Canales populares

Veganos y vegetarianos ¿moda o conciencia?


En este último tiempo, el vegetarianismo y veganismo han ganado terreno en nuestro país y cada vez son más las personas que suprimen la carne de su alimentación diaria. ¿Qué implica ser vegetariano o vegano?
Empecemos por determinar las diferencias entre uno y otro. Por un lado, están los vegetarianos que no comen carne (incluyendo el pollo y el pescado), sin embargo consumen los productos animales que no ocasionan la muerte de la especie.

Los veganos no consumen ningún producto obtenido del animal.
Los motivos por ser vegano incluyen el rechazo del maltrato de los animales en cautiverio y/o la filosofía de que los animales producen sus respectivos productos para su propio uso (las abejas producen miel para el consumo de su propia colmena) y que la acción de quitárselo constituye un “robo”. Nuevo Diario consultó a la ingeniera en alimentos Claudia Guzmán sobre los pros y contras de llevar una dieta libre de carne o derivados de los animales.

En ese marco, indicó que “ambos (veganos y vegetarianos) se alimentan principalmente de frutas y verduras, cereales, legumbres y frutos secos. Los vegetarianos no comen carne (incluyendo el pollo y el pescado), sin embargo algunas variantes de la dieta vegetariana pueden incluir pescados y otros productos animales como lácteos, huevos y miel”.
“Los veganos en cambio no consumen ningún producto obtenido de los animales, ya sea porque implica sacrificar al animal o porque se priva a sus crías de este alimento que le “quitamos”.



¿Se la puede considerar saludable o tiene algunos faltantes? ¿Cuáles?
Este tipo de dietas excluye un grupo importante de alimentos con el riesgo de una mala nutrición por deficiencias en nutrientes críticos. Se sabe que la carne (consumida no más de dos veces por semana en cortes magros tamaño naipe) aporta proteínas de alta calidad, además de hierro y otros minerales.

No debe ser erradicada de la dieta, ya que tiene un par de componentes insustituibles: todo el complejo de vitamina B y una buena concentración de lisina, un aminoácido imprescindible para las hormonas y anticuerpos que casi no se encuentra en los alimentos de origen vegetal.



0No hay comentarios