Check the new version here

Popular channels

Uruguayos, las amarguras no son amargas

Nadie es profeta en su propia tierra, por más elogios que se escuchen de diversos sectores de la sociedad sobre la situación actual del país, para los uruguayos no es suficiente, raza rara la uruguaya! capaz que escuchando a los de afuera nos damos un poco cuenta en dónde tenemos la enorme fortuna de vivir....

TRANSPARENCIA




Uruguay tiene “buenas noticias” en materia de transparencia, destacó el titular de la Contraloría General de Chile, Ramiro Mendoza, al informar que superó a su país en tres lugares en la escala del Índice de Percepción Mundial de Corrupción tras haber compartido el puesto 22. También elogió el trabajo del Tribunal de Cuentas en materia de auditorías externas, que se verá beneficiado con un nuevo sistema.

En el marco de la presentación del Sistema Integrado de Control de Auditorías (SICA) que comienza a implementar el Tribunal de Cuentas de Uruguay, un experto chileno visita Montevideo. Se trata del contralor general Mendoza, quien conversó con la Secretaría de Comunicación sobre los alcances de esta herramienta y su replicación en otros países vecinos.

“Lo que está detrás del lenguaje de la democracia es el voto, es la elección y lo que está detrás del lenguaje del control es el entendimiento y la tecnología”, señaló tras resaltar la labor del Tribunal de Cuentas uruguayo en la implementación de auditorías externas.

“Nosotros estamos tratando de hacer en la región un entendimiento común con un uso compartido de la tecnología que nos es común”, añadió.

El titular de la Contraloría chilena explicó que el costo de esta herramienta ya está absorbido por el Estado de su país y que lo que les interesa es traspasarla y, a la vez, aprender de las experiencias de control de otros países.

“Cada vez que Chile entra a colaborar con un país en este proyecto mejoramos nuestro producto. En Colombia está funcionando hace tres o cuatro años, ahora Uruguay se constituye en el tercero en América del Sur en usarlo y en este momento se están haciendo las adecuaciones para Perú”, relató.

En cuanto a la forma en que viene trabajando Uruguay en la concreción de auditorías externas, Mendoza dijo que este, como los demás países de la región, seguramente tenga cierta vocación al “autocastigo”, ya que se suele pensar que se trabaja mal. Sin embargo, aseguró que Uruguay tiene “buenas noticias”.

En ese sentido, recordó que Chile y Uruguay compartieron por muchos años la misma ubicación en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional.

“Estábamos en el lugar 22, y ustedes hace dos años se nos ‘arrancaron’ y no solo están más arriba sino que hoy están en el número 19 del mundo del Índice de Percepción de Corrupción”.
Dijo que es “una tremenda noticia” porque, por ejemplo, Chile sigue estancado en el lugar 22, pese a los esfuerzos realizados por subir.

“El tema no es dónde uno está sino cómo no caer y seguir subiendo. Desde esa perspectiva, esta es una herramienta de colaboración”, apuntó Mendoza, en alusión a la implementación del SICA en Uruguay.

Mendoza asume que Uruguay tiene nuevos desafíos en un tema que es esencial. “La labor que nosotros hacemos está íntimamente ligada con la calidad de la democracia. La gente no lo ve, pero es mucho más democrático que un peso público se gaste de manera eficiente a que se gaste de mala manera”, indicó el experto chileno.

“Si el Estado da beneficios educativos, de salud, con un buen colchón le va a llegar ese recurso a quien le debe llegar, y eso es un aporte a la democracia”.

ECONOMÍA





Uno de los principales analistas a nivel mundial señala que los uruguayos “deberían estar orgullosos” de la apreciación de su moneda.

¿Qué tanto afectan las posibilidades de Uruguay en el nuevo escenario global, padecer una inflación por encima de 9% y una moneda más apreciada que sus principales socios comerciales?

¿Padecer? Uruguay no padece. Argentina, Venezuela, eso es padecer. Los uruguayos lloriquean como niños pequeños: “¡Mi moneda está muy fuerte!”. Lidien con eso. Estén orgullosos de que todo el mundo quiera venir a Uruguay porque hace 10 años nadie quería hacerlo. Su moneda fuerte es una señal de éxito. Si fuera débil estarían quejándose de lo mal que están y ahí sí estarían en lo cierto.

Usted es optimista respecto al futuro de la economía uruguaya…

Ustedes venden proteínas y siempre van a tener quien pague por eso lo que valen. La demanda va a seguir ahí. La suba del dólar va a hacer más competitiva a la soja uruguaya, los precios del petróleo van a bajar y eso va a reducir los costos energéticos. Pero va a haber volatilidad, es parte de la naturaleza de los negocios. Tenemos miedo al cambio y en la próxima década el mundo va a cambiar más que en el último siglo. Mi mayor consejo para Uruguay es que resuelva cómo lidiar con los cambios mejor y más rápido que cualquier otro.

¿Estamos preparados para eso?

Por supuesto que no. Tampoco EEUU ni Europa. Nadie lo está. El país que mayor éxito tenga será aquel que mejor resuelva cómo lidiar con el cambio. Ese es el secreto de Singapur. Se reconvirtió por completo y a conciencia. La mayor ventaja que tiene Uruguay frente sus vecinos es que son tres millones de habitantes. Todos los líderes pueden sentarse en una mesa, ver los cambios que vienen por delante y pensar cuál es la mejor manera de anticiparse a ellos. Son educados, están creciendo y tienen una moneda fuerte –eso es algo bueno–. Pueden pensar qué va a querer el mundo dentro de 10 años y proveerlo.

O sea que se trata de una cuestión política, no económica…

Por supuesto. El mercado cambia pero no con una visión a 10 años. Muy pocas empresas pueden darse ese lujo. Para eso se necesita política y cooperación. Es como dispararle a un pato. Si se le apunta al lugar donde está, seguro se va a fallar. Hay que poner la mira en su trayectoria, donde va a estar en el futuro.

¿Cómo ve el panorama en Brasil y Argentina?

Brasil tiene una excelente infraestructura y una buena legislación laboral. Tiene más oportunidades de las que hoy aprovecha. Es un país de enorme potencial. En Argentina, el problema es el gobierno. Piensa que la propiedad de uno le pertenece. Es un mal socio para los negocios, ¿por qué habría de invertir allí si puedo hacer crecer la soja en Uruguay o Paraguay? Argentina es el país más triste de la región, porque tienen tanto potencial, tanta belleza en su país y tanta educación. Es un país maravilloso con un muy mal gobierno. Ahí está Singapur, una isla sin nada pero con un muy buen gobierno, y por lo tanto próspera. ¿Por qué a Singapur le tiene que ir mejor que a Argentina?

La región se desacelera, ¿qué tanto podrá soportar la crisis?

El mundo en desarrollo va a tener problemas. No hay forma de no verse afectado. La buena noticia es que vamos a seguir comiendo. Siempre vamos a necesitar carne, soja y papel.





La propuesta, que llega en un momento en que la seguridad alimentaria está en boca de todos a raíz del caso de contaminación de productos con carne de caballo detectado este año en Europa, forma parte del programa "Uruguay Natural", que es además el lema turístico de este pequeño y verde país sudamericano.

La primera "parrilla gourmet" se abrirá a mediados de agosto en Montevideo, en la selecta zona de Punta Carretas, bajo la supervisión del Instituto Nacional de Carnes (Inac), impulsor del proyecto.

La iniciativa "es el resultado de nuestra participación en varias ferias internacionales, entre ellas la Expo Zaragoza del 2008 y la Expo Shanghai de 2010", en las que se presentaron sendos programas pilotos del proyecto, destacó a Efe Daniel Sparano, jefe de Seguimiento de Proyectos de Inac.

Los nuevos restaurantes tendrán "cortes de alta calidad y carnes certificadas por el proceso de trazabilidad que vamos a presentar primero en casa antes de abrirlo al mundo", explicó.

Empresarios de China, Rusia y Costa Rica ya se han mostrado interesados en la posibilidad de adquirir la franquicia para abrir locales en sus países.

Según Sparano, la idea es que Uruguay "tenga embajadas gastronómicas" en distintas partes del mundo a través de restaurantes "donde la carne será la estrella, pero también habrá lugar para los vinos, quesos y otros lácteos de primer nivel".

Además de ser "totalmente naturales", las carnes uruguayas son "muy ricas" pero "hay que darles el tratamiento adecuado", relató el representante del Inac, que aspira a que esos restaurantes se conviertan también en "escuelas de alta gastronomía".

Al hacerse con una de esas franquicias, el empresario recibirá el servicio de parrillero (asador) durante tres meses para preparar las carnes pero también para formar asadores, así como el de un chef durante un mes para asesorar a clientes y perfeccionar el trabajo del personal.

Hace cinco años en la Exposición Universal de Zaragoza la "parrilla gourmet" uruguaya recibió durante tres meses "a unos 800 comensales diarios y algunos días hasta más de 1.000", y "la preferencia de los consumidores fue en tercios entre carne jugosa, a punto y cocida", según Sparano.

Para Uruguay, un país de 3,3 millones de habitantes y 11 millones de cabezas de ganado bovino (vacuno), el programa de trazabilidad es "fundamental" para la venta al exterior de carne, que actualmente llega a 123 países.

"Somos el único país en el mundo que tiene todo su ganado identificado; son vacas con carné de identidad", destacó.

"Certificamos que nuestra carne es libre de hormonas y de antibióticos, el ganado no se alimenta de proteína animal y proviene de pasturas naturales o campos mejorados", añadió.

Además el ganado se cría a cielo abierto y con aguadas naturales para respetar el bienestar del animal.

El mundo "pide a gritos seguridad alimentaria, hoy el consumidor lo exige y Uruguay con sus carnes se la asegura totalmente", remató.

¿Pero cómo funciona la trazabilidad? A cada uno de los 2,5 millones de terneros que nace anualmente en Uruguay se le coloca una argolla electrónica, en la que se registra el establecimiento (estancia) en que nació, quién es el propietario y su trayectoria vital.

Luego se agrega toda la información referida al trato que recibe cada cabeza de ganado cuando es faenada: en qué frigorífico (matadero), en qué fecha y cómo fue procesada hasta llegar los cortes de carne envasados al vacío para la exportación.

Así, un comensal podrá conocer todos los detalles de la carne que va a consumir a partir de un código de barras y un teléfono móvil cuando tenga el plata enfrente.

Los progresos uruguayos en esta materia fueron ya reconocidos por la Unión Europea, principal mercado para las ventas del país en volumen económico, para el uso en tropas (grupo de cabezas de ganado) en 1996.

Desde entonces se ha ido perfeccionando el sistema, manifestó hoy a Efe Gregorio Dessatti, de la unidad de Ingeniería y Arquitectura del Sistema Electrónico de Información de Inac.

"Hoy podemos tener la identificación al máximo con un trozo de carne en el plato y sabemos de qué animal provino", incluso con su foto, enfatizó Dessati.

Jorge Figueroa

SOCIEDAD





El exalcalde de Bogotá Antanas Mockus emprendió un estudio sobre estrategias de cultura ciudadana y convivencia en las ciudades de Latinoamérica y Estocolmo, Suecia. En una de sus investigaciones incluyó a Montevideo como foco de estudio. Previo a la presentación de los resultados en la capital, Mockus fue entrevistado por En Perspectiva.

En el diálogo, el colombiano sostuvo que "una definición de cultura ciudadana sería la capacidad que tiene una sociedad de regular el comportamiento entre desconocidos". Sobre los resultados del estudio en Uruguay, consideró que, a diferencia del resto de los países de América Latina, nuestro país “confía” en la democracia. Por último, destacó que "Uruguay es un bastión en la lucha por civilidad" y "contra el populismo penal, que es ganar votos prometiendo más cárcel, estigmatizando más al delincuente o al transgresor".

Leer más: http://www.espectador.com/sociedad/296337/el-uruguayo-esta-menos-destrozado-que-el-latinoamericano-promedio-que-piensa-bien-de-si-mismo-y-pestes-de-su-compatriota





Expertos de la Universidad de Harvard que formaron la ONG “Iniciativa para el Progreso Social”, que en Uruguay tiene a la consultora Deloitte como sponsor, desarrollaron un nuevo índice de medición del bienestar.

Este índice evalúa a 132 países. Uruguay quedó en el lugar 26. La divulgación de esta información se realizó durante “En Perspectiva” y estuvo a cargo de la economista Tamara Schandy de la consultora Deloitte.

El indicador desarrollado busca tener una mejor aproximación al tema de la medición del bienestar en las sociedades. No solo incluye el nivel de PBI per cápita sino que también incluye el nivel de distribución de esa riqueza.

Parte de la base que un PBI elevado no lleva, necesariamente, a una mejor calidad de vida. Este debe estar acompasado por servicios adecuados como los son las inversiones en salud, educación y protección social.

Se explica en la nota que este “índice es un ranking que considera en total 53 indicadores”. Estos indicadores están agrupados en distintas categorías. A partir de allí se elabora lo que esta fundación considera las tres dimensiones de “base” del progreso social: Necesidades humanas básicas, Fundamentos del bienestar y Oportunidades.

A modo de ejemplo en “Necesidades básicas” se toman en cuenta indicadores de nutrición, acceso al agua y saneamiento, vivienda y seguridad personal.

En la dimensión “Fundamentos del bienestar”, explica Schandy “se toma en cuenta el acceso al conocimiento, acceso a la información, indicadores de salud y de sustentabilidad ambiental”.

Dentro del componente “Oportunidades” se evalúan aspectos como el “respeto a los derechos individuales, la libertad de elección, la tolerancia y temas de inclusión social”.

Una de las diferencias con el conocido indicador internacional de desarrollo humano, IDH, es que este “toma al PBI per cápita como una de las dimensiones del índice, mientras que en el “Índice de Progreso Social” esa no es una variable directa en el cálculo”.

“Uruguay obtiene un muy buen posicionamiento, mucho mejor que el que tiene en términos de PBI per cápita, en donde está en el puesto 43 de estos 132 países que se consideraron en la muestra” explica Schandy .

“Uruguay obtiene la mejor posición en la dimensión “Oportunidades”, con el lugar 18 entre los 132 países relevados. Allí destacan temas de libertad económica, derechos individuales y reducida percepción de corrupción”.

Uruguay también se posiciona muy bien “en lo que hace a temas de tolerancia e integración de diferencias raciales y religiosas”. En “Necesidades Básicas” destaca el acceso al agua y saneamiento.

“El “top 10″ está integrado por países desarrollados y que tradicionalmente tienen buenas puntuaciones en este tipo de rankings. En particular, lo lideran Nueva Zelanda, Suiza e Islandia” dice la economista.

Nueva Zelanda es el líder en este ranking pero está en el lugar 25 de PIB per cápita.


0
0
0
0No comments yet