigantesca de humo. Jack está tan indignado que saca su pistola y momentáneamente piensa en utilizar su única bala en dispararle. Cuando el comodoro Norrington encuentra la señal y los rescata, Jack murmura: "No va a haber quien la aguante después de esto". Cuando más tarde Jack escucha a Elizabeth aceptar la propuesta de matrimonio del comodoro, exclama: "¿Una boda? ¡me encantan las bodas! ¡que corra el ron!". Cuando Elizabeth llega a bordo de La Perla en "El Cofre del Hombre muerto", Jack le susurra a Gibbs: "Esconde el ron", aún recordando la señal de humo. Otro guiño a su afición por el ron es cuando, al principio de "El Cofre del Hombre muerto" dice, ante una botella vacía: "¿por que siempre me quedo sin ron? (ve que apenas uede mantanerse en pie) !Ya se porqué¡".

Cuando "Bootstrap" Bill Turner visita a Jack, se pregunta si es un sueño, a lo que Bill le contesta que no. Jack suspira resignadamente y dice: "Lo suponía. Si lo fuera, habría ron".

En la tercera película, al final de ésta, Jack mira a su brújula para ver el rumbo a seguir y ésta señala detrás de él. Curiosamente, detras de Jack hay una botella de ron. Al cogerlo, la brújula le indica otra dirección.

Efectos personales

Jack lleva encima una serie de artículos todo el tiempo, como su pistola, espada, abrigo, sombrero y una inusual brújula.

La espada de Jack es una hanger (una especie de sable de los siglos XVII y XVIII, delgado y estrecho), a diferencia del alfanje de la mayoría de piratas cinematográficos. La mayor longitud de la hanger le permite mantener a sus enemigos unos centímetros más lejos de lo que lo haría un alfanje.

En "La maldición de la Perla Negra", Jack lleva una pistola de un solo cañón que le dio Barbossa cuando le abandonó en la isla desierta. El arma lleva el nombre de su fabricante, "Perry". Durante el escape de "El Cofre del Hombre muerto", lleva una pistola de dos cañones, pero cuando le muestra a Tia Dalma que el mono es inmortal, lo hace con su pistola original.

Después de la brújula, la posesión más preciada de Jack es su sombrero. Raras veces se le ve sin él, y siempre lo menciona cuando habla de sus pertenencias. Cuando Jack ordena que el barco llegue a tierra para escapar del kraken, el mono lanza al mar el sombrero de Jack. Sparrow, en estado de pánico, ordena que lo dejen atrás, lo que sorprende enormemente a su tripulación, que se queda quieta sin saber qué hacer (el sombrero acaba comido por el kraken, al mismo tiempo que el barco que ha cometido el error de recogerlo). Jack se pasa los siguientes minutos de la película buscando un nuevo sombrero que le quede bien, e incluso se mete en medio de una pelea para quitarle los tricornios a los contendientes. Cuando el kraken le da caza al fin, al rugir expulsa el sombrero, que cae al suelo; Jack lo recoge (aunque está cubierto de mucosidad), lo sacude y se lo coloca antes de introducirse en la boca del monstruo con el sable en alto.

En "El Fin del Mundo" cuando la tripulación gana la batalla, todos lanzan sus sombreros al aire en señal de alegría. Jack le dice aGibbs que lance también el suyo, Gibbs lanza el sombrero, y Jack le dice: "Ahora ve a buscarlo"


Jack obtuvo la brújula a través de un canje con Tia Dalma. No apunta al norte, sino a la dirección en la que está lo que más desee la persona que la sostiene. Puede ser un tesoro u otros artículos de valor, pero también una persona o una localización geográfica. Funciona con cualquier persona, pero sólo si sabe lo que desea de verdad. Funciona incluso sin necesidad de tacto, pero siempre que el dueño esté cerca. Cuando deja de funcionarle a Jack, Tia Dalma le explica que es porque no sabe lo que quiere realmente o que lo sabe pero no quiere reconocerlo.

Cuando el capitán es arrestado después de sacar a Elizabeth del agua (en la primera película), Norrington le echa un vistazo a sus efectos personales, que le parecen trastos inservibles, incluida una brújula que "no señala al norte". De hecho, los cuatro puntos cardinales ni siquiera están dibujados en ella.

Más tarde, se da una pista de la verdadera naturaleza del objeto. Cuando Will ve a Jack valerse de él para navegar a través de una tormenta, le pregunta cómo se supone que van a llegar hasta la Isla de Muerta con una brújula que no funciona. Gibbs le replica: "Sí, la brújula no apunta al norte. Pero no buscamos el norte, verdad?". La brújula los guía hasta la isla.

Cuando Elizabeht descubre que Lord Cutler Beckett quiere la brújula de Jack, erróneamente piensa que quiere encontrar el tesoro de Isla de Muerta, y le advierte de la maldición del oro azteca. Beckett le replica que la brújula no apunta solamente a Isla de Muerta y que hay otros cofres valiosos en el mar.

Durante el ataque del kraken, Jack abandona a la Perla Negra y a sus compañeros en un bote. Para un momento para mirar la brújula y, aunque no se muestra hacia dónde apunta la aguja, vuelve al barco y salva su tripulación.

Rasgos

Sparrow es un hombre decente que sigue el "Código Pirata". Cree que los piratas pueden ser también buenas personas, que era lo que pensaba de Bill el Botas. Demasiado altruista para ser un pirata, Jack arriesga su propia vida para salvar a otros, especialmente Will y Elizabeth. En la primera película se intuye que la benevolencia de Jack fue una de las razones para que la tripulación se amotinara. Cuando están en la isla desierta, Elizabeth desvela que Jack fue capaz de saquear el puerto de Nassau "sin disparar un solo tiro", y cuando es condenado a la horca, sus cargos son piratería, contrabando, apropiación de patentes de corso, suplantación de personalidad, navegación bajo pabellones falsos, incendio, secuestro, saqueo, pesca furtiva, bandolerismo y depravación, delitos poco sangrientos para tratarse de un pirata. Cuando Will le ayuda a escapar de la horca, el Gobernador Swann se muestra sorprendido por la decisión de Will: "¡Es un pirata!", a lo que éste replica "Y un buen hombre".

A menudo, mientras salva a Will y Elizabeth, se las ingenia para servir a sus propios intereses, e incluso ofrece a Will a cambio de sí mismo a Davy Jones. En un momento de cobardía, abandona el barco y su tripulación para salvarse del kraken, pero vuelve para salvarlos. Cuando es devorado por el kraken, Gibbs dice de él: "Nos engañó a todos hasta el final, pero supongo que en el último momento venció su honradez."

Jack se considera a sí mismo como un hombre que comprende a las mujeres y su naturaleza. Pero parece incapaz de mantener una relación larga, aunque Elizabeth parece ser la primera mujer que no es capaz de olvidar. Interesadamente, en la segunda película le revela lo que es el matrimonio, "como una apuesta para ver quién se desenamora primero". De joven, Jack trató de seducir sin mucho éxito con sirenas y con Arabella, compañera del "Barnacle". El Jack adulto es más aficionado a aprovecharse de las mujeres, que se lanzan a sus brazos, pero sus conquista le dejan un recuerdo "doloroso". Sus antiguos amores Giselle y Scarlett le abofetean cuando lo ven de nuevo. Tia Dalma, con quien aparentemente tuvo una aventura, se alegra de verlo cuando va a visitarla, aunque la ansiedad de Jack antes del encuentro indica que no tuvieron un buen final: "Tía Dalma y yo somos amigos, como uña y carne, inseparables casi. Lo éramos... lo fuímos... tiempo atrás".

Jack aparentemente sufre de mal aliento, lo que puede ser consecuencia de su afición al alcohol. Norrington siempre retrocede un paso cuando Jack se le acerca demasiado, y el Gobernador Swann casi tiene arcadas cuando está cara a cara con él. Cuando Jack intenta un acercamiento romántico con Elizabeth en "El Cofre del Hombre muerto", ella le hace ver todas sus diferencias, incluyendo la "higiene personal". De todos modos, parece que el olor de Jack no le afecta durante posteriores encuentros más íntimos con él.

Frases típicas

Su frase más utilizada y popular es:

Siempre recordarás este día como el día en que... casi capturais al capitán Jack Sparrow

Jack Sparrow


La suele utilizar cuando consigue escapar de algún tipo de reclusión, privación de libertad...

En la versión original, el capitán Sparrow tiene una coletilla al final de las frases que se pierde muchas veces en la traducción, la expresión savvy? ("¿comprendes?"), que era muy utilizada por los marineros y piratas de la época y que hoy está en desuso con ese significado. Otra coletilla que utiliza mucho es "puñetas" cuando algo le ofusca o sorprende. La expresión "Interesante... muy interesante" es utilizada varias veces en la primera película, y es muy típico que siempre esté esperando "el momento oportuno".

Sparrow utiliza términos cultos en apariencia que no tienen sentido con el resto de la frase. Al final de "La maldición de la Perla Negra", le dice a los allí reunidos: "Hemos organizado un clima ideal, ¿no es cierto? Espiritual, ecuménica y gramaticalmente". En "El Cofre del hombre muerto", le dice a Will: "Porque al encontrar esto te encontrarás incapacitoriamente al encuentro de y, o localizando en tu descubrimiento, la detección de un modo de salvar a tu muñequita... como se llame. ¿Comprendes?". También utiliza juegos de palabras, sobre todo para liar a su interlocutor: "No soy honesto. Y de un hombre que no es honesto, sólo se puede esperar que no sea honesto. Honestamente, es con los honestos con los que hay que tener cuidado, porque nunca puedes prever cuando harán algo extraordinariamente estúpido"; "Elisabeth está bien tal y como prometí, se casará con Norrington tal y como ha prometido y tú morirás por ella tal y como prometiste. Todos somos hombres de palabra, salvo Elisabeth que de hecho es mujer".

"Soy el capitán Jack Sparrow" es muy usada como una explicación simple de sus astutas escapadas. Cuando Barbossa le pregunta cómo logró salir de la isla la primera vez, responde: "Cuando me abandonaste en aquella inmunda tierra dejada de la mano de Dios, olvidaste algo muy importante: soy el capitán Jack Sparrow".

También le gusta mucho utilizar la frase: "Recordaréis este día como el día en que casi capturáis al capitán Jack Sparrow". En la primera película, la frase es cortada en dos ocasiones, para lograr un efecto cómico. En la segunda película, cambia ligeramente la frase: cuando logra huir de la horda caníbal en Pelegosto, exclama "Recordaréis este día como el día en que casi os coméis al capitán Jack Sparrow".

Sparrow suele utilzar eunuco como insulto. Durante su duelo a espada con Will Turner, le dice: "Necesitas encontrar a una buena chica, o puede que la razón por la que practicas tres horas al día sea porque ya has encontrado a una y eres incapaz de cortejar a dicha fulana. ¿No serás un eunuco?". En un esfuerzo por esconder la verdadera identidad de Will, Jack le dice a Barbossa - y más tarde a Davy Jones - que posee "una voz deliciosa" de eunuco y que es un soprano (refiriéndose a los castrati). Cuando presenta a un atado Will a los caníbales de Pelegosto, dice de él: "eunuco, snip-snip". Hay rumores que su insistencia contra los eunucos es porque castró a Lord Cutler Beckett como venganza.

Todo en Wikipedia
0
0
0
0No comments yet