Check the new version here

Popular channels

Una Colombiana se llama abcdefg hijkmln opqrst uvwxyz

Una diseñadora decidió cambiar su nombre para hacerlo impronunciable y poco común, cogiendo las letras del abecedario para poder formarlo

Se llama ABCDEFG HIJKLMN y sus apellidos OPQRST y UVWXYZ, también es conocida como Ladyzunga. Informa el diario colombiano Las 2 Orillas
Según ha contado buscaba un nombre que no tuviera ningún género. La joven tuvo que hacer numerosos trámites para poder lograr el cambio, ya que lo consideraban un cambio extremo. Su nombre podría formar parte de los nombres mas raros del mundo.

Esta mujer, se da el lujo de llamarse con todas las letras del abecedario pero además practica BDSM, es diseñadora de ropa y artista. Su obsesión: romper tabúes

El 31 de diciembre del año 2012, LADYZUNGA llegó a la notaría primera de Popayán. Se acercó a la ventanilla de trámites y solicitó los formatos para cambio de nombre. En el espacio de apellidos escribió: OPQRST | UVWXYZ, mientras en el espacio de nombres firmó ABCDEFG | HIJKLMN. Entonces sufrió el primer rechazo de una decena que vendrían:

—¿Qué idioma es ese? —, preguntó la funcionaria de la notaria pero LADYZUNGA no le contestó nada.

—La notaria dice que con ese nombre no se puede hacer el trámite —dijo la funcionaria al regresar de la oficina de su jefe.

—¿Puedo hablar con ella directamente? —, preguntó LADYZUNGA.

Lady siguió hasta la oficina y se dispuso a dar razones de sentido común y de peso, siempre teniendo en cuenta las leyes colombianas.

—Eso no es un nombre —, afirmó tajantemente la notaria. Entonces LADYZUNGA sacó su armamento.

—Ese es el nombre que yo quiero. En Colombia no hay restricciones para los nombres. ¿Las y los notarios deben ser imparciales cierto?

—Si.

—Usted está tomando juicio y parte, no está siendo imparcial.

—Haga una solicitud de consulta y la enviamos a la Registraduría Nacional —, sentenció con ira la notaria.

El 3 de enero Lady regresó a la misma Notaría con un derecho de petición solicitando que le informaran exactamente qué demandaban los artículos 23, 29 de la Constitución Política, también los artículos 4 y 5 del Código Contencioso Administrativo, decreto 0999 de 1988 y además normas concordantes y que le respondieran el por qué no podía cambiarse sus nombres y apellidos. Leyes que LADYZUNGA ya había estudiado y que confirmaban que ella podía llamarse de la manera como lo había solicitado.

Pero la notaria de nuevo levantaría la voz y concluiría:

—Yo no lo voy a hacer porque no le voy a ¡DAÑAR! su registro civil.

Con la rabia de sus derechos vulnerados, Lady regresó a Bogotá. Un par de días más tarde se dispuso a hacer el trámite en la notaría novena de Chapinero, pero se encontró con más taras. El funcionario que la atendió también se negó a llevar a cabo el proceso.

—No lo podemos hacer. Vamos a enviar una consulta a la Registraduría Nacional. —aseguró el funcionario.

Pero de inmediato LADYZUNGA replicó:

—Pregunta, ¿la Registraduría Nacional es la que avala o dice que un nombre es un nombre o que determinada qué palabra puede ser usada como nombre?

—No —respondió el delegado

—¿Entonces?

—Pero es que yo no conozco a la familia OPQRST.

—¿O sea que usted debe conocer o conoce a todas las familias del mundo?

—No.

—¡¿ENTONCES?!

0
0
0
0
0No comments yet