Popular channels

Un preso le robó la pistola a un policía

Un preso le robó la pistola a un policía y el GEOP entró a la celda a recuperarla




Diario Patagónico pudo romper con el hermetismo que las autoridades policiales habían decidido mantener respecto al robo de un arma en la Seccional Sexta. Martín Abadie, uno de los condenados que se encuentra alojado en esa comisaría, fue observado a través de las cámaras de seguridad cuando ocultaba el arma de servicio perteneciente al celador. Tuvo que actuar el Grupo Especial de Operaciones Policiales antes de que se produjera una fuga armada. Irrumpió con uso de bombas disuasivas para recuperar el arma y dos cargadores.



La Seccional Sexta -comisaría que el año pasado fue noticia por la muerte durante un incendio de los procesados Matías Mulheman “el descuartizador del Moure” y Gabriel Mirol-, volvió a ser escenario de un incidente el lunes pasadas las 14, ya que el Grupo Especial de Operaciones Policiales debió intervenir en el robo de un arma protagonizado por un detenido.



A pesar del hermetismo que las autoridades policiales decidieron mantener con respecto a la operación, según fuentes consultadas por Diario Patagónico el condenado Martín Abadie aprovechó un descuido del efectivo policial que hacía servicio de interno (cuida presos) y le hurtó el arma de servicio.



Abadie, conocido por su fortaleza física y conocimientos de taekwondo, fue observado a través de las cámaras de seguridad de los pasillos de la comisaría cuando tomaba el arma del policía. El uniformado se había quitado la misma para ingresar a una celda, según lo establece el protocolo. Y Abadie aprovechó un movimiento para tomar la pistola y esconderla en la celda lindante que comparte con otros presos.




Con las imágenes del circuito cerrado de cámaras, las autoridades de la comisaría convocaron al Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP). El grupo de asalto, especialista en toma de rehenes y atrincheramientos, se movilizó así desde Kilómetro 17 hasta la comisaría del barrio San Cayetano.




Se planificó el caso, evaluando las diferentes maneras de poder irrumpir en la celda ante la peligrosidad del preso armado. La situación fue más que tensa. Los policías creían estar frente a una posible fuga armada, ya que el detenido tenía en su poder dos cargadores además de la pistola.



La fuga no alcanzó ni a planearse porque el GEOP recuperó el arma. “Todos al suelo, al suelo”, gritaron sus integrantes luego de arrojar bombas disuasivas y generar desconcierto entre los presos. Una vez que esposaron y redujeron a todos los condenados y procesados alojados en las celdas, encontraron la pistola del policía escondida en la celda de Abadie



DURO DE ROER

Franco Martín Abadie (24) es el mismo detenido que a mediados de enero último saltó un murallón de seis metros para intentar fugarse de la alcaidía policial. Un celador detectó cuando alrededor de las 16:40 de ese día, el condenado por homicidio trepaba el alambrado perimetral del paredón que da a la calle Hugo Manson y tras arrojarse hacia el exterior fue hallado por los efectivos escondido debajo del semirremolque de un camión.Se pudo establecer que había violentado una chapa del orificio donde se encuentra instalado un artefacto lumínico. Así, se introdujo por un conducto por donde pasan las cañerías de calefacción, agua, electricidad y cloacas, en un sector denominado sala técnica.Tras recorrer varios metros por ese orificio interno de las paredes, salió al techo del pabellón y ganó un patio interno. Cada vez más cerca de su anhelada libertad, rompió una placa de yeso y salió al patio exterior de la alcaidía.




En momentos en que trepaba el murallón fue visto. A pesar de ello, arrancó varios metros de alambre de púas y sin pensarlo se arrojó hacia la calle, donde la altura le jugó una mala pasada ya que lesionado en una pierna no logró avanzar demasiado y fue recapturado.
Ya durante la madrugada del domingo 13 de diciembre de 2011, había intentado ingresar junto a un cómplice a través de los techos a Triax Extreme, un comercio céntrico de la calle San Martín. Al verse rodeado por la policía se arrojó de cabeza a la vereda y terminó hospitalizado.




Su ingenio lo llevó al día siguiente a escaparse del Hospital Regional burlándose de la custodia que le habían asignado. En esa oportunidad, Abadie también decidió saltar desde el segundo piso donde se encontraba internando y logró huir.



En tanto, en junio de 2013 fue condenado a la pena de nueve años de prisión por el homicidio de Elvio Acuña, quien falleció el 23 de febrero de ese año tras haber sido baleado el 29 de enero.




http://www.elpatagonico.net/nota/257846-un-preso-le-robo-la-pistola-a-un-policia-y-el-geop-entro-a-la-celda-a-recuperarla/#galleryintv53292v10
0
0
0
0No comments yet