Popular channels

Usó Un Vestido Horrible Para Ir Al Funeral De Su Amigo.

Antes de que el soldado británico Kevin Elliot partiera a Afganistán, hizo un pacto en broma con su mejor amigo, Barry Delaney.

Antes de salir, Elliot propuso que si moría en combate, Delaney tenía que usar el vestido más feo que encontrara para ir a su funeral. Delaney no dudó en aceptar la sombría, pero innegablemente divertida petición.

Ya en Afganistán, Elliot siguió en contacto con Delaney. No podían verse las caras, pero su amistad siguió siendo muy fuerte.

Desafortunadamente, la exigencia del Soldado Elliot tuvo que ser cumplida tres años más tarde.



Cuando llegó la hora de ir al funeral de Elliot, Delaney sabía lo que debía hacer. Se sirvió el trago favorito de su amigo, brindó por el héroe caído, y se puso el vestido más ridículo que pudo encontrar. Ah, sí, también unas medias altas color rosa neón.



Tal vez el vestido de Delaney parecía estar fuera de lugar a primera vista, pero la historia calzaba a la perfección. Todos los presentes estaban al tanto de la promesa que le había hecho a Elliot y estaban completamente conmovidos por esta demostración de amistad.




Qué tributo tan conmovedor. Admiro mucho el compromiso de Delaney ante una promesa hecha hace años. El Soldado Elliot sacrificó lo más grande que tenía, ¿Qué tiene de malo sacrificar un poco de dignidad en su honor?



fdfffd
0
0
0
0No comments yet