Canales populares

Transición: Un fracaso Visita de Macri a Olivos


Mauricio Macri creyó en la palabra de Cristina Fernández de Kirchner. Por ese motivo le ordenó a sus colaboradores no protestar por el 'choreo' a que fue sometido en el balotaje. Que el reclamo no entorpeciera la negociación por una transferencia ordenada. Sin embargo, Cristina tiene la misma credibilidad que un vendedor de vehículos usados, y boicoteó la visita de Macri a la Quinta de Olivos. No habrá ingreso irrestricto de los nuevos equipos de gobierno a las oficinas gubernamentales. No habrá transparencia en el abordaje de los números. No habrá renuncia prolija de Alejandro Vanoli, Alejandra Gils Carbó y Martín Sabbatella. No habrá suspensión de designaciones en cargos públicos diversos. Cristina acaba de darle un baño de realidad al proyecto de Cambiemos.




Macri: "Fue una reunión cordial pero corta. Me había convocado para hacerme una felicitación personal. No había planteado un temario. La reunión no valió la pena. No acordamos ningún encuentro entre nuestros ministros".
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Rosendo Fraga le había advertido a Urgente24 Radio en horas de la tarde del martes 24/11: "Aquí no hay margen para la fantasía. En 24 horas sabremos cómo será la transición. El Frente para la Victoria tiene proyectos en Diputados y en Senadores que la oposición reclama que no sean tratados. Si se mantienen en las respectivas órdenes del día, será evidente que no hay acuerdo ni diálogo".

Sin embargo, todo se desencadenó mucho antes, apenas Mauricio Macri ingresó a la Quinta de Olivos con su petitorio que Cristina Fernández de Kirchner decidió no considerar.

"Hablamos de la ceremonia de traspaso. Nos volvemos a encontrar el 10/12", dijo 50 minutos después de haber ingresado el propio Macri. La frase bastó para entender que el kirchnerismo no exhibirá ninguna documentación.

Más tarde le explicó a Alfredo Leuco, por TN: "Fue una reunión cordial pero corta. Me había convocado para hacerme una felicitación personal. No había planteado un temario. La reunión no valió la pena. No acordamos ningún encuentro entre nuestros ministros".

Obvio que no hubo conferencia de prensa. Ni se abordó la renuncia de Alejandro Vanoli al BCRA. Tampoco la de Alejandra Gils Carbó a la Procuración General. Ni la de Martín Sabbatella a la AFSCA. Menos se mencionó que cese la alocada efectivización de empleados públicos 'ñoquis'. No fue la reunión que Mauricio Macri necesitaba. Bah, que la sociedad argentina ambicionaba para dejar atrás la imagen de líderes inmaduros y egoístas que han construído los K.

Ya cuando Macri se dirigía hacia Olivos, Presidencia de la Nación informaba que Cristina Fernández de Kirchner había convocado a diputados y senadores del oficialismo, en lo que será no sólo una suerte de despedida sino el diseño de una estrategia para el Frente para la Victoria en rol de adversario de Cambiemos, no de fuerza colaborativa..

En ese momento, el Frente para la Victoria avanzaba en Diputados con su proyecto para crear Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado, que complejará el ridículo e inviable complejo carbonífero santacruceño de Río Turbio ($5.000 millones que no están en el Presupuesto 2016), una mentira K que ya no se sostiene por sí mismo.

El proyecto fue aprobado en un plenario de las comisiones de Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda, declarando “de interés nacional el desarrollo de la exploración y explotación del carbón mineral y sus derivados, como recurso para la generación de energía eléctrica”.

El kirchnerismo amenaza con pedir una sesión especial para este jueves 26/11.

Representantes de la alianza Cambiemos (Patricia Bullrich por Unión Pro y Mario Negri por la UCR), del Frente Renovador (Graciela Camaño) y del Partido Socialista (Juan Carlos Zabalza) le habían pedido al presidente de la Cámara de Diputados, el kirchnerista Julián Domínguez (quien prepara la apertura de su estudio de abogado), su negativa de participar de cualquier tipo de sesión plenaria durante los 10 días hábiles que quedan antes del cambio de gobierno y de la asunción de los nuevos legisladores, el 10/12.

Pero Domínguez dijo tener instrucciones de Cristina de avanzar con YCF, la expropiación del hotel Bauen y una indemnización a extrabajadores de Gas del Estado, entre otras iniciativas.

En tanto, el Frente para la Victoria en el Senado avanzó en intento de tratar los pliegos de Eugenio Sarrabayrouse y Domingo Sesín como jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

De todos modos, el Frente para la Victoria deberá reunir los dos tercios de los votos en el Senado si pretende nombrar a los 2 nuevos candidatos. No los tiene. ¿Para qué insiste, entonces? Insólito, irracional, inexplicable.
0No hay comentarios