Check the new version here

Popular channels

Un padre orgulloso de su hijo



Ame a mi hijo desde el vientre de su madre y luego de nacer lo seguí amando y hablaba con él desde que era un bebe. Al principio no me decía nada y luego que fue creciendo comenzaba a reírse cuando le hablaba, que más podía esperar, era solo un bebe.

Fue poco a poco creciendo y seguía hablando con él y diciéndole lo orgulloso que estaba de él, aun cuando tenía su primer año y luego dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho y cuando llego a los nueve años, fue cuando puso atención a mis palabras y entonces me respondió, “Papa gracias por ser un buen Papa y ayudarme con mis tareas y siempre estar en todas las reuniones de la escuela y darme tus buenos consejos”, ese día fue el día más maravilloso de mi vida como Papa.
De ser un niño con pocos deseos para leer y estudiar, paso a ser cuando entro en segundo año de bachillerato (High School en Estados Unidos) en un adolecente inteligente, respetuoso y fue hasta consejero de sus compañeros de estudios y experimento sus primeros milagros por medio de la oración sobre algunos de sus compañeros de clases que estaban enfermos y adictos a las drogas y todos fueron sanados.

Fue a la preparatoria universitaria (College) y en menos de 2 años logro pasar todas sus clases con 64 créditos más de lo requerido que eran 60 créditos. Y ahora, en tiempo presente, está listo para empezar en la Universidad como estudiante de ciencias políticas y luego comenzara sus estudios para ser abogado y luego y así lo creo; Senador y luego Presidente de los Estados Unidos.



¿Qué te parece?, la respuesta de la mayoría seria “bueno” lo de sentirse orgulloso como padre está bien, pero de que va a ser presidente del país más poderoso del mundo eso es imposible.
Para Dios nada es imposible, siempre que nos mantengamos en Fe, creyendo que nuestros hijos van a llegar a ser lo mejor. No importa que tu hijo o hija te estén dando problemas y posiblemente creas que van a ser un fracaso.

Nunca critiques a tus hijos con nadie ni siquiera con tu pareja. Lo único que puedes hacer es hablar con ellos aunque no te escuchen, pero la realidad es que si te escuchan y si no responden es porque no quieren sentirse débiles delante de ti. No sé para quien es este escrito pero te diré que mi testimonio con mi hijo ha sido nunca darme por vencido, y siempre apoyarlo en las cosas que son de bien para su desarrollo mental y físico, no en juegos de videos y vanidades.
Hoy es el día para que le pidas perdón a tu hijo o hija. A veces no sabemos en qué lo hemos ofendido y cuando les pedimos perdón por si en algo lo hemos ofendimos o actuamos mal, logramos que nos demuestren lo que sienten por nosotros y así podemos darle más amor con la seguridad que no tienen ningún rencor contra nosotros.

Cuando me divorcie de la madre de mi hijo, él tenía 11 años y aunque las estadísticas del mundo dicen que los hijos de padres divorciados tienden a ser personas frustradas y llenas de odio, te diré que eso no es verdad.



La única verdad que el mundo (La sociedad por medio de locutores de televisión y radio y hasta psicólogos) omiten o no dicen que las frustraciones y odios de los hijos de padres divorciados vienen por la crítica que cada una de la pareja reflejada frente a sus hijos o mejor dicho hablar mal de la madre o padre divorciado frente a los niños.

A pesar de haberme divorciado de la madre de mi hijo, siempre le he hablado a mi hijo bien de ella y en especial de la buena educación que le ha dado. Nunca quite el castigo que ella imponía, aunque no estuviera de acuerdo.

Nunca permitas que nadie hable mal de la madre o padre de tus hijos aunque tuvieras una mala experiencia como pareja.

Este escrito a diferencias de muchos mensajes y escritos de cómo educar a sus hijos, fue basado en mi propio testimonio o experiencia. No puedo dejar de darles las gracias a mis padres por darme una buena educación y sobre todo un gran amor tan incondicional que aun en día se manifiesta poderosamente. Y como hijo los honro con lo que a ellos más les gusta, y por esa razón mi vida tiene que ser prospera, pues eso es lo que dice la biblia y eso es lo que recibo.
Tus hijos son tu mejor inversión y tu única garantía de tener una vejez llena de amor y buen cuidado. Siembra en tus hijos amor y compañerismo y sobre todo que busquen al dador de vida y cuando lo logren conocer tendrán la verdad que los hará libre de todo mal y de toda atadura de malas decisiones y vicios.

FUENTE
http://cerca-de-ti.com/profiles/blogs/un-padre-orgulloso-de-su-hijo
0
0
0
0No comments yet