Check the new version here

Popular channels

Un nuevo discípulo es llamado

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar… aprended de mí… y hallaréis descanso para vuestras almas.
Mateo 11:28-29

Un nuevo discípulo es llamado

Jesús vio a Leví sentado al banco de los tributos públicos. En pleno trabajo administrativo, Leví recibió el llamado del Maestro, quien le dijo: “Sígueme”. ¿Podía hacerlo él, quien era un funcionario al servicio de los romanos? Esto no le importó, la voz de Jesús estaba por encima de cualquier otra consideración: “Y levantándose, le siguió” (Marcos 2:14).
No se requería ninguna formación particular. Todas las capas de la sociedad podían estar representadas en la compañía de los discípulos de Jesús. De todos los discípulos, Leví, llamado Mateo más tarde, quizás era el más instruido. Él escribió el primer libro del Nuevo Testamento.
El cobrador de impuestos demostró su generosidad de una manera espontánea, no temiendo llenar su casa de una muchedumbre de gente que no era toda muy recomendable. Pero él acababa de recibir la gracia, cuyo portador era Jesús; por eso deseaba que muchos otros pudieran aprovecharla.
Esa tropa de comensales molestó a los escribas y fariseos quienes interrogaron a los discípulos, pues no se atrevieron a hacer un reproche directo a su Maestro. Pero él mismo les respondió, dejando a sus contradictores sin réplica.
Su deseo de justificarse a sí mismos los colocaba fuera de la salvación que Jesús traía. Por desdicha es lo que ocurre a menudo entre los seres humanos. Aceptar la salvación significa que uno se reconoce perdido, sin otro recurso que la gracia de Dios.
0
0
0
0No comments yet