Popular channels

Un político racista recibe su merecido



La historia comenzó cuando el político italiano Roberto Calderoli, perteneciente a la Liga Norte, insultó a la ex ministra de integración, la congoleña Cecile Kyenge, a quien comparó con un orangután. Lo vemos:


link: https://www.youtube.com/watch?v=_mPAoGN8cPI

Estas declaraciones no tardaron en provocar ira en el Congo, en especial en la aldea de Cecile. Su padre, Clemente Kikoko Kyenge, un supuesto hechicero, quiso castigar al hombre que había humillado a una de sus 39 hijos. Y vaya si lo hizo. Tras un extraño ritual de magia negra realizado por el padre el pasado mes de julio, el marcador de Roberto Calderoli no para de crecer:
"Tuve que pasar por el quirófano seis veces, me reanimaron al borde de la muerte otras dos, ingresé en la UCI de gravedad, mi madre falleció, tuve varios accidentes de coche, y me rompí algunas vértebras y dos dedos" narraba el político de ultraderechas.



La misma valentía que demostraba en sus insultos, desapareció por completo tras estos hechos. Roberto corrió a mandar un mensaje "conciliador" a la familia de Cecile, intentando apaciguar la justificada ira que se ha levantado contra él. "Nunca he sido supersticioso" declaró "pero después del ritual tribal que me hizo el padre de Kyenge me ocurrió de todo y más" Sin embargo, Clemente Kyenge, quién fue entrevistado en Katanga, dijo que el ritual era para purificar el vocabulario del político fascista, para que utilizase palabras de tolerancia sin malos pensamientos.



El político, acorralado por los "malos espíritus" lo ha probado todo. Primero fue un amuleto de coral, que le habían regalado unos amigos. Estos objetos, según los hechiceros, tienen una gran eficacia, pero éste se rompió sin que Calderoli pudiera tocarlo. También pidió ayuda a una famosa hechicera, que se asustó por la magnitud de las "fuerzas en acción a su alrededor". "Yo no sé si debo poner un anuncio en el periódico o llamar directamente al papa Francisco, suponiendo que no esté demasiado ocupado, pero tengo que hacerme con un exorcista" comentó, con una nerviosa ironía, el político italiano.



Pero, pese a los mensajes conciliadores, los amuletos, las hechiceras, y todos los remedios que ha probado, los sucesos no se detienen. El último, hace pocos días, era explicado por el propio Calderoli en su cuenta de Facebook: una extraña serpiente, de dos metros de largo, apareció en su cocina. Por supuesto, el político (por ponerle un nombre) lo atribuyó de nuevo al ritual que le realizaron, e incluso tuvo el atrevimiento de cargar de nuevo contra Cecile y su familia, una vez más demostrando la "inteligencia" que le caracteriza. Acusó al padre de "loco", dijo que el ritual era "preocupante" y que, desde luego no era un "mensaje amistoso". Al parecer, después de los insultos, creía que le iban a mandar una postal...



Pero los insultos racistas no son la única "perla" que nos deja Roberto Calderoli. Otras de sus memorables actuaciones fueron, por ejemplo, querer legalizar los cañonazos contra las embarcaciones de inmigrantes, o llevar camisetas apoyando el asesinato de los "cerdos musulmanes". En resumidas cuentas, por fin vemos como un ser despreciable recibe su castigo, aunque (como siempre) no sea de la mano de la justicia, sino de unos dudosos sucesos paranormales.



The End

0
0
0
0No comments yet