About Taringa!

Popular channels

Una historia para reflexionar.



Estaba el padre y su hijo sentados a la mesa. El padre leyó con atención el periódico. Movía los labios como si estuviese murmurando palabras sin sonido. Su hijo, Antonio, estaba haciendo la tarea. En un momento miró a su padre y no pudo evitar leer el titular del diario. Antonio es muy curioso entonces preguntó.

—¿Qué es el neoliberalismo, pa?
Alfonso, su padre lo miró por sobre el periódico y lo apoyó en la mesa.

—El neoliberalismo es un modelo económico, el cual, consiste en la libertad económica donde los mercados son determinados por los movimientos de las corporaciones y las grandes empresas y no existe, o existe un mínimo de intervención del Estado.
Antonino, dubitativo asimiló el mensaje del padre.

—¿Por qué debería haber un Estado interventor? —preguntó Antonio, relacionando la libertad económica con otros tipos de actividades.
Alfonso bebió un trago de té humeante, apoyó la taza en el plato y se quitó los lentes antes de responder.

—El estado ofrece medidas que protegen tanto a las empresas que participan en el mercado, como a los consumidores de ese mercado. El Estado adopta medida, o así debería ser, para que el mercado sea más justo.

—¿No es mejor que podamos hacer lo que queramos? ¿Lo que creamos conveniente?

—No —dijo con una leve sonrisa— porque si dejamos que las empresas hagan lo que les convine, aumentarían los precios cuando y cuanto quisieran, podrían tomar medidas que dificulte la operación de empresas más chicas y formar monopolios.

—¿Qué es un monopolio? —preguntó Antonio.
Alfonso bebió otro trago de té, antes de responder.

—Un monopolio es un mercado dominado por una empresa que ofrece un producto o un servicio y solo lo ofrece una empresa, entonces, los beneficios que adquiera al vender, se benefician ellos. Y un oligopolio es un mercado el cual está dividido por dos o más empresas.
Antonio se tomó su tiempo para razonar sobre el neoliberalismo. Luego dijo:

—Pero hay gente que está a favor y también gente que está en contra.

—Claro el neoliberalismo es una idea y como tal tiene defensores y opositores.

—Sigo sin entender porque la gente puede defender o no esa idea.

—Hay varias razones, ya sea por un gobierno, los medios, que pueden beneficiarse con el libre mercado. Estos pueden narrar o crear la historia que a la gente le llega y son influenciadas para apoyar esa idea. También hay grupos económicos y empresas que se beneficias con las políticas neoliberales.

—¿Por qué?

—Imagináte que vos me pedís un préstamo a mí, yo soy un país extranjero, te doy el préstamo que me tenes que devolver a cierta fecha. Vos haces lo que consideras correcto, pero si el día de la fecha no me devolves lo pactado, se extiende el límite de pago, peo corren intereses. Yo al prestarte dinero, recibo un pago por mes, es decir vos sos mi activo porque recibo dinero todos los meses. Ahora, hay medidas como la privatización, esto significa que un Estado puede vender empresas bajo su control para recibir dinero. El problema es que existe un límite de empresas, sino se invierte el dinero en infraestructura, no sirve para nada la privatización, además esas empresas pasan al control de grupos privados generalmente extranjeros que se llevan el dinero a su país. ¿Entendés la relación?

—Creo que sí ¿Hay recortes verdad?

—Sí, hay menos dinero para la educación, la salud, la seguridad, hay menos trabajo. Sin educación, el pueblo es ignorante y vive en malas condiciones y no tiene herramientas intelectuales para defenderse ante los abusos de un gobierno o mercado neoliberalista.

—Sin trabajo no hay capacidad de consumo, hay menos recaudación, es un círculo.

—Así es ¿Cuántas veces vemos en el noticiero sobre un asalto o un crimen? Y esto afecta de alguna manera a la soberanía y la independencia.

—Por qué si la gente debe pagar por educación y no tiene dinero, el país no podrá formar científicos ni tecnólogos, obligando al país comprar productos a otros países o que los privilegiados estudien en otro país. La ciencia y tecnología nos ayudan a ser independientes y nos permiten contribuir a los inventos que pueden ayudar a la humanidad independientemente del país en que uno viva.

—Entonces sin impuestos, hay menos consumo, las empresas al no poder colocar en el mercado sus productos, quiebran, el gobierno aumenta los impuestos, además uno debe pagar la movilidad y todo eso contribuye a la crisis, todo por la falta de empleo.

—Así es.

—Nunca voy a aceptar el neoliberalismo.
Alfonso sonrió.

—Cuando crezcas ya sabrás que modelo de gobierno conviene elegir.



0No comments yet